Dos millones de hogares aún cocinan con leña

La Costa Caribe, los Llanos Orientales y la región pacífica son las zonas que más acuden a la madera como fuente de energía para vivir.

El uso de la leña ha aumentado en Grecia.

Archivo Portafolio.co

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
abril 09 de 2017 - 07:26 p.m.
2017-04-09

En Colombia, poco más de 1’200.000 hogares registrados oficialmente aún utilizan leña como fuente primaria de energía para su subsistencia. Y esta cifra puede llegar a los cerca de 2’000.000 de familias, teniendo en cuenta aquellos núcleos que no han sido contabilizados en los registros del Estado.

La Encuesta de Calidad de Vida del 2016, que desarrolla anualmente el Dane, revela que en el territorio nacional el número de hogares que utilizan este material vegetal llegan a 1’229.000 familias.

La cifra llamó la atención entre los ejecutivos y funcionarios consultados sobre el tema, en el marco del congreso de la Asociación Nacional de Gas Natural (Naturgas), que culminó el viernes pasado, ya que, según la citada encuesta del Dane, 93.000 familias que están ubicadas en las cabeceras municipales y 1’136.000 en las zonas rurales, utilizan leña.

“Las empresas de gas natural han buscado conectar la mayor masa posible de clientes. La tarea se concentró primero en las grandes ciudades, luego en las medianas y pequeñas, y por último en las zonas rurales. Sin embargo, hay lugares que por la compleja ubicación geográfica permanecen alejadas de las zonas interconectadas”, señaló Javier Fernández González, country manager del Negocio de Gas en Colombia, de Gas Natural Fenosa (GNF).

Añadió que debe hacerse “un trabajo conjunto con el regulador, para definir esquemas tarifarios con el fin de que el gas sea accesible en aquellas familias que siguen usando leña, elemento que no solo es perjudicial para la salud, sino que contribuye con la deforestación”.

Tomando las cifras de la Encuesta, en el país el promedio por familia son cuatros personas, es decir que, en total serían 4’916.000 habitantes que se benefician de este combustible arcaico.

“Hay que revisar el tema, ya que en muchos lugares a donde han llegado las redes de energía y gas, muchos hogares por costos siguen utilizando la leña”, señaló Jorge Valencia, director de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), quien reveló que el tema está siendo abortado en el Plan Indicativo de Cobertura.

Datos de Naturgas –con información de la Upme– dan cuenta de que el 4% de los hogares recurre a la leña, mientras el 6% usa materia orgánica.

Las cifras de este gremio contrastan con las del Dane, al indicar que de los poco más de 14 millones de hogares registrados oficialmente, el 38% de las zonas rurales utilizan leña y el 0,8% recurren a este elemento en las cabeceras.

Las zonas que prevalecen son la Costa Caribe, con 344.000 hogares; los Llanos Orientales, con 317.000; Pacífico, con 254.000; Central (excepto Bogotá), con 192.000 y Antioquia, con 101.000.

En el caso de la capital del país, según la Encuesta, cerca de 1.000 hogares utilizan leña, pero 1’725.000 acuden a materiales de desecho para cocinar, número alto si se tiene en cuenta que hay 2’529.000 familias.

ALTERNATIVAS POSIBLES DE ENERGÍA LIMPIA

Una de las alternativas planteadas por la Upme es ampliar la distribución del gas propano o GLP, a través de cilindros, o también con gas natural comprimido. “El país tiene que aumentar su cubrimiento en materia de combustibles verdes. El GLP ofrece una gran oportunidad, para llegar a aquellas zonas donde no han instalado redes de energía y gas por la facilidad de su transporte (en cilindros) y la sencillez en la conexión”, señaló Alejandro Martínez, presidente de la Unión Colombiana de Empresas de Gas Propano (Gasnova).

“No solo es un combustible accesible por su precio, sino también por su eficiencia en la generación de energía. Con el Gobierno Nacional estamos trabajando en estrategias para que el GLP sea una alternativa que reemplace el uso de leña”, agrega Martínez.

Por su parte, Ana Cristina Rendón, vicegerente de la Feria Internacional del Sector Eléctrico (Fise), dependencia de la Alcaldía de Medellín, precisa que la mayoría de los hogares que aún recurren a la leña lo hacen porque todavía no ha llegado la infraestructura para el servicio de energía o de gas. “Incluso la geografía no les permite a estas familias acceder al gas propano”, apunta Rendón.

Personas consultadas por Portafolio coincidieron en señalar que la utilización de la leña no se hace solo por sus costos, o por estar en zonas interconectadas, sino que también tiene que ver con razones culturales.

Alfonso López Suárez
Cartagena

Siga bajando para encontrar más contenido