Barranca quiere rescatar la dinámica petrolera

La operación de Yacimientos No Convencionales en esta zona de Colombia aumentaría la producción de crudo de 250.000 a 750.000 barriles diarios.

César Loza, presidente de la USO, y Darío Echeverry, alcalde de Barrancabermeja, en el panel político ‘Reglamentación, autosuficiencia y economía’, del Primer Foro de yacimientos no convencionales.

En el foro de YNC que se realizó en la capital petrolera del país, la discusión se centró en cómo la estrategia de la petrolera colombiana le devolvería la dinámica hidrocarburífera.

Cortesía Min. Minas y Energía

Economía
POR:
Portafolio
julio 16 de 2017 - 06:35 p.m.
2017-07-16

El anuncio que hizo Ecopetrol sobre apostarles a los yacimientos no convencionales (YNC), no es solo para aumentar las reservas de crudo de Colombia; sino para darle un reimpulso a la actividad de hidrocarburos en el Magdalena Medio, y más a la de Barrancabermeja.

(Lea: Refinería de Barrancabermeja, la ‘joya’ de Ecopetrol para enfrentar los tiempos difíciles

El viernes, en el foro de YNC que se realizó en la capital petrolera del país, la discusión no se centró en si estos proyectos son ambientalmente sostenibles, sino en cómo la estrategia de la petrolera colombiana, con la inversión en la modernización de la refinería y la producción del petróleo de esquisto, le devolvería la dinámica hidrocarburífera de años anteriores.

(Lea: Sabotaje a instalaciones de Ecopetrol amenaza con dejar sin agua a casi toda Barrancabermeja

Un vocero de Ecopetrol le reveló a Portafolio que la fórmula busca reimpulsar la industria, la cual ha decrecido en los últimos años. Y esto será a través de la operación de los YNC, en donde las reservas se estiman en cerca de 5.000 millones de barriles.

“Antes, la región del Magdalena medio era la que aportaba más en la producción petrolera del país, mientras que departamentos como Meta y Casanare estaban relegados a un segundo lugar; pero hoy la realidad es que los departamentos que hacen parte de esta cuenca están por debajo en operación y producción con respecto a los dos de los Llanos Orientales”, precisó la fuente.

A la fecha, y desde hace ocho años, se han invertido poco más de US$4.000 millones en las obras de repotenciación de la refinería. Los trabajos han consistido en la modernización de la infraestructura para procesar combustibles con el nivel de calidad exigido a nivel mundial; así mismo, en la adecuación, con tecnología de punta, del Centro de Control Maestro y la del área de Servicios Maestros.

Estimaciones de la petrolera indican que el costo total del proyecto son US$8.000 millones.

MUCHA MANO DE OBRA

“La operación de los YNC no solo aumentará la producción de crudo en la región, sino que, además, dinamizará la actividad”, señaló Juan Carlos Echeverry, presidente de Ecopetrol, quien indicó que en uno solo de estos campos la mano de obra puede llegar a 3.000 trabajadores directos e indirectos, “es decir, tres veces más de los que se emplean en un campo tradicional”.

Cálculos de la compañía señalan que al día, en una operación de YNC, la producción aumentaría de 120.000 a 750.000 barriles diarios aproximadamente.

“La cuenca del valle medio del Magdalena se encuentra sobre una franja denominada La Luna, cuyos depósitos son ricos en petróleo de esquisto”, precisó Héctor Manosalva, vicepresidente de Operaciones de Ecopetrol.

Para una operación de YNC en esta región, según datos de la petrolera, la inversión inicial estimada está entre $250.000 y $400.000 millones, los cuales se designarían para una perforación de 670 pozos en la etapa inicial.

“Los YNC, desarrollados en procesos ambientalmente sostenibles, son el camino para que la ciudad y esta zona recuperen el protagonismo petrolero de años atrás”, afirmó el alcalde de Barrancabermeja, Darío Echeverry.

El funcionario local reconoció que aunque no es muy amigo de esta clase de proyectos, es la única vía para darle al país más reservas y, de paso, para poder convertir a esta región una de las más prósperas en materia económica.

Alfonso López Suárez