Colombia se estancó en productividad laboral

El 'ranking' de Competitividad Global del Foro Económico Mundial sitúa al país en el puesto 61 entre 140 naciones.

Un sondeo de Nucleus Research señala que se pierde como mínimo el 1,5% de productividad por cada trabajador a causa de la intera

Colombia se ubica en el quinto puesto en la región, detrás de Chile, Panamá, Costa Rica y México.

123rf

Economía
POR:
Portafolio
septiembre 20 de 2016 - 12:48 p.m.
2016-09-20

Fedesarrollo reveló recientemente un informe en el que señala que Colombia se mantiene en niveles muy bajos en términos de productividad laboral frente a lo reportado a nivel global, pero se posiciona en el top 5 de la región.

Y es que Chile, Panamá, Costa Rica y México presentan mejores cifras en el tema, lo cual posiciona al país en el quinto lugar de América Latina, dato que se complementa con el reportado por el Foro Económico Mundial, entidad que lo ubicó en el puesto 61 –entre 140 países evaluados- del Índice de Global de Competitividad (ICG).

“Específicamente, en lo que se refiere a la productividad laboral, nuestro país ocupa uno de los peores lugares entre los países de la región, de acuerdo con el indicador construido por el 'Conference Board'”, señala el informe de Fedesarrollo.

Lo anterior representa potencialmente un panorama desalentador para la microeconomía del país, por cuenta de que la baja productividad en el trabajo termina desencadenando en peores resultados de formalización y salarios, llevando a que estos empeoren del mismo modo.

De allí se entiende que el bienestar de la población se vea directamente afectado, y repercutiendo en la disminución de los niveles de calidad de vida y de confianza en los distintos mercados locales.

Este reporte cobra importancia en el actual momento de la economía nacional, puesto que Colombia mantiene sus pretensiones de ingresar al selecto grupo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), lo cual contrasta con el estancamiento de la productividad por parte de los ciudadanos colombianos (Lea: El nuevo reto de los directivos).

Por su parte, como se mencionó previamente, el ICG encontró que en el ranking se ha caído, principalmente, por malos desempeños en eficiencia del mercado laboral y preparación tecnológica, ambos con un retroceso notable en entre 2010 y 2015.

Específicamente, el punto del mercado laboral muestra que los empleadores locales han gestado este estancamiento, lo cual se ve reflejado en que el país bajó del puesto 69 en 2010 al 86 en 2015. Estos 17 lugares perdidos tuvieron detrás factores que lo estructuraron, siendo las prácticas de contratación y despido las de peor registro en este periodo de tiempo (en la que el país cayó cerca de 20 puestos).

“Lo anterior configura un escenario en donde la economía colombiana, además de estar caracterizada por una elevada informalidad, está marcada por un uso poco eficiente de los recursos laborales, lo que a su vez repercute de forma negativa en los indicadores estructurales del mercado laboral”, señaló el reporte de Fedesarrollo.

PARALELO A LA REGIÓN, BAJO FRENTE AL MUNDO

Es importante agregar a todo lo anterior que, si bien los niveles de productividad laboral en el país continúan siendo muy bajos, la tendencia regional está en las mismas condiciones, siendo esto igualmente preocupante, si se tiene presente que hoy en día se compite con personal de todo el mundo, y no solo del país.

Este estancamiento responde, principalmente, a los bajos porcentajes de idoneidad del sistema educativo del país, tanto en niveles de educación básica, primaria y secundaria, como en capacitaciones de empresas a sus empleados, así como a los altos índices de informalidad laboral.

Con respecto a esto, el informe reza en que “este no es un fenómeno aislado, sino que por el contrario, es la tendencia a nivel regional, pues -por ejemplo- en promedio, en los países de América Latina sólo el 14,2% de los trabajadores ha recibido algún tipo de capacitación en su empresa en los años anteriores”.

Por su parte, el Foro Económico Mundial, encontró que para 2015, Colombia se rajó principalmente en los subpuntos de Instituciones, Eficiencia del mercado de bienes y Salud y educación primaria. Mientras que se destacó en Desarrollo del mercado financiero y Entorno macroeconómico.

Las cifras no ayudan tampoco si se observa el fenómeno a nivel global. Como se mencionó, Colombia se mantiene muy por debajo de los puestos generales, que actualmente lideran Suiza, Singapur, Estados Unidos, Alemania y Holanda. Estos países obtuvieron puntajes entre 5,43 y 5,76 en el IGC.

Resultados que contrastan con los de Latinoamérica, región en la que Chile quedó a la cabeza, con puntaje de 4,58. Colombia, por su parte, se sacó un 4,28, que si bien no es comparable con sus pares globales, sí está por muy por encima de Venezuela, Paraguay y Bolivia, quienes no superaron el 3,6.

Lea también: La transformación productiva de pymes toma vuelo.