Lluvias y precios bajos disminuirían cosecha de café del país

La producción brasileña también está por debajo este año, lo que ocasionará escasez mundial.

Café de Colombia

Archivo Portafolio.co

Archivo particular

Economía
POR:
bloomberg
julio 06 de 2017 - 04:01 p.m.
2017-07-06

El mercado del café podría enfrentar escasez la próxima temporada en medio de los riesgos para la cosecha colombiana, y mientras Brasil, el principal productor, se encuentra en la parte de menor rendimiento de un ciclo de dos años, según Cofco International Ltd.

Lea: (La temporada invernal ocasionó caída en la producción cafetera).

Las fuertes lluvias y los precios más bajos están retrasando la recolección y las ventas de la cosecha intermedia en Colombia, el segundo productor más grande de la variedad arábica favorecida por Starbucks Corp. La lluvia retrasó la maduración de las plantas y ha llevado a una floración más pequeña y más dispersa para la cosecha siguiente, lo que podría frenar el potencial de la cosecha, dijo Joseph Reiner, jefe global de café en el brazo comercial de la compañía china de alimentos.

Lea: (En mayo, producción de café en Colombia cayó 22,5%).

Cualquier reducción de la oferta de Colombia se sumaría a una menor producción de Brasil, que actualmente se encuentra recogiendo la cosecha de este año. La producción mundial no alcanzará la demanda de 4,4 millones de sacos en la temporada 2017-18 que comienza en octubre en la mayoría de los países, según estimaciones de Mares Spectron Group Ltd., y el pronóstico de Cofco es cercano a eso, dijo Reiner, quien declinó proporcionar una cifra exacta.

Lea: (‘Precio externo del café debería estar mínimo a US$3,50 la libra’).

"Este retraso de la cosecha intermedia es consecuencia del exceso de lluvia y precios que no proporcionan el incentivo necesario para que los agricultores vendan", dijo Reiner. "Todo esto hace hincapié en las plantas y cuando vimos situaciones similares en el pasado, la cosecha siguiente fue impactada. Levantamos una bandera roja para la cosecha principal siguiente".

Los futuros del café arábica han repuntado cerca del 12 por ciento desde que tocaron un mínimo de 15 meses en junio en Nueva York. En Londres, la variedad robusta subió un 15 por ciento desde un mínimo de siete meses establecido en abril.

La fuerte lluvia implicó que la producción de café colombiano cayera un 9 por ciento en junio, luego de una disminución de casi 23 por ciento en mayo, según datos de la Federación de Cafeteros de Colombia. La nación generalmente recoge una cosecha más pequeña, conocida como mitaca, a partir de abril y la cosecha principal comienza en octubre.

Los agricultores brasileños ya están recolectando su cosecha de 2017-18 y la producción disminuirá porque los árboles se encuentran en la mitad de menor rendimiento de su ciclo. Los operadores esperan que la producción totalice entre 48 millones y 52 millones de sacos, mientras que la estimación de Cofco se ubica aproximadamente en la mitad del rango, dijo Reiner.

La empresa llevará a cabo otro estudio de la cosecha de Brasil cuando alcance entre el 50 y el 60 por ciento, dijo. "Cuando miramos la demanda, lo que sabemos sobre la mitaca y Brasil hasta ahora, y miramos a Vietnam, hay una buena posibilidad de escasez", dijo.

Mientras que la producción aumentará la próxima temporada en Vietnam, el principal productor de robusta, la superficie sembrada de café se ha estancado en medio de un cambio a la pimienta en los últimos años, dijo Reiner.

La producción de café de esta temporada y la próxima promediarán entre 26 y 27 millones de sacos, según estimaciones de Cofco. Una escasez de robusta esta temporada empujo la prima del café arábica sobre los granos el mes pasado al menor nivel desde al menos 2008. La reducción de la diferencia significa que los tostadores de todo el mundo han comenzado a usar más arábica, dijo Reiner. Robusta es preferido para el café instantáneo.

"Hemos comenzado a ver más demanda de algunos granos brasileños de menor grado o mayor edad, y también para algunos cafés centroamericanos más antiguos que se almacenan en los países productores", dijo. "Estamos viendo una gran demanda de estos arábicas que están negociando a mayores descuentos".