Banca no puede endurecer las condiciones a deudores morosos

La Superfinanciera dice que si el cliente no acepta lo planteado por la entidad, y no se llega a un acuerdo, deben permanecer los términos originales.

Jorge Castaño, superintendente Financiero.

El indicador de provisiones ha venido aumentando y hay cerca de 22,5 billones de pesos.

Rodrigo Sepúlveda /El Tiempo

POR:
Portafolio
octubre 05 de 2017 - 09:54 p.m.
2017-10-05

El Superintendente Financiero, Jorge Castaño Gutiérrez, aseguró ayer que los bancos no pueden endurecer las condiciones de pago a los deudores morosos que se acerquen a las oficinas a solicitar una renegociación.

“La intención nuestra es buscar beneficios para los consumidores, y por eso haremos un seguimiento cercano a este tema. El mensaje es que los clientes que tienen deudas atrasadas se acerquen a los bancos, expongan su situación, indiquen cuál es su capacidad real de pago y establezcan nuevas condiciones para la cancelación de la deuda”, aseguró el jefe del organismo del control.

“Hay que dejar claro que solo hay una oportunidad, pues los préstamos se pueden renegociar una sola vez, incluyendo nuevos plazos, cuotas y hasta tasas”.

Castaño señaló a Portafolio que lo importante es que los usuarios tengan condiciones más flexibles y no más difíciles, porque esa es la gracia de una renegociación. “Los bancos no les pueden imponer a los usuarios y a las empresas nuevas reglas que les hagan más difícil el cumplimiento de sus obligaciones. Esto significa que si el deudor no acepta lo planteado por la entidad financiera, y no se llega a un acuerdo, deben permanecer las condiciones establecidas en el momento en que se firmó el préstamo”.

El funcionario dijo que, de la misma manera, el cliente está en libertad de irse a otra entidad a vender su cartera, sin que esté obligado a seguir con ese banco, y sin pagar penalidad por el prepago de cartera.

El Superintendente Financiero, afirmó que los establecimientos de crédito vigilados por esa entidad han manifestado su satisfacción por la medida que permite una renegociación, ya que de esta manera pueden sanear su cartera.

EL MÁXIMO EN 10 AÑOS

El porcentaje de cartera vencida del sistema financiero colombiano está a solo a 50 puntos básicos de igualar el nivel máximo registrado en los últimos diez años. Así lo alertó ayer en Cartagena, en el Congreso Anual de Fasecolda, el Superintendente Financiero, quien a además de prender las alarmas, hizo un llamado los hogares para que gasten en forma responsable.

“Las cifras más recientes que tenemos, con corte a agosto, nos muestran que la cartera total es de alrededor de $428 billones; de este saldo, estamos viendo morosidad en $18,7 billones que son créditos con más de 30 días de retraso en pagos. Esto equivale al 4,4% del total, que es el indicador de cartera”, explicó Castaño.

Sin embargo, aunque los datos han venido deteriorándose, el Superintendente dio un parte de tranquilidad en cuanto a las provisiones que tienen los bancos para respaldar los créditos. “Nuestro indicador de provisiones ha tenido una tendencia bastante positiva, ha venido aumentando y hay cerca de $22,5 billones en provisiones que nos hacen generar una cobertura del 122,8%”, afirmó el Superintendente Financiero.

Entre el 2007 y el 2008, la cartera en mora en el país se ubicó en el 4,9% del total, sin embargo el funcionario asegura que lo que están evidenciando las cifras es que la curva comienza a aplanarse, es decir, que no se contempla que exista un deterioro mayor en los créditos.

“No esperamos mayores deterioros hasta esos niveles. Lo importante es que las provisiones respalden esos créditos deteriorados. En la cartera comercial son en promedio del 120%, en la de consumo también y en la de vivienda es ligeramente menor, pero hay que tener en cuenta que en esa última existe el inmueble como garantía”.

Destacó, además, que las entidades bancarias se han puesto a tono con los ajustes que está teniendo el ciclo económico, y han comenzado a ser mucho más rigurosas y han originado nuevos créditos.

“Esperamos cerrar el año en niveles muy cercanos al 4,5%. Los bancos, además, están teniendo muy buenas utilidades, ya estos han dicho que puede haber una reducción del 25% al 30% por la definición de esas provisiones, pero eso lo que hace es fortalecer la estabilidad de nuestro sistema financiero y que se mantenga la oferta de créditos”, manifestó el encargado del ente de control y vigilancia.

El Superfinanciero explicó que con la expedición de la Circular 026 los bancos no dejarán de provisionar los créditos, sino que se les abre un espacio a las personas que ven cambios en su capacidad de pago. “Estamos ofreciendo reglas de juego a los que vean afectadas sus capacidades de pago, pero eso no implica que haya menores provisiones. Antes, un crédito reestructurado lo que hacía era que cambiaba las condiciones automáticamente, ahora hay que permitirle al consumidor acercarse y modificar las condiciones de sus créditos con unas regla iguales.

Siga bajando para encontrar más contenido