Los consumidores comenzarían a sentir baja en tasas a final de año

Los expertos aseguran que lo más probable es que los recortes del Emisor se sigan realizando de a 25 puntos básicos. 

La expectativa del mercado de cara a la reunión de hoy, es que el Emisor recorte en 25 puntos básicos sus tasas de interés con lo cual se ubicaría en el 7%.

La expectativa del mercado de cara a la reunión de hoy, es que el Emisor recorte en 25 puntos básicos sus tasas de interés con lo cual se ubicaría en el 7%.

POR:
Portafolio
marzo 23 de 2017 - 10:49 p.m.
2017-03-23

Este viernes, el Banco de la República realizará su tercera reunión del política monetaria del año. Las expectativas del mercado giran en torno a que se realice una nueva reducción en las tasas de interés, con lo cual quedará situada en el 7%.

Vale recordar que la junta que se desarrolla hoy tendrá nuevamente la participación de solamente seis integrantes. A pesar de que el exsuperfinanciero, Gerardo Hernández, ya se posesionó en su cargo dentro de la autoridad monetaria, José Antonio Ocampo, quien también ingresó al organismo asumirá en mayo.

(Lea: La inflación le pasó factura al índice de pobreza en 2016)

A pesar de que el Banco de la República ya encadena algunas sesiones reduciendo lo tipos de interés, la expectativa es que para los consumidores el efecto de estos recortes aún tarde algunos meses en llegar.

De acuerdo con Munir Jalil, director de Investigaciones Económicas del Citibank, “es normal que la política monetaria tenga cierto rezago para verse reflejado en el mercado y por consiguiente en los consumidores”, anotó.

En este punto coinciden otros expertos consultados, los cuales aseguran que si bien la reducción en los tipos de intervención inició desde el año pasado, su mayor efecto sobre los consumidores podría sentirse en el 2018, cuando la trasmisión a las tasas de los bancos se haya producido completamente.

En la más reciente junta, es decir la de febrero, los miembros de la autoridad monetaria destacaron la continuidad del descenso en el indicador de la inflación total, el débil comportamiento de la economía en lo corrido del año y la favorable reducción del déficit en la cuenta corriente.

Por factores como estos, Jalil considera que lo más probable y lo que están esperando en la entidad bancaria, es que “en la reunión hoy se debería realizar un recorte adicional de 25 puntos básicos, con lo cual quedaría en el 7%”.

Vale recordar que desde los diferentes gremios del sector privado, entre ellos la Andi, Fenalco y Analdex, le han manifestado al Emisor la necesidad de impulsar la economía con nuevas reducciones en los tipos de interés de intervención. Sobre este punto, Jalil considera que las reducciones pueden continuar, pero aclaró que estos recortes en las tasas no podrán ser indefinidos.

Creo que el Banco de la República no tendrá inconvenientes para reducir un poco más las tasas de interés. Quizá lo haga hasta el 6%, pero desde ese punto en adelante tendrá que estar más atento al comportamiento que esté registrando la inflación, con base a esto se podrá decidir si es posible recortar la tasa en una proporción mayor”, explicó el director de Investigaciones Económicas del Citi.

(Lea: Ahora es mayor la confianza en que se cumpla la meta de inflación)

El análisis de Jalil coincide con las minutas de política monetaria de la reunión de febrero, cuando los integrantes del organismo encargado del control de la inflación, manifestaron que “existen las condiciones para cambiar gradualmente la postura contraccionista de la política monetaria y buscar el nivel neutral de la misma, a un ritmo que dependerá de la información y los riesgos observados en cada sesión”.

Así mismo, se manifestó que especial preocupación les produjo la pronunciada caída del índice de confianza de los consumidores, aunque en los últimos meses dicho índice ha perdido correlación con la demanda interna y con el consumo de los hogares.

Con base a estas estadísticas y teniendo en cuenta el bajo crecimiento pronosticado por el equipo técnico para el presente año, el pobre desempeño de la industria en los últimos meses, el leve incremento de la tasa de desempleo en las trece ciudades principales y el desplome del índice de confianza del consumidor, se decidió la reducción de febrero, y por eso mismo volvería a recortarse en la reunión de marzo.

En la junta anterior, algunos consideraron que hay que evitar el riesgo de caer en una espiral negativa, de mayor desaceleración de la economía y que, dado el comportamiento relativamente favorable previsto para el déficit externo, era conveniente darle mayor atención a la recuperación de la confianza.

Finalmente, en relación con las expectativas de inflación y el ligero aumento que tuvieron en el último mes, unos de sus miembros señalaron que, con una reducción de 25 puntos básicos, la tasa de interés de intervención sigue siendo contraccionista y reafirmaron que el cambio debería seguir siendo gradual en el futuro, dependiendo de los datos observados y, en particular, de los fenómenos de inercia e indexación en la inflación.

Siga bajando para encontrar más contenido