Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Sabado 25 de Octubre de 2014

'En el Plan de Desarrollo 2010 - 2014 vamos a zonificar el país', dijo Hernando José Gómez

La iniciativa deberá ser presentada al Congreso a más tardar en febrero de 2011.

El Gobierno tiene listos los lineamientos generales del Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 que deberá presentar al Congreso en los próximos cuatro meses, como lo señala la Ley. Este documento será la guía del Ejecutivo en los próximos cuatros años, para la inversión social y el desarrollo.

Hernando José Gómez, director de Planeación Nacional, le contó a PORTAFOLIO los detalles del Plan.

¿Cómo se llamará el Plan de Desarrollo del Gobierno?

El nombre que hemos propuesto para el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 es "Hacia una sola Colombia: camino a la Prosperidad Democrática".

Y ¿cuál es el objetivo central?

El gran objetivo de este Plan de Desarrollo es alcanzar las metas y garantizar el cumplimiento de los compromisos del Gobierno, con el cual el pueblo colombiano eligió abrumadoramente al presidente Santos. Por lo tanto, el Plan de Desarrollo se centra en abordar y resolver las necesidades apremiantes de la Nación, pero sobre todo en asentar las bases de un país con Prosperidad Democrática. Un país con más empleo de calidad y menor pobreza.

Así mismo, uno de los focos del Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 es, a través de la generación de un entorno de igualdad de oportunidades para toda la población y para las futuras generaciones, reducir las brechas sociales y regionales existentes, y encarrilar al país Hacia una sola Colombia.

¿Cuál es la estrategia para que el Plan encaje en las propuestas del Gobierno?

El Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 se centra en tres ejes estratégicos que son: (1) el buen gobierno para la prosperidad democrática, (2) el desarrollo social integral y la igualdad de oportunidades para la población, y (3) el crecimiento económico sostenible.

La confluencia de las estrategias de estos tres ejes se traducirá en mayor generación de riqueza, más empleo y menor pobreza. Ahora bien, estas estrategias serán complementadas y así mismo complementarán las grandes reformas que está adelantando el Gobierno, las cuales buscan alcanzar estos mismos propósitos como son, entre otras, las reformas de tierras, de regalías, de víctimas, a la salud, de regla fiscal, y de formalización y primer empleo.

¿Por qué estar seguros de que el Plan va a solucionar todos los problemas que usted ha mencionado?

Es indiscutible que Colombia ha cambiado favorablemente en los últimos años y que la frase "vamos por buen camino" es particularmente relevante en la coyuntura reciente, aunque siempre hay que realizar ajustes para aprovechar las oportunidades de mejora. Estamos en la actualidad frente a un verdadero optimismo en el futuro, una gran confianza en el país que sigue mejorando, y una imagen en el exterior que es claramente positiva.

Pasamos de ser percibidos en el mundo como un Estado fallido a convertirnos en una democracia emergente, atractiva para la inversión. El turismo resurgió y el sector empresarial colombiano está invirtiendo, tomando apuestas y conquistando los mercados internacionales.

Sumado a esto, recientemente entramos a un selecto grupo de países -los Civets- percibidos en el planeta como economías con grandes expectativas de crecimiento para las próximas décadas. Creo, por lo tanto, que sí vamos por buen camino.

¿Los subsidios serán utilizados en el nuevo Plan?

La protección social parte de la necesidad de asistir a los grupos de población que, por sus condiciones de privación y capacidad para asumir mecanismos autónomos de protección, así lo requieran. Esta es siempre una función del Estado y constitucionalmente debe ser cumplida, lo que no significa que, bajo el mismo enfoque, los mecanismos de protección sean los mismos en el tiempo, pues se debe evolucionar hacia programas de generación de ingresos sostenibles.

La implementación del Sisbén III contribuye a valorar y actualizar estas condiciones, y el uso del mismo por parte de los programas sociales deberá llevar a condiciones de inclusión de las personas que así lo requieran. Esta actualización se seguirá llevando a cabo de manera periódica, tal como ocurre actualmente.

¿Tiene alguna propuesta para el manejo de la microeconomía?

La propuesta central en el frente microeconómico es consolidar un entorno de negocios que incremente la competitividad.

El crecimiento sostenible de la productividad de las empresas se multiplica en la medida en que exista, entre otros: un sistema financiero desarrollado, una regulación sencilla, un entorno de negocios que sea amigable y que facilite los procesos de internacionalización de las empresas, una infraestructura de transporte de calidad que cumpla con estándares internacionales, una población educada según las competencias laborales que demande el sector productivo, y un fácil y completo acceso a tecnologías locales y extranjeras.

Un elemento prioritario para el Gobierno, que es crítico para la competitividad en el nivel micro, es la formalización laboral y empresarial. Por medio de la Ley de formalización y primer empleo, y las estrategias incluidas en el Plan de Desarrollo, esperamos promover la generación de empresas formales y la formalización de empresas, a través de incentivos tributarios, comerciales y laborales.

¿Algún sector en particular tendrá un tratamiento especial en el PD?

El objetivo es promover un entorno de competitividad transversal que promueva el crecimiento de la productividad de todos los sectores de la economía y fortalezca los encadenamientos entre estos.

Ahora bien, en el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 se hace un especial énfasis en cinco sectores que esperamos sean los principales halonadores del crecimiento económico del país en los próximos años. Estas llamadas locomotoras son: sectores basados en la innovación, el sector agropecuario, la vivienda, la infraestructura de transporte y el sector minero-energético.

En relación con los sectores basados en la innovación, cabe resaltar la importancia de sectores estratégicos para el país, como son los servicios tercerizados a distancia de alto valor agregado, las tecnologías de la información y las comunicaciones, la biotecnología y la salud; así mismo el turismo, en donde Colombia tiene un inmenso potencial como motor de desarrollo y generación de empleo en todas las regiones del territorio.

Finalmente, hay que resaltar la importancia de consolidar los eslabonamientos de las locomotoras con "los vagones del tren", es decir, con los demás sectores de la economía en los cuales se genera la mayor parte del empleo. A modo de ejemplo, se encuentra que el sector de vivienda se interrelaciona con 32 actividades económicas, y en la cadena de petróleo se identifican hasta 38 bienes y servicios conexos.

¿Qué pueden esperar los colombianos en materia de protección social?

Lo fundamental es que la sociedad, en su conjunto, reconozca que a pesar de las dificultades en el proceso de implementación de políticas públicas, se deberá construir sobre los logros alcanzados en las últimas décadas.

En este sentido, los cambios o ajustes buscarán consolidar los avances en materia de cobertura, y afianzar las condiciones de acceso, eficiencia y calidad en los servicios. Pero, ante todo, las reformas deberán preservar la sostenibilidad del sistema de salud, de manera que las expectativas por mayores beneficios sean para todos y no para unos pocos.

Sin duda, los esfuerzos en formalización contribuirán a darle mayor respaldo financiero al sistema, el cual deberá resolver sus desafíos operativos para gestionar eficientemente las demandas de los ciudadanos, sin perder de foco los objetivos del sistema.

¿Cómo está planteado el desarrollo regional en el nuevo plan?

Colombia es un país caracterizado por su enorme riqueza y diversidad, pero a la vez por sus grandes disparidades regionales en términos sociales, económicos, geográficos y culturales. En este sentido, es necesario formular, desde la base del Plan de Desarrollo, objetivos y lineamientos de política que reconozcan estas particularidades entre las regiones.

Para este propósito, en el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 se definió una zonificación basada en mediciones de las capacidades de desarrollo de los municipios. Mediante esta zonificación, se identificaron seis regiones, cada una como agregación de municipios con capacidades de desarrollo endógeno similares. Estas zonas son: Central, Caribe, Nororiental, Sur, Amazorinoquia, y Pacífico.

¿Se trata de un ordenamiento territorial?

No. Vale la pena aclarar que esta zonificación no pretende ser un instrumento ni propuesta para el ordenamiento territorial, ya que la conformación de regiones y los esquemas asociativos que se generen en el país como propuestas de organización del Estado, deben darse de manera voluntaria entre las partes, tal como lo plantea la Constitución Política de 1991.

 Lo que pretende este esquema de regionalización utilizado para la elaboración de los lineamientos del Plan Nacional de Desarrollo es, por el contrario, promover una mejor focalización de las políticas y del gasto público en función de las necesidades, vocaciones y capacidades de cada región.

¿Cómo resolvería el problema de la tasa de cambio para avanzar hacia una moneda sana?

Al analizar la coyuntura actual, encontramos que la fase revaluacionista reciente se ha fundamentado principalmente en el debilitamiento mundial del dólar, lo cual constituye un fenómeno transitorio que en el futuro cercano dependerá principalmente de las decisiones que tome el Gobierno y la Reserva Federal de Estados Unidos en esta materia.

Sin embargo, con el pronosticado ingreso de dólares que se generaría con el potencial boom minero-energético, se espera que las presiones hacia la revaluación del peso colombiano continúen en los próximos años.

Por esto, uno de los grandes retos que tenemos es aplicar una política fiscal y monetaria que permita reducir la volatilidad y tendencia a la revaluación de la tasa de cambio, y así disminuir la presión sobre los sectores exportadores de la economía.

¿Y cómo se logrará esto?

Algunas medidas que se están tomando que apuntan en esta dirección son: la reforma al sistema de regalías -que incluye un fondo de ahorro y estabilización-, la regla fiscal -que busca orientar el manejo de las finanzas públicas y mejorar la coordinación entre la política fiscal y monetaria-, y las medidas para reducir los costos para la industria y demás empresas del sector productivo -que cubren temas relacionados con la política arancelaria, los costos de la energía, la simplificación de trámites, y los costos de transporte y logística, entre otros.

¿Tiene alguna propuesta para el manejo de la microeconomía?

La propuesta central en el frente microeconómico es consolidar un entorno de negocios que incremente la competitividad del aparato productivo.

El crecimiento sostenible de la productividad de las empresas se multiplica en la medida en que exista, entre otros: un sistema financiero desarrollado, una regulación sencilla, un entorno de negocios que sea amigable y que facilite los procesos de internacionalización de las empresas, una infraestructura de transporte de calidad que cumpla con estándares internacionales, una población educada según las competencias laborales que demande el sector productivo, y un fácil y completo acceso a tecnologías locales y extranjeras, incluidas las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Así mismo, un elemento prioritario para el Gobierno, que es crítico para la competitividad en el nivel micro, es la formalización laboral y empresarial. Por medio de la Ley de formalización y primer empleo, y las estrategias incluidas en el Plan Nacional de Desarrollo, esperamos promover la generación de empresas formales y la formalización de empresas, a través de incentivos tributarios, comerciales y laborales.

¿Cómo aprovechar las regalías en la solución de las necesidades básicas insatisfechas?

Una de las características centrales de la reforma al sistema de regalías, presentada al Congreso de la República, es precisamente modificar la distribución de los recursos de regalías, de manera que estos beneficien a todas las regiones del país, especialmente las regiones con los mayores retos sociales y económicos.

En este sentido, departamentos con altos índices de necesidades básicas insatisfechas, como Chocó, Guainía, Sucre, Vaupés, Magdalena o Cauca recibirán con la reforma muchos más recursos de regalías para proyectos de desarrollo regional.

Esta distribución más equitativa de los recursos de regalías, reconociendo los retos y costos que enfrentan las regiones productoras, se llevará a cabo a través del fondo de compensación regional, y también a través de otros fondos como los de desarrollo regional, de ahorro y estabilización, y de ciencia y tecnología.

Mediante estos fondos se pretende dar vida a proyectos de gran impacto regional que beneficien, no sólo todos los colombianos, sino también a las futuras generaciones.

¿Qué hará para reducir el índice de pobreza, indigencia y el coeficiente de Gini?

La estrategia de lucha contra la pobreza del Gobierno Nacional se resume en los tres ejes centrales del Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014: (1) el Buen Gobierno, (2) el desarrollo social integral y la igualdad de oportunidades, y (3) el crecimiento económico sostenible.

Por un lado, el fortalecimiento institucional a través del Buen Gobierno es un mecanismo quizás menos tangible y más complejo que los programas sociales o económicos, pero posiblemente muy efectivo para reducir la pobreza y alcanzar la prosperidad democrática.

La reducción de la pobreza también abarca aspectos como: el desarrollo, consolidación y adecuada operación del sistema de protección social, particularmente en sus componentes no subsidiados y de generación de ingresos; la depuración y desarrollo de programas sociales dirigidos a la población pobre y vulnerable; la calidad y cobertura de la educación básica hasta la superior; y las políticas y estrategias dirigidas a la atención de la población desplazada, la población de primera infancia y niñez, y los grupos étnicos, entre otros.

Los pasos del proyecto

- Antes de llevar el Plan a consideración del Conpes se envía al Confis. El documento deberá llegar al Conpes ampliado en la segunda semana de noviembre.

- Una vez aprobado, y máximo hasta el 15 de noviembre, el documento se somete al Consejo Nacional de Planeación (CNP), que adelantará su divulgación.

- Máximo el 9 de enero, el CNP entrega las recomendaciones del Plan Nacional de Desarrollo.

-Luego, el Gobierno presentará el proyecto al Congreso, máximo el 6 de febrero.

Cómo salir de la pobreza

Las trampas de pobreza son multidimensionales y el enfoque de la política social para saltar por encima de estas aborda, desde los instrumentos de focalización, hasta la integración de la oferta social en los grupos más pobres.

Si estas carencias se suplen, los esfuerzos se orientan hacia el establecimiento de un entorno que permita la generación de un ingreso autónomo. La Red Juntos es una política de generación de ingresos que aborda el acceso a activos físicos y financieros, así como a inversiones en capital humano, y formación para el trabajo y reentrenamiento.

Publicación
portafolio.co
Sección
Economía
Fecha de publicación
24 de octubre de 2010
Autor

Publicidad