¿Se cumplieron los pronósticos de inicio de año sobre el precio del dólar?

Analistas coincidían en que la divisa cerraría cerca a los $3.080. Aunque cierra cerca a las expectativas fue un año marcado por las sorpresas.

Dólar en Colombia

El 2016 estuvo marcado por hechos que sorprendieron a todos y que marcaron la tendencia del dólar durante el año que termina.

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
enero 01 de 2017 - 01:49 p.m.
2016-01-01

Al cierre del 2016, el dólar en Colombia se cotizó en un precio promedio cercano al que cerró el año pasado ($ 3.149 al 31 de diciembre-2015).

Con ello se cumplen los pronósticos que tenía la mayoría de analistas del mercado a comienzos de este año, cuando señalaron que la tasa de cambio local cerraría cerca a los $3.080 (La TRM que rige hasta el martes es $3.000,71).

Sin embargo, este año que termina estuvo marcado por un alta volatilidad, como consecuencia de hechos que sorprendieron a expertos, analistas y ciudadanos, relacionados con la política global, como el resultado del Brexit, la elección de Trump como presidente de Estados Unidos, el triunfo del NO en el plebiscito por la paz en Colombia, así como la incertidumbre constante frente a los precios del petróleo, siempre con riesgo a la baja.

EL PETRÓLEO Y CHINA MARCARON EL PASO


La divisa estadounidense arrancó el 2016 con una TRM de $3.149,47. Un mes después, el 2 de febrero, la moneda extranjera alcanzó su precio más alto del año, al cotizarse en $3.434,89.

En apenas 30 días, el dólar había ganado casi 300 pesos, lo que alimentó los temores en algunos especialistas del mercado, relacionados con que la divisa podría terminar el año por encima de 3.500 pesos.

Sin embargo, ese  ritmo alcista del billete verde se desaceleró y el 5 de mayo, la divisa tuvo su precio más bajo de negociación durante el año: ese día su precio promedio marcó los $2.833,78.

Así, -volátil- fue el comportamiento del dólar durante la primera parte del año.

Según Alexander Ríos de Estratégica, durante los primeros meses de 2016, la tendencia estuvo marcada por la debilidad de China, que mantuvo en incertidumbre a la economía mundial, que veía cómo la tasa de crecimiento del gigante asiático se desaceleraba.

Además, la carencia de inflación en Japón y los problemas para incentivar la economía europea afectaron la tasa de cambio mundial y el mercado de comodities: por esos días, el petróleo registró sus tasas más bajas al negociarse sobre los 25 dólares el barril.

El dólar en el mercado colombiano sintió el coletazo de estos hechos mundiales y alcanzó sus precios más altos.

Para Camilo Silva, socio fundador de Valora Inversores, cuando el petróleo tocaba mínimos del año, el dólar alcanzaba sus máximos.

Todo lo que tuviera que ver con el petróleo, como los datos de los inventarios semanales o los de producción de Estados Unidos y la Opep tenían efecto directo sobre la tasa de cambio en Colombia. El crudo fue determinante durante el año”, señaló Camilo Silva.

Por tal razón, la Opep fue un protagonista de primera plana durante el 2016 para el mercado de divisas local.

Cualquier noticia relacionada con sus decisiones influyó determinantemente en la volatilidad y el precio de la moneda extranjera.

Sin embargo, hubo un momento en el que dólar se desligó de la tendencia del petróleo, ya que apareció en escena la Reserva Federal.

Estados Unidos mostró signos de evidente recuperación económica y los objetivos metas que se fijó la FED empezaron a cumplirse.

Por esta razón, el tipo de cambio se empezó a amarrar un poco más a lo que ocurriera con la FED, fue ahí cuando la divisa cayó por debajo de los $2.900.

Para la segunda parte del año, la dependencia al vaivén del petróleo retornó ya que la economía estadounidense mostró flaquezas que hicieron que los inversionistas volvieran a poner sus ojos en el crudo.

LLEGARON LAS SORPRESAS


Podría decirse que hasta el primer semestre del año, el dólar estuvo marcado por los mismos fundamentales de siempre: el crudo y la FED.

Sin embargo, en la segunda parte del año, varios hechos, aunque un poco más marginales, marcaron la tendencia de la moneda además del petróleo y la Reserva Federal.

La victoria del Brexit en el Reino Unido y el triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos le pusieron ‘picante’ al precio del dólar.

Aunque por ambos hechos los mercados reaccionaron en las siguientes horas negativamente, pronto dieron una lección.

Al principio todos esperaban que el mercado se desplomara, al igual que las monedas emergentes y eso no sucedió, ya que, al contrario, influyó para que entraran a esas economías flujos de capitales de inversionistas extranjeros que provocaron el sostenimiento de esas divisas. Algo parecido ocurrió con Trump, pero a menor escala”, señala Camilo Silva.

Para Alexander Ríos, a nivel local, la victoria del NO en el plebiscito generó una subida en el precio de la divisa por lo que eso implicó en términos de confianza inversionista. Sin embargo, no duró sino un par de días.

Para Silva, este hecho en Colombia, al igual que la firma del acuerdo de paz con las Farc, no fueron determinantes para la tasa de cambio.

Hoy, influyen más las noticias de la reforma tributaria.

Finalmente, aunque los analistas creen que el 2017 vendrá con muchos más hechos fundamentales, como los primeros 100 días del gobierno Trump y el movimiento del petróleo, aún es muy difícil predecir qué ocurrirá: la incertidumbre sigue reinando.

Javier Acosta
Portafolio.co
@javaco18

Siga bajando para encontrar más contenido