Cartagena: eliminar pobreza extrema vale $ 2 billones

Estas fueron priorizadas en un estudio del Banrepública recién publicado, para ejecutarse hasta el año 2033; tienen que ver con educación y empleo.

pobreza Cartagena

Se estima que más de 5.000 familias de La Heroica habitan en viviendas informales.

Yomaira Grandett/ ETCE Archivo

POR:
Portafolio
julio 04 de 2017 - 08:49 p.m.
2017-07-04

Detrás del glamur de Cartagena, una de las ciudades de mostrar de Colombia por su belleza y legado arquitectónico, hay una realidad que duele: el año pasado quedó clasificada como la tercera urbe con mayor pobreza monetaria del país, solo superada por Cúcuta y Montería, si bien se trata de un fenómeno que ha ido mejorando.

(Lea: Educación financiera, clave para reducir la pobreza y la desigualdad

Cifras del Dane indican que la pobreza monetaria pasó de 40,2% a 26,2% entre los años 2008 al 2015 y la pobreza extrema se redujo casi 3 puntos, al pasar de 6,9% a 4%. Sin embargo, sus avances distan mucho de las 13 principales capitales del territorio nacional, en las cuales la pobreza monetaria bajó de 36,2% a 15,4% y la extrema cayó de 7,6% a 2,7%, también según datos oficiales. Para el caso de La Heroica, entre el 2015 y el 2016 ambas se incrementaron, la primera en 2,9 y la segunda en 1,5 puntos, al ubicarse en 29,1% y 5,5%.

(Lea: ‘La inflación frenó logros contra la pobreza’

Estos índices contrastan con las postales que suelen difundirse ante el mundo y con su papel como una de las capitales que más aportan al PIB nacional. De acuerdo con algunos estudiosos del tema, son un reflejo de las profundas desigualdades en el ingreso de su población y en la falta de condiciones mínimas para vivir.

Por ello, Jhorland Ayala García y Adolfo Meisel Roca, economista del Centro de Estudios Económicos Regionales (CEER) del Banco de la República en Cartagena, y codirector del Emisor, respectivamente, acaban de publicar un estudio en el que plantean las posibles acciones para que la ciudad supere la pobreza extrema en los próximos 16 años.

Estas tendrían un costo que se aproxima a 2 billones de pesos (ver gráfico) y se concentrarían en cinco campos: vivienda y manejo del riesgo, acueducto y alcantarillado, construcción de escuelas para implementar la jornada escolar única, capacitación y vinculación laboral, lo mismo que en hospitales, parques y vías.

“Variables como el ingreso, la calidad de la vivienda, el acceso al agua potable y saneamiento básico; educación y el empleo son indispensables para eliminar la pobreza y la miseria”, afirman, a la vez que recalcan cómo no solo se trata de la pobreza sino de la profunda inequidad, al ser la segunda entre las 13 grandes urbes colombianas con mayor exclusión social, solo superada por Cúcuta.

INEQUIDAD RAMPANTE

En ella existe la próspera zona norte y el área pobre del sur, que coinciden con la vulnerabilidad ambiental y la violencia. Justamente, las obras y acciones que proponen Ayala y Meisel, apuntan a mejora esto.

Una realidad de a puño que muestra la investigación es que el 75% de la población en condición de miseria está asentada en terrenos inundables o en riesgo de deslizamiento.
Allá han ido a dar la gran masa de desplazados por la violencia, y más recientemente muchos de los migrantes por la crisis económica venezolana. Un cálculo que no está libre de subregistros indica que en el casco urbano habitan más de 5.000 familias en viviendas informales.

Los expertos del Banrepública sugieren que las más de 20.000 personas asentadas en estas áreas sean reubicadas en Viviendas de Interés Prioritario (VIP), con un costo total de $261.260 millones. Adicionalmente, habría que apoyar planes de mejoramientos para otras casi 32.000 familias, lo que costaría unos $23.400 millones.

Por otra parte, la solución para casi 51.000 personas que no cuentan con acueducto (5% de la población total) valdría más de $22.000 millones, y para más de 152.000 marginadas del alcantarillado rondaría los $460.480 millones.

Otro gran problema de los cartageneros es la mala calidad de la educación. De hecho, ninguno de los colegios oficiales de La Heroica se ubica en el rango más alto a nivel nacional y el 65% está en el nivel más bajo, según los últimos informes disponibles de las Pruebas Saber 11. La inasistencia y repitencia superan los datos nacionales y son otro mal indicador al respecto.

“Si se quiere que Cartagena mejore sus indicadores de pobreza y desigualdad en el ingreso, es importante reducir las brechas educativas que existen al interior de sus barrios. Una política que puede resultar efectiva es la implementación de la jornada única en todos los colegios oficiales del distrito”, dice el informe del Banrepública. El costo de duplicar el número actual de aulas, sobre todo en los barrios que más lo necesitan, está por los $312.000 millones.

Así mismo, el diagnóstico apunta a que si bien se reconoce cierto auge económico en la ciudad por cuenta del turismo y la actividad portuaria, no se están generando empleos de calidad, al punto de que el índice de informalidad es del 55%. El mototaxismo y las ventas callejeras se constituyen en escampadero de los desocupados.

Y la solución a mediano y largo plazo, de acuerdo con Ayala y Meisel, sería la capacitación en carreras técnicas y tecnológicas, para mejorar la vinculación al mercado laboral formal, así como el fomento al emprendimiento.

Finalmente, existe un déficit que se debe subsanar en cuanto a infraestructura en salud, espacio público y vías. El valor serían $484.000 millones.

Siga bajando para encontrar más contenido