Los precios de los alimentos y la devaluación, siguen presionando la inflación: Emisor

Además, tras subir el interés a 7 %, la Junta considera que el amplio déficit de cuenta corriente es un riesgo para la estabilidad macroeconómica.

Banco de la república

Archivo Portafolio.co

Economía
POR:
Portafolio
mayo 13 de 2016 - 02:20 p.m.
2016-05-13

El pasado viernes 29 de abril, la Junta Directiva del Banco de la República aumentó 50 puntos básicos la tasa de interés que les cobra a los bancos para financiarlos y la dejó en 7 por ciento. Cada mes, desde septiembre del año pasado, el Emisor ha aumentado su tasa de intervención.   

Este viernes, se conocieron las minutas de esa reunión y, entre las principales conclusiones, se resalta que hay consenso en que sigue siendo necesario continuar con el aumento de la tasa de interés de intervención. La duda es en qué magnitud, si 25 pb o 50 puntos básicos.

En síntesis, los fuertes incrementos en los precios de los alimentos y el traspaso parcial de la devaluación pasada a los precios internos siguen ejerciendo presiones sobre la inflación. Las expectativas de inflación se mantienen elevadas. "Esto en un contexto donde existe exceso de gasto sobre el ingreso nacional y el riesgo de una desaceleración excesiva de la demanda interna continúa siendo moderado".

Por esa razón, la mayoría de los miembros de la Junta propuso aumentar la tasa de interés en 50 puntos básicos. Algunos consideran que está comprometida la convergencia de la inflación a la meta una vez pasen los efectos de los choques transitorios de precios.

Asimismo, consideran que el exceso de gasto sobre ingreso, reflejado en un amplio déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos, es un riesgo para la estabilidad macroeconómica en el futuro.

"Un incremento de 50 pb en la tasa de interés apuntala la credibilidad en la autoridad monetaria, propicia la convergencia de la inflación al rango meta en 2017 y contribuye a una corrección ordenada del déficit en la cuenta corriente, todo ello sin mayor riesgo de una desaceleración excesiva de la economía y de la generación de empleo", señalan las Minutas.

Sin embargo, otros miembros expresaron que, a pesar de que están de acuerdo en que persisten las razones para seguir con el incremento en la tasa de interés de intervención, prefieren continuar con la senda de alzas de 25 pb. 

Concluyó la Junta que se espera que en el segundo semestre los choques de los precios de los alimentos y de la depreciación se empiecen a diluir, lo que junto con las acciones de política monetaria debería conducir la inflación al rango meta en el 2017.


La reunión ordinaria de la Junta del Emisor se llevó a cabo el pasado 29 de abril, con la participación del Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el Gerente General, José Darío Uribe y los codirectores, Carlos Gustavo Cano, Ana Fernanda Maiguashca, Adolfo Meisel, César Vallejo y Juan Pablo Zárate.