Cuatro miradas críticas a la reforma tributaria

Rosario Córdoba, Iván Duque, Horacio Ayala y el analista Aurelio Suárez dicen qué les gusta y qué no de la propuesta radicada por el Gobierno.

Analistas

Rosario Córdoba, Iván Duque, Horacio Ayala y el analista Aurelio Suárez dicen que les gusta y que no de la propuesta del Gobierno.

Rosario Córdoba, Iván Duque, Horacio Ayala y el analista Aurelio Suárez dicen que les gusta y que no de la propuesta del Gobierno.

Economía
POR:
Portafolio
octubre 21 de 2016 - 10:32 a.m.
2016-10-21

Una vez radicada la propuesta de reforma tributaria, lo que viene ahora es su discusión en el Congreso de la República, donde se analizarán los pro y contra de la iniciativa que debe empezar a aplicarse desde el próximo año.

Si bien, el Gobierno siguió la mayoría de las recomendaciones entregadas por la Comisión de Expertos Tributarios y de la Ocde, ciertas propuestas, como la cárcel para evasores y el IVA a viviendas de más de 800 millones de pesos, sorprendieron por su audacia e impacto.

Sin duda, esta reforma tributaria estructural tiene fortalezas, aunque también algunos analistas y especialistas en la materia tienen reparos en puntos que se consideran negativos para el bolsillo de los colombianos.

Rosario Córdoba, directora del Consejo Privado de Competitividad, quien hizo parte de la Comisión de Expertos Tributarios, señala que la propuesta presentada por el Ministerio de Hacienda al Congreso se asemeja "en casi un 75 por ciento a las recomendaciones" que este grupo de expertos entregó desde el comienzo de este año al Gobierno Nacional.

Córdoba señala dos puntos que, a su juicio, se alejan del informe que los expertos le habían entregado a Minhacienda.

Uno de esos puntos es la propuesta de fortalecer a la Dian. Si bien la iniciativa del Gobierno contempla 'darle más dientes' a la entidad a través de su modernización y control más efectivo a la evasión, Córdoba opina que esta propuesta "no es tan ambiciosa" como la idea original de la Comisión de Expertos.

“La Comisión tenía una propuesta muy específica con respecto al tema de la Dian y la administración tributaria, mientras que la propuesta del Gobierno es mucho menos ambiciosa. Algo notable es que sí se propone una penalización por evasión y eso se diferencia de lo que se había contemplado en la Comisión”.

Para la economista, modernizar la Dian es algo que el país necesita con urgencia, ya que se requiere tener una administración tributaria mucho más fuerte si se quieren reducir los niveles de evasión.

“Creo que hay que hacer más de lo que dice la misma propuesta nuestra. La Dian es la entidad más importante del país, en el sentido que es la que recauda los impuestos, entonces también debería ser la más fuerte y contar con la gente, la tecnología y las competencias suficientes para hacerlo”, señaló.

Según Córdoba, otro de los aspectos que marcan diferencia con respecto al informe de la Comisión, es el IVA a la compra de vivienda residencial. "Los puntos en los que se alejan ambas propuestas es en temas de administración tributaria", pero señala que se respetaron la mayoría de las iniciativas.

'ES UNA COLCHA DE RETAZOS' 

Quien sí tiene bastantes reparos a la propuesta del Gobierno es el senador Iván Duque, quien se refiere a la reforma como una “colcha de retazos”.

Para él, el primer gran inconveniente de esta iniciativa de reforma es que se están gravando las bebidas azucaradas en el país, sin ningún argumento técnico, ya que, según el Senador del Centro Democrático, "estas bebidas azucaradas representan apenas el 3 por ciento de las calorías que consume un colombiano promedio al día, pero sí afecta una de las industrias más prosperas de la economía colombiana".

Duque, además considera que el impuesto a los dividendos va a generar una gran disuasión de la inversión en los mercados de capital y va a desincentivar aún más la inversión en el país.

El Senador agrega que el impuesto a la gasolina "vendido como un impuesto verde", no tiene sentido porque no hay ninguna prueba técnica del efecto de reducción de CO2 en el ambiente.

Así mismo, señala que gravar a los computadores y a los teléfonos inteligentes con un IVA de 19 por ciento afectará el consumo de esos productos en la clase media y, sumado a eso, los planes de internet y telefonía móvil se verán muy afectados por el aumento del IVA.

Considera, precisamente, que un aumento del IVA en este momento no es bueno, ya que la confianza al consumidor se ha visto mermada y esto afectará el comercio enormemente.

Otro de los reparos que tiene Iván Duque frente a la iniciativa es que un amplio sector de la clase media se sentirá impactado porque tendrán que declarar renta a partir de los 42 millones de pesos de ingresos en el año.

Según su tesis, esta reforma castiga a las clases medias y populares, “quienes serán los paganines del derroche durante la bonanza petrolera”.

Sin embargo, considera rescatable la propuesta de eliminar el Imas y el Iman para simplificar el trámite de tributación, lo cual será beneficioso para todos los ciudadanos.

CORRIGIENDO ERRORES

Para el consultor Horacio Ayala, esta reforma está corrigiendo algunos errores de reformas pasadas.

“Por ejemplo, en el caso de personas naturales se está simplificando el modelo de contribución, ya que el régimen que existe en la actualidad es terriblemente confuso”.

Señala que aunque la propuesta para personas naturales tiene cargas un poco más altas, se extiende la escala de tarifas para hacerla menos inclinada.

Ayala asegura también que en el aspecto de las sociedades esta reforma está eliminando una serie de beneficios que hacen mucho daño al sistema.

“En términos generales el Gobierno Nacional hizo un buen trabajo. Se recogieron las principales recomendaciones de la Comisión de Expertos y se agregaron modificaciones que mejoraron la iniciativa. Sin embargo, la sigo revisando”, señaló el consultor. 

Por su parte, el analista Aurelio Suárez dijo que hacer una reforma tributaria es una aventura fiscal que puede ser contraproducente para la economía del país.

Según él, el problema que afronta Colombia no es un problema fiscal, "el gran y verdadero problema es la consecuencia de una política económica equivocada".

De acuerdo con Aurelio Suárez, si se quieren hacer cambios estructurales el país tiene que empezar por corregir la política que ha causado este problema y "una reforma tributaria apresurada no es la solución".

De acuerdo con el analista, esta propuesta es regresiva ya que el 70 por ciento de su contenido contempla impuestos indirectos como el alza del IVA y el alza a la gasolina, incrementos que van a terminar afectando a la clase media. 

“Lo que vamos a ver con esta reforma es un país cada vez más desigual y más desproporcionado”, concluyó el analista.

Javier Acosta
Portafolio.co
@javaco18