Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Jueves 18 de Diciembre de 2014

Disyuntivas económicas 2009

La crisis financiera internacional y su incidencia sobre la economía colombiana, sumada a la incertidumbre política relacionada con las elecciones presidenciales en nuestro país dentro de menos de dos años, plantea una serie de interrogantes y disyuntivas para el manejo económico del 2009 que valen la pena discutir en esta época.

La primera se relaciona con la fijación del salario mínimo para el año venidero. En el 2008 la inflación se desbordó y alcanzará cerca del 7,5% a fines de diciembre, superando con creces la meta fijada por el Banco de la República, lo que haría pensar que se debe efectuar un alza significativa. Lo sucedido en el frente internacional en los últimos meses del año sugiere, no obstante, la necesidad de tener extrema cautela en la fijación del mínimo. Las proyecciones mundiales indican que el 2009 será un año de desaceleración económica y de incremento en el desempleo. Esta circunstancia, en conjunto con la caída en los precios internacionales de los productos básicos, seguramente conducirá a una inflación inferior a la registrada actualmente y en línea con el rango entre el 4,5 y 5,5% meta fijado por el Emisor para el 2009.

Esto lleva a estar de acuerdo con la posición de aumentos moderados del salario mínimo que viene sugiriendo el sector empresarial y que debería acoger el Gobierno.

La segunda disyuntiva tiene que ver con el manejo de la liquidez y las tasas de interés por parte de la junta del Banco de la República. Si bien se reconoce que el Banco actuó acertadamente y de manera precautelativa elevando las tasas de interés para impedir un crecimiento exagerado de la demanda agregada, es claro que las nuevas circunstancias internacionales e internas indican que ha llegado la hora de cambiar la orientación de la política monetaria. Esto lo ha reconocido el Emisor en sus comunicados y en sus acciones recientes. La mayor liquidez mediante la reducción de encajes y la fijación de un rango meta de inflación para el 2009 superior al fijado para el 2008 así lo demuestra. La disyuntiva que enfrenta ahora la junta es desde cuándo comenzará a reducir las tasas de intervención del Emisor, en qué magnitudes y por cuánto tiempo. El próximo viernes comenzaremos a apreciar la nueva política.

La tercera disyuntiva es la del Gobierno Nacional frente a la política fiscal que desarrollará en el futuro inmediato. Es claro que el menor crecimiento de la economía colombiana, que se proyecta entre el 2,5-3,5% para el 2009, se traducirá en recaudos fiscales inferiores a los proyectados. De hecho, los menores ingresos por impuestos ya se vienen dando en este año. ¿Procederá el Gobierno a reducir y ajustar el gasto público en función de los menores ingresos que perciba el fisco, de tal suerte que se mantengan y se cumplan las metas fiscales fijadas en el Marco Fiscal de Mediano Plazo? Esto es lo anunciado por el Ministro. No obstante, existirán argumentos académicos y presiones políticas para hacer una política fiscal contracíclica. A mi juicio, la posición 'conservadora del Ministro' es más recomendable.

Por último, los empresarios enfrentan la disyuntiva de si sus planes de expansión y de inversión privada se deben recortar a la luz de los acontecimientos internacionales y de la desaceleración económica interna. Sin duda, los crecimientos prospectivos de las ventas serán inferiores a los originalmente previstos. Asimismo, la crisis internacional reducirá el acceso y encarecerá los recursos internacionales de mediano plazo. Esto conllevará a menores índices de inversión privada, no obstante los esfuerzos por crear confianza inversionista. Lo importante es que esta no se vea desalentada por incertidumbre política frente al proceso electoral del 2010.

rjunguito@fasecolda.com

Publicación
portafolio.co
Sección
Opinión
Fecha de publicación
16 de diciembre de 2008
Autor
Roberto Junguito Presidente de Fasecolda

Publicidad