No hay consenso frente al ritmo de baja de tasas del Emisor

Representantes del sector privado tiene opiniones opuestas sobre la próxima decisión que tome la autoridad monetaria.

Gremios coinciden en que en primeros meses del año la demanda se vio afectada.

Gremios coinciden en que en primeros meses del año la demanda se vio afectada.

Llano siete días

POR:
Portafolio
marzo 27 de 2017 - 10:59 p.m.
2017-03-27

La junta del Banco de la República tuvo una postura adicional en la reunión del viernes pasado. En el bando mayoritario hubo cuatro miembros que pidieron reducir la tasa en 25 puntos básicos, otro pidió mantenerla estable y el otro sugirió recortar los tipos en 50 puntos base, lo que dejó la duda de si las reducciones que se han hecho resultan insuficientes para impulsar la economía.

Desde diversos frentes el sector privado ha hecho énfasis en la necesidad de reducir las tasas de interés. Uno de ellos ha sido Guillermo Botero, presidente de la Asociación Nacional de Comerciantes (Fenalco), quien en diálogo con Portafolio sostuvo que no solamente se deben reducir las tasas, sino que además los movimientos de esta deben ser más fuertes.

“El que pidió bajar 50 fue el Ministro de Hacienda, eso hay que decirlo con nombre propio. Y claro que hay que hacer movimientos en la tasa más fuertes, pero no lo van a hacer, la junta del Banco de la República va a seguir recortando de a 25 para evaluar como evoluciona la inflación”, dijo el dirigente gremial.

Sin embargo, la petición de Botero no es solo en cuanto a la tasa del Emisor, el Presidente de Fenalco es enfático en que se debe replantear la periodicidad del cálculo de la tasa de usura.

No está bien que se siga fijando la tasa de usura de manera trimestral. Eso impide que bajen los créditos de consumo. Yo he manifestado varias veces que se debe buscar el mecanismo para que el cálculo de esta se realice de manera mensual”, explicó Botero.
Dicha postura es compartida por Javier Díaz, presidente de Analdex, quien asegura que “es una tesis para tener una efectividad mucho mayor, porque lo que se dice es que hay un rezago y la tasa se queda mucho tiempo arriba particularmente ahora que la del Emisor está bajando”.

Así mismo, Díaz comparte a postura de que al menos en la reunión del viernes, debía darse una reducción de 50 puntos base y no de 25. “Creo que la sesión daba para bajar los 50, había margen, lo que pasa es que uno ve es que el banco central quiere ir paso a paso, así como fue subiendo de a 25, al mismo ritmo está haciendo las reducciones en sus tasas”.

Y es que aunque el Emisor ha disminuido los tipos de intervención, Díaz dice que por la reducción en la inflación, en recorte podría ser superior. “Hay margen para bajar las tasas, esto en la medida en que la inflación se ha ido reduciendo. Resulta necesario porque uno ve que los agentes económicos se han ido quejando de la demanda en enero y febrero, entonces si se puede una reducción más fuerte”, puntualizó el Presidente de Analdex.

De otro lado, Rafael Mejía, presidente del Bolsa Mercantil de Colombia, sostuvo que “uno tiene que mirar las perspectivas de las variables que examina el Banco de la República, yo veo que tanto vivienda como alimentos y transporte no están asegurados en su declive permanente, por eso fueron prudentes y bajaron 25”.

Así mismo, manifestó que las recientes lluvias que se están presentando en todo el país están afectando las siembras y eso finalmente desencadenará un efecto al alza en los precios de lo alimentos.

De igual forma manifestó que entre los transportadores aún hay temas por resolver “entre los transportadores aún hay muchas inquietudes, y el sector de construcción no es solo vivienda, ahí también están las carreteras y otro tipo de construcciones, así que recortar más de 25 puntos podría ser una imprudencia de parte del Emisor, porque estos tres sectores reúnen casi el 73% de las variables que se miden en el IPC, así que es mejor ir viendo como evolucionan para poder tomar las decisiones indicadas”, sostuvo el Presidente de la BMC.

Economía inicio el año con debilidad


En enero de 2017 el índice de Seguimiento a la Economía (ISE) que revela el Dane, mostró que en su serie original tuvo un crecimiento de 1,1% respecto al mismo mes de 2016, lo que representó una disminución de 1,8 puntos porcentuales.

Por otro lado, el ISE desestacionalizado registró un crecimiento de 1,2% en comparación con la variación de enero de 2016 que fue de 3,1%. Por último, la variación del ISE respecto a diciembre de 2016 fue de -0,3%.

Siga bajando para encontrar más contenido