Carlos Holmes Trujillo García
columnista

Colombia, ‘Brexit’ y España

Carlos Holmes Trujillo García
Opinión
POR:
Carlos Holmes Trujillo García
junio 27 de 2016
2016-06-27 09:10 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67f8a11c9.png

Tres hechos ocurridos la semana pasada dejan algunos mensajes que conviene tener en cuenta. En Colombia se anunció que el Gobierno y las Farc aceptarán como mecanismo de refrendación lo que decida la Corte Constitucional. En la Gran Bretaña triunfaron los partidarios de salirse de la Unión Europea, y en España el Partido Popular ganó las elecciones.

Lo que despierta interés tiene que ver con el comportamiento de los votantes. Si bien es cierto que el sector de euroescépticos mostraba desde hace varios años una tendencia a crecer en Inglaterra, los acuerdos institucionales de este país con Bruselas reflejaban la decisión pragmática de aceptar marcos excepcionales, a fin de mantener la fortaleza de la Unión. Esos acuerdos le han permitido disfrutar los beneficios de ser miembros del club, al tiempo que le facilitaron mantener su moneda y no hacer parte del área Schengen, para mencionar solo dos ejemplos. Puede decirse que han disfrutado lo mejor de los dos mundos. Sin embargo, los partidarios de retirarse obtuvieron la mayor
votación.

De otro lado, en España se celebraron nuevos comicios debido a que resultó imposible formar Gobierno con base en el resultado de los anteriores. En aquella oportunidad, los españoles votaron pero no decidieron. Castigaron al PP, pero este obtuvo el mayor número de votos. Expresaron su descontento con el PSOE, pero fue la segunda organización más votada. Hicieron explícito su malestar sufragando a favor de Podemos y de Ciudadanos, pero no los dotaron de la representación necesaria. Esta realidad obligó a concurrir otra vez a las urnas.

Y los resultados le otorgaron una importante victoria al PP, le permitieron al PSOE seguir siendo el número dos, a pesar de su debilitamiento, fue un fracaso para Unidos Podemos y muchos de los votantes de Ciudadanos regresaron a su hogar original.

En el caso Colombiano, la ‘Constituyente del 2016’ afirma, desde Cuba, que la refrendación se hará como diga la Corte Constitucional que debe hacerse el plebiscito, con independencia de aquel dictado de la Carta según el cual el alto tribunal ejerce sus funciones en los “estrictos y precisos términos” que ella señala. Así se pusieron las cosas en nuestro país.

Pero, bueno, el propósito es extraer algunas lecciones que puedan ser útiles para el actual momento de la vida nacional.

Con respecto al Reino Unido, quedaron claros los riesgos de simplificar excesivamente los mensajes cuando se trata de mecanismos de participación. Los análisis señalan que, además de un euroescepticismo creciente, incidió decisivamente en el resultado la coyuntura de lo relacionado con las preocupaciones sobre la migración. No obstante, se están despertando rápidamente de la fiesta, porque ya empezaron las preocupaciones sobre lo que perderán.

En relación con España, es evidente la importancia de una nueva reflexión.

Lo cierto es que la apuesta ahora fue por la estabilidad y madurez, pese a tanto descontento.

¿Cuál es la enseñanza?

Tener cuidado con las simplificaciones y permitir que los ciudadanos puedan decidir acerca de qué les parece bueno y qué les parece malo.

Carlos Holmes Trujillo
Excandidato a la Presidencia de la República

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado