Alerta roja ambiental en Medellín afecta ventas diarias por 30.000 millones de pesos

De esa suma, se perderán definitivamente el 20%, de acuerdo a estimaciones de Fenalco Antioquia.

Medellín

Contaminación ambiental del aire en Medellín.

Contaminación ambiental

Economía
POR:
Portafolio
marzo 24 de 2017 - 05:34 p.m.
2017-03-24

La reducción de las ventas multisectoriales en Medellín durante los días de horario extendido de pico y placa –que va desde el jueves pasado y hasta el viernes próximo- 
por la alerta roja ambiental decretada por la alcaldía de la ciudad con el fin de reducir los altos niveles de contaminación en el aire, alcanzarían los 30.000 millones de pesos diarios, estima Sergio Ignacio Soto Mejía, director de Fenalco Antioquia, a Portafolio.co.

(Lea también: Por contaminación del aire declaran alerta roja en Medellín)

El dirigente gremial afirma que las actividades están muy paralizadas, hay menores ventas e ingresos y que parte de esa suma se volverá a recuperar pero que definitivamente se perderá un 20%, es decir, unos 6.000 millones de pesos diarios, en toda el área metropolitana de Medellín, comprendida por 10 municipios.

La semana pasada, después de tres días consecutivos en alerta naranja ambiental, la alcaldía de Medellín anunció la alerta roja ambiental, para lo que expidió medidas como suspender las actividades al aire libre de instituciones educativas, ampliación del pico y placa, restricción a la circulación de ciertos vehículos, promover el teletrabajo, cambios de horarios laborales y un horario más amplío del servicio de metro.

De acuerdo a Soto, los sectores más afectados han sido supermercados, grandes superficies, centros comerciales, estaciones de servicios, restaurantes y bares, lo que a su vez podría generar desempleo.

“E indudablemente uno de los sectores más afectados es el turismo porque la ciudad se ha promocionado como un sitio para congresos, ferias, convenciones, cultural y de vacaciones. Con esto se afecta la imagen y de paso la hotelería, la gastronomía y el sector comercial”, añade del director ejecutivo de Fenalco Antioquia.

Mientras que los beneficiados con las medidas de la administración municipal son el transporte público y las ventas de bicicletas tanto tradicionales como eléctricas.

Soto sostiene que aumentar el pico y placa de cuatro a seis dígitos y extender el horario desde las 7:00 a.m. hasta las 7:00 p.m., no es ni siquiera un “paño de agua tibia sino de agua fría”, para solucionar el problema de la contaminación del aire de la ciudad.

“Lo único que se hace con estas medidas restrictivas es afectar la productividad y competitividad del área metropolitana de Medellín porque además hay mucha gente que trabaja con sus carros y motos”, agrega.

Por esto propone que tanto el sector privado como el público deben ampliar sus jornadas laborales de manera indefinida para que los trabajadores puedan asistir a diferentes horas a sus oficinas “porque el problema es que todos entramos y salimos a las mismas horas”, e incentivar el teletrabajo.

Cree que la solución a la contaminación del aire de la capital antioqueña pasa por medidas estructurales como promover la compra de vehículos eléctricos y ser muy estrictos en los controles técnico-mecánicos de los vehículos, así como la chatarrización y reposición del transporte público.

De la misma manera, Soto le pide a Ecopetrol manejar un combustible más limpio, pues el que actualmente vende “tiene altas partículas de benceno y azufre”.