Cemento: inquietan sobreoferta y lento ritmo de la construcción

Analistas y representantes de cementeras afirman que precios del insumo han bajado debido a la moderación en la dinámica sectorial.

Cemento

Archivo particular

Economía
POR:
Portafolio
mayo 15 de 2017 - 09:53 p.m.
2017-05-15

La baja dinámica de la construcción en el país, reflejada sobre todo en los despachos de cemento desde mayo del 2016, ha impactado los balances de algunas cementeras, pero tiene contentos a los constructores que han percibido una disminución en el precio del insumo.

(Lea: Industria del cemento enfila sus baterías para este año

Luis Aurelio Díaz, gerente del Grupo Oikos, es uno de ellos. “La participación de firmas medianas –diferentes a Holcim, Argos y Cemex– han hecho que el mercado nacional sea más competitivo y esto, en consecuencia, ha llevado a que los valores del insumo se moderen y haya una especie de ‘guerra’ de precios”.

(Lea: Alerta por cemento sin normas técnicas

Carlos Enrique Rodríguez, analista de infraestructura de Credicorp Capital, le da otra lectura a la situación: “Aunque estas cementeras (que participan con el 80% del mercado nacional), registraron una disminución promedio en el valor de 20% en el primer trimestre de este año frente al mismo periodo del 2016, no considero que haya una ‘guerra’ de precios. Realmente, la situación está relacionada con temas coyunturales”.

(Lea: Sin empaque ni restricciones, así está llegando el cemento al país

Al respecto, datos revelados por Fedesarrollo lo explican: “A pesar del crecimiento de la construcción en el 2016, por el aumento de 6% en las edificaciones (especialmente del segmento no residencial), las obras civiles registraron un incremento promedio de 1,3% frente a 5,1% del 2015. Los despachos de cemento (insumo importante para proyectos de infraestructura) presentaron decrecimientos anuales de 5,5%”.

Portafolio consultó a Juan Esteban Calle, presidente de Cementos Argos, quien señaló que los diversos factores que afectaron los resultados de la compañía, en el primer trimestre del año pasado, están relacionados con que “en cada trimestre se consolidan los resultados de las tres regionales de la firma. Una de ellas, Estados Unidos, vivió una dura época de invierno, que afectó nuestra operación en mayor medida en los mercados de los estados ubicados más al norte, como el caso de la nueva planta Martinsburg en West Virginia. Adicionalmente, y por efectos de la contabilización consolidada en pesos de nuestras operaciones en el exterior, también tuvimos un efecto derivado de la revaluación del peso, que impactó nuestros resultados comparados con el mismo período de 2016”.

Y en Colombia, lo que sucede es que los precios se mueven con la oferta y la demanda, en línea con un mercado de libre competencia. “Por eso, más que una ‘guerra’ de precios, lo que vemos actualmente es una consecuencia apenas lógica de la combinación de dos factores que se han presentado en el país: un exceso de oferta por el incremento de las importaciones que ingresan con cero arancel y la disminución en la demanda de producto.

Al respecto, el Presidente de Cementos Argos considera que “cuando un mercado en donde las compañías compiten libremente se encuentra en situación de exceso de producto y reducción en el consumo, inevitablemente presenta una disminución en los precios”.

Sobre el tema, el arquitecto Federico Aguilar coincide en que todo es cuestión de oferta y demanda. “Cada caso es particular y más que una puja de precios, que puede impactar de forma positiva algunos presupuestos de obra, lo que realmente debemos evaluar es que los proveedores –sean los que sean– siempre ofrezcan el valor agregado de cumplimiento y calidad”, concluyó.

Gabriel E. Flórez G.
Economía y Negocios