Aumento del IVA volvió a los colombianos más cautelosos a la hora de comprar

Los consumidores están tomando precauciones económicas debido a medidas como el aumento del IVA, según estudio de Kantar.

Actualmente, el promedio ponderado del IVA en los productos que componen la canasta familiar es de 5,6 %.

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 17 de 2017 - 03:03 p.m.
2017-08-17

Comprar sólo lo que necesitan, adquirir la cantidad necesaria y ser más cuidadosos en las compras, es la tendencia de consumo que prima hoy en los hogares colombianos.

Así lo indica el estudio Consumer Insight de Kantar Worldpanel, empresa global experta en el desarrollo de investigaciones sobre las compras reales de los hogares.

“El aumento de IVA desde comienzo del año ha afectado económicamente a los hogares. En Bogotá por ejemplo hemos encontrado una notable contracción del consumo, sin embargo, ciudades como Medellín y algunas del caribe colombiano, se ha generado un aumento del mismo. Para el segundo semestre de 2017 e inicios de 2018, se espera que la estimulación económica por parte del gobierno con los ajustes necesarios, haga que la situación en el consumo mejore”, expresó Andrés Simon, Country Manager de Kantar Worldpanel.

Otro de los hallazgos de este estudio, hace referencia a cómo los precios promedio de los productos aumentaron, impactando el volumen y la frecuencia de compra.

El volumen quedó estable en comparación con el primer semestre de 2016 y la frecuencia tuvo una variación de -1%, teniendo en cuenta el mismo periodo de tiempo, es decir que los consumidores fueron menos veces a los puntos de venta y gastaron más dinero para mantener el volumen en la canasta familiar.

¿CÓMO ESTÁN LAS CIUDADES?

Bogotá se convirtió en un caso particular, pues la ciudad le impide a la canasta de consumo masivo crecer por la fuerte afectación del desempleo. Hasta junio de este año, 1 de cada 10 bogotanos en edad económicamente activa están desempleados, lo cual trae repercusiones marcadas. El precio promedio de los productos en la capital del país tuvo un incremento de 6%, generando contracciones en la frecuencia de compra y en el gasto promedio en -1%.

La canasta más afectada en la ciudad ha sido la de las bebidas, con una caída de 14% en el volumen, en esta se encuentran productos como: té líquido, jugos industrializados, gaseosas, refrescos en polvo, cervezas, agua y café.

Medellín, Oriente y Centro son las regiones que mantienen el consumo positivo, con crecimiento en volumen de 8%, 6% y 4% respectivamente, siendo los crecimientos más grandes en la canasta de alimentos.

HOGARES MÁS IMPACTADOS


Los niveles socioeconómicos medios (3 y 4) resultaron ser los más afectados en los primeros meses del año. Este grupo poblacional tuvo una reducción de -1% en el volumen de la compra y de -3% en la frecuencia, es decir, redujeron 2 visitas al punto de venta en el primer semestre, mientras que el precio promedio de los productos aumentó en 5%.

Por su parte los niveles socioeconómicos 1, 2, 5 y 6, tuvieron un incremento en el volumen de compra de 1%, y el precio promedio de los productos creció en 4%. Por su parte el estrato alto mantuvo el consumo con un aumento en la frecuencia de compra de 4% en los primeros meses del año.

LA CANASTA DE CONSUMO AL DETALLE 

Las canastas de alimentos y aseo del hogar, contribuyen a soportar el consumo por ser productos vitales y necesarios. En este sentido, cocinar en casa impulsa categorías como arroz y aceite. Este último crece +9% en volumen.

La categoría de bebidas fue la más impactada siendo gaseosas, jugos y refrescos en polvo los que más han aportado a la contracción. El precio promedio de bebidas subió 11% y la frecuencia se redujo en -4%. Bogotá es la ciudad que más ha llevado a esta caída fuerte de bebidas, pues aporta con 93% de la contracción en esta canasta.

Con el aumento del precio de los productos, las familias están buscando cada vez más las tiendas de descuento para hacer el abastecimiento del hogar, mientras que los puntos tradicionales están observando como sus habituales usuarios migran a encontrar precios más ajustados. Los canales de descuento han ganado 19 puntos de penetración y 32% en frecuencia de compra para este primer semestre. En este escenario las hiperbodegas y droguerías también están aprovechando este espacio y tienen un buen crecimiento en volumen, valor y frecuencia de compra.

EL IMPACTO DEL INCREMENTO DEL IVA EN LA CANASTA 

El incremento del IVA en 19% en febrero de 2017 impactó la canasta de consumo masivo y los más afectados fueron las familias pequeñas (1-2 personas), de niveles socioeconómicos medios (estratos 3 y 4) y padres cabeza de familia.

En general el 44% de la canasta de consumo masivo sufrió el aumento del tributo, ya que el precio promedio creció 9%. Sin embargo, cuando se revisan los productos de la canasta que tienen IVA hasta 5% el precio promedio se mantuvo estable.

“Observamos que la canasta con productos que tuvieron incremento del IVA al 19% se contrajo en -2% en volumen, mientras la canasta con productos que tienen IVA hasta 5% creció 2%, es decir, el consumidor está buscando opciones para mantener su consumo y también las categorías conquistadas en los últimos años. Con el aumento en los precios, hay que hacer elecciones y buscar alternativas para su abastecimiento”, concluyó Andrés Simon, Country Manager de Kantar Worldpanel.

Siga bajando para encontrar más contenido