30 años del 'lunes negro', el día en el que el Dow Jones perdió 22,6%

Los inversores miran este registro histórico para obtener información que les permita comprender el presente.

Bolsa de valores

El viernes anterior al desplome, el Dow cayó un 4,6 por ciento.

Archivo/Reuters

POR:
bloomberg
octubre 19 de 2017 - 08:08 a.m.
2017-10-19

Este jueves se cumplen 30 años de la caída más fuerte del mercado de valores en el mundo y recordada como el 'lunes negro'. El 19 de octubre de 1987 continúa siendo la fecha en la que se presentó el mayor porcentaje perdido en la historia del promedio industrial Dow Jones, con una disminución de 22,6% o 508 puntos.

(Lea: Lunes negro

Durante los períodos de confusión, es decir, casi todo el tiempo, los inversores a menudo buscan este registro histórico para obtener información. A través de este pretenden comprender el presente mirando al pasado, incluso cuando la analogía no funciona del todo.

(Lea: Vea por qué los mercados mundiales tuvieron un 'lunes negro'

Todos leemos sobre temas como las ganancias máximas, la bolsa de valores de Nueva York, la deuda de margen, el sentimiento, la volatilidad, los déficits nacionales, hasta el aumento de los precios de las viviendas y tratamos de establecer comparaciones con antaño. Y quizás el favorito de estos ejercicios son los falsos paralelos que se han dibujado repetidamente entre hoy y el accidente de 1987.

(Lea: La Bolsa griega vive un lunes negro

La mayoría de los factores subyacentes que impulsaron ese colapso fueron muy diferentes de la estructura actual del mercado. El primero, y principal entre esas diferencias, es el seguro de cartera. Este fue un producto tan tonto que es difícil de imaginar hoy. ¿Cómo podría alguien pensar que comprar esas inversiones, que se vuelven más valiosas a medida que baja el precio de las acciones subyacentes
en medio de una desaceleración protegería contra más pérdidas?

Se suponía que la idea era que los operadores de opciones iban a convertirse en suscriptores de seguros para los administradores de cartera y absorber todas las pérdidas. Agregue a eso la cruda infraestructura de NYSE, durante una era de negociación manual pre-computarizada cuando las transacciones se hacían cara a cara o por teléfono. Si se puede imaginar lo que sucedió cuando los operadores dejaron de contestar los teléfonos para evitar tomar otra orden de 'venta', bien, agregue todo eso y se resuelve la mayor parte del misterio del accidente de 1987.

Sin embargo, hay algunos paralelos que creo que vale la pena mencionar. Estos son los atributos más intrigantes de 1987:

• 1982 siguió a un mercado bajista de 16 años donde las acciones eran extremadamente volátiles, con grandes mítines y ventas. En ese período anterior al inicio del mercado alcista, las acciones se mantuvieron prácticamente sin cambios, y eso es antes de tener en cuenta la alta inflación en la década de 1970 y principios de la de 1980 en Estados Unidos.

• Un jefe de la Reserva Federal resultó ser particularmente amigable con los mercados de renta variable y estuvo dispuesto a seguir bajando las tasas de interés.

Un mercado alcista había comenzado en 1982, cuando los índices bursátiles rompieron a nuevos máximos por primera vez en más de una década.

• La salida de 1982 fue recibida con amplio escepticismo e incredulidad por parte de los inversores. Incluso cinco años más tarde, todavía había muchas dudas.

• A pesar de esta duda, durante los próximos cinco años, el índice Standard & Poor's 500 casi se triplicaría en valor.

Los paralelos relevantes terminan allí. El comienzo de 1987 vio un mercado caliente que se adelantaba. El Dow ganó casi el 14 por ciento solo en enero de 1987, el índice subió casi un 44 por ciento el 25 de agosto, mientras que el S&P 500 aumentó más del 39 por ciento. A partir de ahí, los mercados comenzaron a perder terreno, cayendo casi un 15 por ciento desde el máximo hasta el 15 de octubre. El viernes anterior al desplome, el Dow cayó un 4,6 por ciento.

Luego, el choque, una caída épica que aún ocupa el primer lugar en los libros de registro.

Siga bajando para encontrar más contenido