Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Miercoles 03 de Septiembre de 2014

Nuevo subsidio para vivienda: puede representar hasta el 30% de la cuota

Las recientes cifras que evidenciaron la desaceleración de la economía colombiana, del sector constructor y particularmente de la vivienda explican, en parte, la decisión del Gobierno de plantear un nuevo subsidio.

El alivio puede representar hasta un 30 por ciento de la tasa de interés y los beneficiarios serán quienes se animen a invertir en la compra de vivienda nueva hasta de 166 millones de pesos. El viceministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, advirtió las bondades de la medida, que el presidente Uribe dará a conocer mañana, durante la instalación de la Asamblea del BID, en Medellín.

Y aunque el Gobierno explica que el objetivo es favorecer tanto a los estratos bajos como a los medios, algunos analistas, que incluso califican el anuncio como una improvisación surgida en la medida en que la crisis es evidente, dicen que el nuevo subsidio claramente apunta a beneficiar más a la clase media.

El decreto que daría vía libre a estos auxilios, que suman 500 mil millones de pesos y que provienen del Fondo de Estabilización Hipotecaria (con el que el Banco de la República administra el 50 por ciento de la remuneración del encaje de los establecimientos de crédito), ya fue discutido con el Ministerio de Hacienda y con la Asobancaria, pero no aún se ha firmado.

"Confiamos en que se agilice el trámite y que los ajustes sean mínimos", dijo el funcionario, quien destacó que la medida incentivará la compra de vivienda en un segmento que, por estar en la mitad, no recibe la atención de los más bajos, pero necesita más crédito que los altos.

Cuando el decreto sea un hecho, los interesados simplemente tendrán que acudir al banco de su preferencia y llenar la solicitud de préstamo con base en los requisitos de rigor. "Así de simple", enfatiza Henao, quien transmite el interés del Gobierno de no poner a dar vueltas a la gente, hacer expeditos los procesos, agilizar las aprobaciones y, de paso, aportar al empleo en el sector, que genera un buen número de mano de obra (más de 900.000 puestos en el 2008).

Los topes del subsidio

La segunda parte de la medida destaca dónde estarán los beneficios: quienes compren Viviendas de Interés Social (VIS) en todos los rangos hasta el tope, 135 salarios mínimos (unos 67 millones), tendrán un alivio de cinco puntos en la tasa de interés. En este caso hay que advertir que reciben la ayuda quienes no tengan subsidio y, de todas formas, podrán elegir entre el tradicional auxilio de las cajas de compensación o el nuevo alivio, pero nunca podrán acceder a los dos.

Para quienes inviertan en inmuebles entre 136 y 235 salarios mínimos (de 67,5 a 116 millones) el auxilio será de 4 puntos, mientras que para aquellos que compren viviendas entre 236 y 335 salarios mínimos (de 117 a 166 millones) el beneficio será de 3 puntos.

Henao asegura que, por ejemplo, a un préstamo de 100 millones de pesos, con una cuota promedio de 1,4 millones mensuales, el Estado le subsidiará 400 mil pesos, aproximadamente. Con el crédito aprobado...

Con el visto bueno al préstamo, los compradores tendrán siete años para pagarlo. Según Henao, esta determinación se basa en que los créditos serán en pesos, es decir, tendrán una tasa fija, lo que permite tener la misma cuota durante toda la vigencia.

"Para llegar a esta conclusión -dijo- nos basamos en estudios que demuestran que familias con créditos a 15 o más años hacen un esfuerzo y lo pagan en menor tiempo, 7 u 8 años, en promedio". Pero así como la medida del ejecutivo tiene bondades, también establece claros límites para los beneficiarios. Según el Viceministro, el subsidio se pierde si se deja de pagar la cuota durante 120 días. 

Opiniones divididas entre analistas

EDUARDO SARMIENTO, director del centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería

La medida, como todas las relacionadas con el crédito, tiene limitaciones. La baja de 2 puntos en la tasa de interés por parte del Banco de la República, de 10 por ciento a 8 por ciento (hoy en 7 por ciento), coincidió con una drástica reducción del crédito. El Gobierno debe hacer un buen diagnóstico de la crisis para saber por qué se generó, en vez de estar dando palos de ciego.

ÁLVARO MONTENEGRO, profesor de la Universidad Javeriana.

La construcción ensambla gran parte de la economía, pues utiliza insumos que se producen en muchas actividades de la industria y es un gran generador de empleo. Cualquier incentivo a las edificaciones es importante para mantener el empleo. Está bien impulsar el sector sin importar a qué estrato están dirigidas las ayudas.

ÁLVARO VILLOTA, constructor, gerente de la firma Norco

La crisis cogió al Gobierno mal parado y por eso surge este tipo de medidas, improvisadas, que debieron tomarse hace un año. Ahora, para un estrato sobreofertado en materia de vivienda y con una demanda restringida, el impacto será marginal; claro, algunos se beneficiarán, pero en medio de momentos difíciles para la economía, el impacto será mínimo.

Publicación
portafolio.co
Sección
Otros
Fecha de publicación
27 de marzo de 2009
Autor
GABRIEL E. FLÓREZ G. / REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Publicidad