Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Domingo 21 de Diciembre de 2014

Las ‘vacas flacas’ europeas

Estas medidas adoptadas por el país que más aporta al Fondo Europeo, crean un poco de incertidumbre sobre el futuro de la Política Agrícola Común (PAC), de la cual provienen las ayudas que reciben los ganaderos europeos y que tanto preocupan a muchos críticos del TLC de Colombia con la Unión Europea. Preocupación infundada, además, porque los términos del acuerdo explícitamente excluyen la posibilidad de subsidios a las exportaciones en los productos lácteos que ingresen a Colombia provenientes de la UE.

La Política Agrícola Común (PAC) adoptada por la UE desde 1962 buscaba en un principio garantizar la seguridad alimentaria a precios razonables; posteriormente estuvo encaminada a la disminución de los precios y a la concesión de ayudas compensatorias. Con la última reforma, los apoyos otorgados a los productores estarán dirigidos en gran parte a ayudas directas no relacionadas con la producción, al desarrollo rural, al respeto del medio ambiente y al bienestar animal, entre otros. Dentro de esta reforma, se espera que la participación de la PAC en el gasto total del presupuesto europeo sea de 39 por ciento para el 2013, cifra que representa una caída significativa si se tiene en cuenta que en los años 80 esta participación era casi del 75 por ciento.

Aunque la leche y los productos lácteos reciben alrededor del 16 por ciento del total de la ayuda, siendo el segundo producto después de las semillas (21,4 por ciento); vale la pena evaluar qué ha pasado en los últimos años con las ayudas que recibe el productor de leche. De acuerdo con las cifras de la Oced, las ayudas otorgadas por la UE a estos productores pasaron de representar más del 15 por ciento en el 2004 a 0,3 por ciento en el 2008.

Esta reducción es consecuencia, en parte, del enfoque que se le quiere dar a la política del sector lácteo, donde se busca que los ganaderos puedan ser cada vez más competitivos tanto en el mercado comunitario como en el internacional, y sean capaces de regularse por las leyes de la oferta y la demanda; lo que es necesario si se tiene en cuenta que para el 2015 el sistema de cuotas de la producción desaparecerá y ya no contarán con este mecanismo de planificación de la producción de leche que ayudaba a estabilizar el precio y por ende su ingreso.

Vale la pena recordar que todos estos cambios en la PAC vienen dándose desde antes de que se comenzaran a sentir los efectos de la crisis económica, por lo que claramente ahora en Europa hay menos recursos para subsidiar a los productores que sean ineficientes y, además, la UE tiene compromisos internacionales por reducir las ayudas. En este escenario, aunque no se puede decir que el apoyo que reciben los productores se va a acabar, este tendrá que bajar cada vez más.

Este escenario, sumado al hecho de que en el TLC con la UE quedaron prohibidas las subvenciones a la exportación, permite dar parte de tranquilidad al sector lácteo colombiano e invitarlo a aprovechar el acuerdo de lograr el acceso a nuevos mercados con productos funcionales de alto valor agregado

Publicación
portafolio.co
Sección
Opinión
Fecha de publicación
27 de julio de 2010
Autor
JUAN MAURICIO RAMÍREZ SUBDIRECTOR, DEPARTAMENTO NACIONAL DE PL

Publicidad