Para una mejor experiencia active el soporte javascript de su celular. Como hacerlo?

Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Viernes 31 de Octubre 2014

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Presidente, ¡traiga los Civets a Colombia!

Enero 31 de 2011 - 8:06 pm



Debería el presidente Santos adelantarse y proyectar al país como eje articulador de la unión de los

El presidente Juan Manuel Santos viene desplegando una estrategia en materia de política internacional multilateralista donde utilizan estos escenarios para propagar la conveniencia de mirar hacia América Latina y, por supuesto, siempre rescata lo que en su discurso de posesión definió como la “hora de Colombia”.
En este siglo que apenas comienza parece que el liderazgo mundial no se divide entre bloques fundamentados en ideología y relacionados, esencialmente, entre aquellos que tenía una u otra tendencia en materia de seguridad y armamentismo.
En la actualidad, la política internacional se debe mirar bajo la óptica de un binomio estatal universal definido por las palabras: relaciones interna-comerciales, es decir, la imbricación de la política internacional y la comercial de los países.
Temas como los precios del petróleo, los indicadores de las bolsas mundiales, la tasa de cambio de monedas como el dólar, el euro, el yen o la balanza comercial ya no son términos exclusivos de grandes economistas. Hoy un individuo de cualquier lugar del mundo conoce al detalle lo que sucede en un punto a miles de kilómetros de su país.
Los liderazgos en el escenario internacional se comienza a disputar alrededor de aquel o aquellos quienes puedan ofrecer resultados en materia, no sólo de protección y seguridad universal, también se busca a toda costa resultados comerciales que garantice a los países tener relaciones económicas y de mercado para alcanzar un mejor nivel de vida de los habitantes de cada país que logre crear lazos mercantiles mas allá de sus fronteras. Aquella época donde se tildaba a un presidente de peligroso para la humanidad en razón, únicamente, a su tendencia ideológica queda cada vez más en el pasado. Hoy pareciera que vivimos en un momento donde lo que prima son los resultados del PIB de cada país y de esta calificación se define quién está haciendo bien la tarea y quién no.
El presidente Santos parece querer tener un papel protagónico más allá de la temática de seguridad regional. Me atrevo a decir que quiere ser una especie de Lula de la centro derecha, así él pregone que quiere ser reconocido como el traidor de su clase.
En esta lógica debería el presidente Santos adelantarse y proyectar al país como eje articulador de la unión de los denominados Civets (Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sudáfrica), un término acuñado por Robert Ward a estos países con economías emergentes que “tendrán un dinamismo especial en los próximos años”.
El país bajo la mano de Santos está en mora de proponer la realización de una Cumbre de los Civets aquí en Colombia. Un espacio donde, entre sector público y privado, compartan experiencias y se unifiquen esfuerzos para no perder ritmo y evitar errores que se puedan prever si se conocen con antelación.
Una actividad como esta exige una armonía entre Cancillería y Ministerio de Comercio para que podamos, por fin, trabajar de forma moderna y efectiva nuestra manera de enfocar nuestras relaciones con el mundo y que el Presidente muestre sus condiciones de líder mundial.

Si usted quiere comentar este artículo por favor

Todos los comentarios en Portafolio.co son hechos por personas registradas y plenamente identificadas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • Otras Versiones

Publicidad

Publicidad

Publicidad