Aún no hay razones para bajar tasas del Banco de la República

Esto hasta que no se garantice el retorno de la inflación al rango meta a más tardar al final del 2017.

Banco de la República

En la más reciente junta del Banco de la República 6 miembros votaron por mantener las tasas de interés en 7,75%, mientras que uno les sugirió a los demás realizar un incremento del 25 puntos básicos.

En la más reciente junta de política monetaria del Banco de la República seis miembros votaron por mantener las tasas de interés en 7,75%, mientras que uno les sugirió a los demás realizar un incremento del 25 puntos básicos hasta el 8%.

Economía
POR:
Portafolio
septiembre 18 de 2016 - 08:54 p.m.
2016-09-18

Hasta que la inflación no haya dado muestras concretas de que terminará el 2017 dentro del rango meta establecido por el Banco de la República (2% a 4%), el codirector del Emisor Carlos Gustavo Cano no ve razones que permitan plantear la discusión de si se debe o no comenzar a reducir las tasas del interés del banco central.

Y es que tan pronto se conoció el dato de inflación de agosto (-0,32%) el presidente de la República, Juan Manuel Santos, invitó a los miembros de la junta directiva del Banco a evaluar las posibilidades de que en las siguientes reuniones se abordara dentro de la discusión el eventual recorte en los tipos de interés (Lea también: Por un buen tiempo las tasas de interés seguirán elevadas).

Sin embargo, el codirector Cano sostiene que “aunque la previsible caída de los precios de los alimentos en los siguientes meses continuará ayudando a atenuar la inflación, la probabilidad de que el 2017 se convierta en el tercer año consecutivo de incumplimiento de la meta aún es alta, evento que colocaría en serio riesgo la credibilidad en la autoridad monetaria”.

Ante la incógnita de cómo romper la persistencia del desanclaje de las expectativas de inflación con respecto de la meta, el miembro de la junta directiva del Emisor sostiene que “sin duda, tal es el principal reto de la política monetaria en la hora presente, junto con el cumplimiento del compromiso asumido por la corporación en noviembre de 2015 de garantizar que en 2017 la inflación retorne al objetivo constitucional”.

A pesar de que las expectativas han ido mejorando, y se han acercado al límite superior del Banco de la República (4,212%), el codirector Cano asegura que por estar aún por encima del nivel superior de la meta no se puede pensar en modificar a la baja las tasas del banco.

En la más reciente reunión de política monetaria la mayoría se impuso en la votación final para mantener las tasas en el 7,75% (Vea además: Emisor mantuvo estable la tasa de interés en agosto: ¿cuándo empezará a ceder?).

Argumentaron que las expectativas de inflación permanecieron estables y señalaron que el proceso de ajuste de la economía a la caída de los términos de intercambio continúa de manera ordenada.

Se mencionó también que la política monetaria se encuentra en un terreno contractivo. Así mismo, puntualizaron que en la medida en que en los próximos meses continúe bajando la inflación, también se puede esperar que se reduzcan las expectativas, ya que éstas tienen un componente adaptativo. Algunos se refirieron a que el nivel del déficit en cuenta corriente sigue siendo elevado y a que la probabilidad de un aumento de la tasa de intervención por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos este año, es elevada. Esto puede llevar a una mayor devaluación del peso y a un traslado adicional a los precios de los bienes y servicios transables.

De igual modo, uno de ellos reiteró que el ajuste de la economía a las nuevas condiciones externas que ha enfrentado el país no es neutral al momento de presentación ante el Congreso del proyecto de reforma tributaria.

Finalmente, otro miembro del grupo mayoritario expresó su percepción de que existe el riesgo de una desaceleración de la economía más rápida que la esperada. Así mismo, agregó que si ese escenario se materializa, debería pensarse en una eventual reducción de la tasa de intervención.

En síntesis, para el codirector Cano la reducción de la inflación en agosto aún no es suficiente, lo que hace prever que estará lejos de votar a favor de un recorte en las tasas durante las próximas reuniones, por lo pronto en septiembre, se conocerá la interpretación de los demás miembros de la junta sobre el dato de inflación de agosto y el comportamiento de las expectativas.