ANH ofertará 40 bloques para la producción de crudo

Las áreas están ubicadas en las cuencas Sinú-San Jacinto, Llanos Orientales y Magdalena Medio.

Petróleo

Archivo Portafolio.co

Archivo Portafolio.co

Economía
POR:
Portafolio
junio 04 de 2017 - 07:27 p.m.
2017-06-04

Entre finales de julio y comienzos de agosto próximo, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) comenzaría la oferta y entrega de nuevos bloques para la exploración y producción de hidrocarburos, bajo el esquema de asignación permanente.

En esta subasta frecuente, se van a ofertar entre 18 a 20 bloques, los cuales están ubicados en la denominada cuenca Sinú-San Jacinto; además, se ofrecerán otros en un número por establecer, localizados en las cuencas Llanos Orientales y Valle Medio del Magdalena.

Lea: (Industria petrolera mejora sus perspectivas para 2017).

“La puesta en marcha del nuevo sistema permite que durante todo el año la ANH puede estar sacando áreas para ofertarlas y asignarlas”, explicó el presidente de la entidad, Orlando Velandia Sepúlveda, quien agregó que ya comenzaron la determinación de las minutas, así como los términos de referencia de los contratos.

Lea: (El 2017 sería el renacer petrolero si el precio del barril es de US$50).

Señaló el funcionario que también se mantendrán los esquemas de rondas cerradas donde la ANH anuncia una cuenca específica con información geológica y técnica completa y prospectividad específica para hacer una ronda focalizada.

Lea: (Precios del petróleo reviven la posibilidad de iniciar producción con fracking).

Con esta primera oferta permanente, la ANH aspira llegar al 31 de diciembre con 40 bloques asignados, para continuar en el primer trimestre de 2018 con la entrega de 6 a 8 bloques offshore en aguas del Mar Caribe, y otros por establecer en la cuenca Caguán-Putumayo.

“El mapa de áreas estará en continúa actualización, ya que bloque que tenga la información completa en cuanto a su prospectividad, será colocado en este espacio para que las compañías petroleras entren a hacer la oferta”, comentó Velandia Sepúlveda.

Para que estas empresas puedan estar activas y participen en el esquema de asignación permanente de bloques, deben estar inscritas y actualizadas en el registro de proponentes, formato recién creado por la ANH. “Si la empresa no está habilitada en el momento en que se oferte una nueva área no puede participar en el proceso”, recalcó el presidente de la Agencia.

Así mismo, los registros completos con detallada información geoquímica, geofísica y con estudios de sísmica en su prospección, hacen competitiva la oferta ya que es lo que más demandan las empresas petroleras.

“La ventanilla permanente habilita que las compañías muestren el interés porque hay prospectividad en el bloque, entonces se abre la puerta al proceso competitivo, ya que si una tercera también lo manifiesta comienza la subasta, pero si no, la que inicialmente hace la propuesta tiene el derecho a la asignación”, dijo Germán Arce Zapata, ministro de Minas y Energía.

Añadió el jefe de la cartera minero energética que “así se acelera el proceso y se aumentan las probabilidades de que llegue inversión al sector, sobre todo en aquellos bloques donde hoy existe mucho más conocimiento y va a haber mucha más capacidad de puja por su exploración y producción”.

Y afirmó que la idea “es mover la inversión y tener un mecanismo permanente dinámico que permita aún más optimizar el uso de las áreas y maximizar su valor donde se tiene
más conocimiento del subsuelo”.

Por su parte, la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) destacó en el nuevo esquema la eliminación de la tabla de precios y la implementación de medidas que permitan ajustar a la realidad del mercado y de los precios internacionales variables como las capacidades económicas o financieras para habilitar proponentes, el pago de algunos derechos económicos contractuales, entre otros.

Sin embargo, su presidente, Francisco José Lloreda Mera indicó que “no podemos negar que el esquema endurece algunos elementos: va a exigir en algunas áreas de exploración y producción que las empresas tengan mayor capacidad financiera y económica y en algunas cláusulas contractuales tiende a ser más restrictivo”.

Además, este vocero gremial advirtió que el impacto final de estas modificaciones en la competitividad petrolera de Colombia está en evaluación, “ya que eventualmente estos ajustes podrían convertirse en una restricción para la entrada de nuevos inversionistas, en un momento en que el país necesita mayor inversión”.

Finalmente, indicó que el esquema debe complementarse con la reglamentación pendiente como el nuevo mapa de tierra y que especifique las áreas que se van a ofrecer, los programas exploratorios mínimos que se van a exigir para esas áreas y sus respectivas minutas contractuales.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio