Caen las ventas de cerveza conforme disminuye el consumo de alcohol

Este será el peor año para los volúmenes desde 2009 en EE. UU. conforme los consumidores prefieren las bebidas espirituosas.

Cosas que debe saber sobre la cerveza

El consumo per cápita en el mundo desarrollado ha estado cayendo durante 30 años.

123rf

POR:
Portafolio
junio 09 de 2017 - 07:51 p.m.
2017-06-09

Las personas están bebiendo menos según las cifras de la industria, que representan señales aleccionadoras para los cerveceros y los destiladores, quienes cuentan con el crecimiento derivado de un cada vez mayor número de jóvenes con la edad legal para beber.

(Vea: Siete cosas no sabe sobre la cerveza

El mercado mundial de bebidas alcohólicas se contrajo un 1,3” el año pasado, lo cual fue más pronunciado que la disminución promedio del 0,3% en los últimos cinco años, según cifras del Registro Internacional de Vinos y Bebidas Espirituosas (IWSR, por sus siglas en inglés), el grupo industrial con sede en Londres.

(Lea: Todo lo que debe saber sobre los nuevos precios e impuestos a los licores en Colombia

Alexander Smith, editor de la revista del IWSR, aseguró que la caída era sorprendente, dado un mejoramiento de la economía global y la generalmente estrecha correlación entre las tasas de crecimiento global y el consumo de alcohol.

(Lea: AB Inbev se convierte en la cervecería más grande del mundo

El producto interno bruto mundial aumentó un 3,1% en el último año, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual prevé una mejora de 3,6% este año.

“Eso, junto con la creciente población mundial de consumidores con edad para beber legalmente debería, en teoría, haber llevado a un crecimiento global del consumo de alcohol, pero no fue así”, señaló Smith.

Citó la continua debilidad económica en algunos mercados emergentes y un aumento en las regulaciones como las razones más probables de la caída, que fue impulsada por la cerveza, mientras que las bebidas espirituosas se mantuvieron razonablemente estables, con un crecimiento del 0,3%.

Las ventas de cerveza cayeron un 1,8%, en comparación con una disminución promedio en cinco años del 0,6%. Esto fue debido principalmente a la debilidad que se ha visto en China, el mercado de la cerveza más grande del mundo por volumen, aunque las ventas de cerveza en otros grandes mercados, como Brasil y Rusia, que han estado en recesión, también disminuyeron.

Según Confidential Research del Financial Times, China ya dejó atrás el pico de consumo de cerveza. Aunque la industria de bebidas espirituosas se ha recuperado de la ofensiva de Pekín contra el consumo extravagante, los volúmenes cerveza siguen cayendo y los intentos de las cerveceras nacionales por alentar a los consumidores a cambiar hasta la fecha han resultado infructuosos.

En EE. UU., “el año 2017 se perfila como el peor año para los volúmenes de cerveza desde 2009, cuando los volúmenes totales de la industria cayeron un 2%”, considera Trevor Stirling, analista de Bernstein.

La tendencia no es un buen augurio para Anheuser-Busch InBev, la cervecera más grande del mundo, que obtiene el 30% de sus ganancias operativas en América del Norte, donde no ha podido revertir la caída de sus marcas principales Budweiser y Bud Light.

Los volúmenes de cerveza cayeron un 5% en los tres meses de febrero a abril, según cifras del mes pasado del Instituto de la Cerveza, la asociación de comercio estadounidense que representa a las grandes cerveceras.

La cerveza convencional en Estados Unidos ha estado perdiendo terreno ante las cervezas artesanales más caras, pero la cerveza en general ha ido disminuyendo sus cifras ante las bebidas espirituosas, especialmente el whisky irlandés y estadounidense.

El renacimiento de la ginebra, que se centra principalmente en Europa, se reflejó en un aumento del 4% de los volúmenes globales, pero el vodka ha pasado de moda entre los millennials bebedores con una caída global del 4%.

Diageo, la destilería más grande del mundo y propietaria de marcas como el whisky Johnnie Walker y la ginebra Tanqueray, indicó que “el consumo de alcohol per cápita en el mundo desarrollado ha estado disminuyendo durante 30 años. Sin embargo, hay una clara y sostenida tendencia de los consumidores a beber mejor, no a beber más. Los datos del IWSR apoyan esto con el crecimiento de las bebidas espirituosas, en particular el whisky, la ginebra y el tequila”.

El IWSR apuntó que esperaba que la industria del alcohol volviera al camino del crecimiento este año, pronosticando un aumento en el consumo del 0,8% hasta el año 2021, impulsado por el whisky.

Plato Logic, la consultoría del mercado de la cerveza, prevé un crecimiento del 1,3% en la industria de la cerveza este año, “suponiendo que haya una modesta recuperación en China”, concluyó.

Siga bajando para encontrar más contenido