Colombia, aún en vilo por los aranceles de Trump a metales

Este jueves, tras imponer nuevas medidas contra China, EE. UU. eximió del gravamen a varias naciones, entre ellas las de la UE, Brasil y Argentina, pero dejó por fuera al país.

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos

Trump firmó la nueva medida contra China.

EFE/Jim Lo Scalzo

POR:
Portafolio
marzo 22 de 2018 - 09:35 p.m.
2018-03-22

Colombia está a la expectativa de saber si la senda de exenciones a los aranceles de acero y aluminio que inició ayer el presidente Donald Trump llegará a aplicarse también al país para que la industria nacional se libre de pagar estos impuestos en las exportaciones de los materiales. Sin embargo, por el momento, las ventas nacionales se mantienen por fuera del beneficio.

(Lea: Así responderá China a las medidas arancelarias impuestas por Trump

Precisamente, EE. UU. anunció ayer la decisión de excluir por el momento de la imposición de las tarifas a la Unión Europea (UE), Australia, Argentina, Brasil y Corea del Sur, además de Canadá y México. “Lo que (Trump) ha decidido hacer es suspender la imposición de tarifas a estos países”, señaló el responsable de Comercio Exterior, Robert Lighthizer. Cabe destacar que la medida empieza a regir a partir de hoy.

(Lea: Trump anuncia aranceles por 60.000 millones de dólares a China

Este movimiento también tuvo impacto en Colombia, y aunque todavía falta conocer la posición definitiva del Gobierno de EE. UU., que Trump hará publica hoy, las autoridades apuestan a que el país se pueda sumar a esta lista de exenciones.

“Debemos esperar para conocer la medida específica. El USTR tiene la carta pidiendo la exención, pero no ha dado respuesta. Yo esperaría que Colombia, que no es un jugador importante en este comercio, quede excluido por la cláusula de minimis, que permite dejar por fuera a todos aquellos países que representan menos del 5% del comercio de los bienes en cuestión”, explicó el presidente de Analdex, Javier Díaz.

(Lea: ‘Solicitaremos a EE. UU. no pagar los aranceles’

De igual forma, sumado a la carta que ya se envió a las autoridades estadounidenses, el Ministerio de Comercio aseguró que abrió un nuevo mecanismo para solicitar la exclusión. De acuerdo con el comunicado de la institución, “los importadores podrán acreditar que sus compras en el exterior cumplen una de tres condiciones: que el producto específico no se produce en EE. UU.; que, si bien es producido, no se consigue en las cantidades o calidades que la demanda requiere; o, por último, que no importarlo significaría un riesgo para la seguridad nacional de ese país. En ese sentido, el MinCIT les pidió los productores que se pongan en contacto con sus compradores y evalúen conjuntamente la posibilidad de radicar estas peticiones”.

Asimismo, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, resaltó que “las medidas anunciadas por EE. UU. imponen un reto al Gobierno y al sector privado colombiano. Debemos trabajar de manera estratégica y coordinada para superarlo de la mejor forma”.

Por el otro lado, los empresarios del país llaman a redoblar los esfuerzos para lograrlo. El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, publicó ayer en su cuenta de Twitter que EE. UU. excluyó a estos países y “no así a Colombia, a pesar de ser su gran aliado en la región. Es necesario redoblar esfuerzos de diplomacia comercial. Otros lo hicieron y lo lograron”.

Así las cosas, aunque las autoridades esperan que Colombia se pueda sumar al listado, el hecho de que aún se mantenga entre los países a los que a partir de hoy se le aplicarán los impuestos, causa incertidumbre en la industria.

SIGUEN LOS TEMORES DE UNA GUERRA COMERCIAL

A pesar de la decisión del Gobierno de EE. UU. de extender las exclusiones de los aranceles, los expertos dejan claro que la posibilidad de que se produzca una guerra comercial están lejos de disiparse. Eso sí, ayer se puso de relieve que el principal enemigo de EE. UU. es China, pues Trump firmó una nueva resolución en la que solicitó a su Gobierno establecer una lista de productos de este país a los cuales imponer aranceles del 25%.

De acuerdo con el anuncio del mandatario, “nuestro déficit (con China) es el mayor déficit de ningún país en la historia del mundo, está fuera de control”, a lo que agregó que esta medida afectaría a artículos que tendrían un valor de “alrededor de US$60.000 millones”.

La respuesta de China no se hizo esperar, y aunque no mencionó medidas concretas, la embajada del país asiático en Washington emitió un comunicado en el que aseguró que “no retrocederá”. “Si se inicia una guerra comercial, China luchará hasta el fin para defender sus intereses legítimos con todas las medidas necesarias”.

Como resalta Raúl Ávila, profesor de comercio exterior de la Universidad Nacional de Colombia, “las medidas que se adoptaron ayer contra China son un mensaje muy fuerte, afectan a una cifra muy grande de exportaciones y, por eso, podemos esperar una batalla comercial bastante intensa”.

Y añadió: “Estamos hablando de las dos principales economías del mundo, lo que hace que se esté generando una situación y un escenario complicado que puede tener consecuencias importantes para el resto de países”.

Asimismo, aunque las medidas de ayer por parte de Trump tenderían a rebajar la tensión con los países europeos, los 28 líderes de la UE, congregados en la tradicional cumbre de primavera, mostraron cierto recelo al anuncio.

“Mientras esperamos la decisión de EE. UU. sobre si exime a la UE de los aranceles al acero y al aluminio, decidimos trasladar el debate. Presentaremos nuestra posición en detalle el viernes”, resaltó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Las críticas al gobierno de Trump también llegaron desde el interior de su país, pues, tal como recoge la agencia Efe, Hun Quach, vicepresidente de comercio internacional de Retail Industry Leaders of America, un gremio minorista, aseguró que “gravar a las familias estadounidenses con aranceles generalizados sobre productos de consumo cotidianos claramente es un error”.

IMPACTO EN LAS BOLSAS

Más allá de las acciones que se adoptaron, estas supusieron un fuerte impacto en los mercados financieros globales, los cuales acusaron los mayores temores a que se desate una guerra comercial. En este sentido, el índice Dow Jones presentó un descenso de 2,93%, es decir, su peor caída en las últimas seis semanas desde las turbulencias de febrero. El S&P500 perdió 2,52% y el Nasdaq, un 2,43%.

Por otra parte, los indicadores en Europa también presentaron pérdidas superiores al 1% en la mayoría de los casos, mientras que las plazas de Latinoamérica terminaron el día en negativo. El VIX, conocido como el índice del miedo, y que se ha convertido en un barómetro de la volatilidad en los mercados, registró un incremento en el día de 30,68%.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido