Publirreportaje

Al Centro Educativo La Ensenada de Iscuandé llegó el agua potable.

Con la donación de una planta de aprovechamiento de aguas lluvia, 80 niños tendrán agua potable.

Al Centro Educativo La Ensenada de Iscuandé llegó el agua potable.
Economía
POR:
Portafolio
diciembre 14 de 2016 - 12:00 a.m.
2016-12-14

Iscuandé, también conocido como Santa Bárbara, es un municipio ubicado en la región Pacífica colombiana, perteneciente al departamento de Nariño, con una población de alrededor 2.900 habitantes y que hasta hace poco no tenía agua potable.

Resulta paradójica esta realidad, puesto que es un lugar que vive entre cuerpos de agua constantemente; debajo de sus casas está la siempre presente marea del Pacífico combinada con el agua del río Iscuandé que aloja los extensos manglares en una combinación de agua dulce y salada, que la hace no apta para el consumo humano y por encima de sus techos están las nubes de lluvia fácil que se apoderan frecuentemente del paisaje.

Centro Educativo La Ensenada de Iscuandé

Centro Educativo La Ensenada de Iscuandé

Recientemente Eduardoño, a través de su fundación y con el apoyo de la Corporación Calidris y Conservación Internacional, donó una planta de aprovechamiento de aguas lluvia, para convertir el sueño del agua potable en realidad.

La donación se hizo al Centro Educativo La Ensenada, el cual alberga alrededor de 80 niños, quienes, gracias a la capacidad de la planta de producir dos mil litros de agua potable al día, contarán con este recurso vital. Así mismo, la comunidad se beneficiará también, puesto que dicha producción alcanzará para todos.

Esta PTALL –Planta de Aprovechamiento de Aguas Lluvia- funciona con energía solar, gracias a los paneles donados e instalados por Conservación Internacional, entregando así a la comunidad de Iscuandé un paquete completo de fuentes renovables de agua y energía.

Conozca más de esta donación aquí: https://youtu.be/tvAXf8UoPXU