Al plan Colombia Siembra no hay quién le compre la cosecha

A esta iniciativa del Minagricultura le faltó el componente de comercio, reclamó el presidente de
la SAC, Jorge Enrique Bedoya.

Jorge Bedoya, presidente de la SAC, reclamó del Gobierno más coherencia con el plan Colombia Siembra.

Jorge Bedoya, presidente de la SAC, reclamó del Gobierno más coherencia con el plan Colombia Siembra.

Juan Carlos Domínguez

POR:
Portafolio
agosto 29 de 2017 - 08:57 p.m.
2017-08-29

El conflicto generado por la sobreoferta de arroz, a la que se suman las importaciones del contingente del TLC tiene al país en alerta.

Por un lado, algunos agricultores iniciaron ayer sus protestas, haciendo bloqueos intermitentes en algunas vías de los departamentos arroceros del país (Arauca, Tolima, Cundinamarca y Huila), reclamándole al Gobierno mejores precios de compra.

(Lea: ¿Por qué están en paro los arroceros colombianos?

“El subsidio que ofrecen no es suficiente porque no existe seguridad de que los molineros sostengan los 119.000 pesos de adquisición por carga del cereal”, denunció Óscar Gutiérrez, vocero de Dignidad Agropecuaria, un movimiento de campesinos que defiende sus intereses.

(Lea: Los PDET como futuro del campo colombiano

Estas cotizaciones han caído este año entre 13 y el 15 por ciento.

Ahora, vale la pena señalar que a comienzos del 2017, el gerente de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), Rafael Hernández, recorrió el país pidiendo que no crecieran más las áreas de cultivo este año.

(Lea: Aumentan los temores por el poco relevo generacional en el campo

Sin embargo, esto no fue escuchado, pues en las cuentas de los empresarios de la industria molinera se tienen registros de que en la costa norte se sembraron 16.384 hectáreas, 3.780 más que las esperadas, mientras que en los santanderes fueron 23.854 hectáreas, 3.854 más que las estimadas.

Para la zona del Bajo Cauca se registraron 53.986 hectáreas, 23.986 más que las inicialmente calculadas.

“Así las cosas, las consecuencias están viéndose hoy con una sobreoferta del cereal y precios deprimidos”, dijo Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), quien le dijo al Gobierno que el plan Colombia Siembra debió haber tenido el componente ‘Colombia Compra’.

“El progreso de los cultivadores no debe medirse con el aumento de la oferta, sino con el de lograr mayor rentabilidad y la posibilidad de vender toda su producción.

“Los productores no han sido capacitados en temas de comercio y mercadeo de sus productos, por lo que atendiendo a los llamados del Gobierno (como el plan Colombia Siembra) apoyan esas iniciativas en espera de que mañana les solucionen sus problemas de comercialización”, dijo Bedoya en entrevista con Portafolio.

Según un análisis de la consultora Inverdies, durante el primer semestre del 2017, la producción de cereales creció 35,7 por ciento; papa 17,7 %; frutas 8,8 %; aceites y grasas vegetales, 47,5 %, a lo que se sumaron la avicultura y la porcicultura, con crecimientos de 4,8 y 1,9 y por ciento, respectivamente.

El dirigente gremial dejó entrever que las cosas debieron hacerse al revés; es decir, primero haber creado ‘Colombia Compra’ y luego, haber lanzado el plan Colombia Siembra.

Bedoya concluyó que este no es el único caso en el que los productores están ‘encartados’ con sus cosechas, frente a un mercado que no ofrece precios de compra que, al menos, compensen sus costos de producción.

Para el caso del cacao se tiene que entre 2014 a 2016 tuvo un incremento 16 por ciento el área sembrada y 17 por ciento la producción.

Sin embargo, los precios de compra pasaron de 6.225 pesos por kilo, la primera semana de enero, a 4.856 pesos esta semana.

Por su parte, los paperos le reclamaron al Gobierno por un supuesto ‘dumping’ en las importaciones de papa.

Vale la pena recordar que esta práctica consiste en la venta de un producto por debajo de su precio normal o inferior a sus costos de producción, con el fin de eliminar a la competencia local y apoderarse del mercado.

“En el primer semestre de 2016 entraron al país 19.172 toneladas, mientras que en el segundo la cifra fue de 23.390 toneladas, un aumento del 22 por ciento”, dijo el gremio papero, Fedepapa, que denunció un inusitado incremento de las compras externas provenientes de Bélgica (por ejemplo), en hasta 229 por ciento.

Por último, la ganadería también tiene problemas con los precios de la leche, pues el Gobierno está tratando de fijar un valor fijo (menor al que hoy se paga) para un volumen del alimento que sería destinado a la exportación. Obviamente, esto ha sido rechazado.
La situación se reflejó en la merma del 6,2 por ciento del sector ganadero en el primer semestre de este año.

“Con Colombia Siembra se esperó también una subida de los exportables agrarios, pero globalmente los envíos, en el primer semestre, disminuyeron 6,6 por ciento en volumen”, agregó el exdirector de Corpoica Luis Arango.

Juan C. Domínguez
Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido