Casi $1 billón costaría el cambio de cascos con nuevas reglas de juego

En un mes entraría en vigencia la resolución que está ultimando el Mintransporte. Habría un año de transición para el ajuste.

Motos

Archivo Portafolio.co

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
agosto 27 de 2017 - 08:09 p.m.
2017-08-27

A la industria de las motos en Colombia le está llegando la hora cero para ponerse seria en la seguridad vial.

Puntualmente con el tema de los cascos, para el cual el Ministerio de Transporte está ultimando detalles de la resolución de dichas protecciones, que llevaría a que cada uno de estos cueste unos $200.000. Así, los ajustes valdrían en total casi $1 billón, teniendo presente que no todos deberán cambiarse.

Lea: (El 98% de las motos en el país son para trabajar).

No obstante, los precios podrían variar entre $180.000 y $250.000, según la marca o detalles que tenga. Vale destacar que esta cifra sale de los valores que serían añadidos a la cadena de este mercado, la cual ahora incluiría pruebas y exámenes, a los que tendrían que ser sometidos los cascos por parte de los productores.

Lea: (Colombia, país de América Latina donde más mueren niños en accidentes con motos).

Una fuente del Mintransporte le aseguró a Portafolio que si bien aún tienen dos meses para terminar la normativa, esperan que en máximo un mes ya esté publicada en la página del Ministerio, es decir que a finales de septiembre comenzaría el conteo final para su puesta en marcha.

Lea: (Vendrán nuevos requisitos y tarifas para obtener la licencia de conducción).

“Acá debemos tener presente algo fundamental y es la transición; no podemos exigirles a los motociclistas ni a la industria que se acomoden a las nuevas reglas de juego de la noche a la mañana, y, por esto, el mismo ministro, Germán Cardona, está al frente de dicha reglamentación, que tendría un año de plazo para implementarse plenamente”, indicó.

NUEVAS REGLAS DE JUEGO

El borrador de la resolución destaca, inicialmente, un concepto del Fondo de Prevención Vial, que asegura que “los cascos que se comercializan en el mercado colombiano tienen un alto grado de incertidumbre para los consumidores sobre la seguridad que ofrecen y el Estado no está cumpliendo su rol como garante de un mínimo nivel de seguridad”.

Por esto, el Gobierno adoptaría las normas que hoy rigen en el territorio europeo y estadounidense, y que llegarían a reformar la Norma Técnica Colombiana (NTC) 4533, la cual “no se ha traducido en la provisión de elementos que otorguen altos niveles de seguridad en el uso de los casos, ni en lo relacionado con la infraestructura necesaria de verificación”.

En este orden de ideas, tanto la industria nacional como internacional deberán obtener el certificado de conformidad correspondiente, que para el caso nacional será expedido por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (Onac).

Además, si la protección es importada de Europa o Estados Unidos (donde tienen normas estrictas), cada una tendrá que someterse a un ensayo o prueba en un laboratorio colombiano, razón por la cual tanto el sector público como privado esperan que en el país se instauren este tipo de centros, que cumplirían las funciones de evaluadores técnicos. Finalmente, si encuentran que todo está correcto, le darían el aval a cada casco para que sea vendido.

VIGILANCIA MÚLTIPLE

“Esto lo hacemos como respuesta a que la guerra en el país pasó ahora a las vías. Es inaceptable que por las carreteras mueran más de 7.000 personas (dato del 2016), de las cuales más de 1.700 son motociclistas; las cifras son espantosas y tenemos que actuar”, destacó la fuente del Ministerio, quien añadió que también se podría incluir la prohibición de vender motos sin cascos.

A su turno, Juliana Rico, directora de la Cámara de la Industria Automotriz de la Andi, afirmó que: “Coincidimos en que la actual es una norma que le faltan requisitos internacionales y procedimientos de certificación y evaluación; este es un mercado que no tiene control ni vigilancia, y por ello el reglamento nuevo incorpora los equivalente de las normas extranjeras. Es vital que salga rápido, porque es la fórmula con la que consideramos que se van a salvar más vidas”.

Por su parte, Oliverio García, presidente de Andemos, destacó que “con esto se busca que los cascos cumplan con normas técnicas, lo cual me parece fundamental. Sobre todo, porque no podemos olvidar que el principal índice generador de mortalidad en accidentes fatales de vías son las motos. Es importantísimo que se terminen de definir los detalles finales, de modo que comencemos a reglamentar este segmento, que hoy lidera en el sector”.

Por lo anterior, la normativa del Mintransporte también detallaría que la Superintendencia de Industria y Comercio y la Dian tendrán a cargo la vigilancia y control en sus respectivas materias, con el fin de que no se le ‘juegue sucio’ a los compradores, “ni se instauren monopolios en laboratorios, ni productoras de los cascos”, concluyó la fuente del Mintransporte.

REQUISITOS DE LA ETIQUETA

En el artículo 6, el borrador de resolución especifica que cada casco deberá tener una etiqueta suministrada por el fabricante, comercializador o importador, y que tendrá que contar, mínimo, con el nombre del producto, la talla (diferente según la procedencia), el país de origen y la indicación de la regla, estándar o norma técnica que cumpla (europea o estadounidense).

Igualmente, tendrá que detallar quien es el importador o fabricante, junto con su número de identificación tributaria (Nit) y el número del lote o fecha de producción.
La SIC y la Dian estarán pendientes de que todo esté en orden.

Sebastián Londoño V.
k seblon@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido