¿Qué piensa el Minambiente del ‘fracking’, las energías limpias y la reserva Van der Hamenn ? 

Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente dice se reglamentará la obtención de Certificados de Beneficio Ambiental en los próximos días.

Luis Gilberto Murillo, gerente para la Región Pacífico.

Archivo Portafolio

Economía
POR:
Portafolio
julio 31 de 2016 - 10:33 p.m.
2016-07-31

Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente y Desarrollo desde el pasado mayo, tiene una amplia trayectoria en el sector público. Fue gobernador de Chocó en dos ocasiones y participó en la alcaldía de Antanas Mockus, entre otros. Fue víctima de la violencia en Colombia al haber sufrido un secuestro por parte de un grupo ilegal armado, y luego un exilio forzado en Estados Unidos.

Como miembro del gabinete, el ministro Murillo piensa que puede dejar una huella importante en un sector que tradicionalmente no ha tenido ni el protagonismo ni los recursos suficientes.

El funcionario habló con Portafolio.

¿Qué está haciendo su despacho para impulsar las energías renovables de fuentes no convencionales?

Con base en la Ley 1715 de 2014 y el Decreto 2134 de 2015, reglamentaremos la obtención de Certificados de Beneficio Ambiental en los próximos días. Ya tenemos un borrador que ha recibido comentarios de diferentes sectores de la economía y los estamos incorporando. Esperamos que con esto quede completo el marco que permite a los inversionistas recibir las exenciones contempladas en la ley, para que la generación de energía limpia pueda competir con las convencionales en términos de costos.

Estos proyectos quedan incompletos si no pueden vender su producción a la red.

Aún no se ha acabado de reglamentar la cogeneración de energía para hacer realidad este tema. Con el Ministerio de Minas y Energía estamos trabajando y esperamos que haya definiciones en los próximos meses para que Colombia pueda nivelarse en este aspecto.

¿En la reforma tributaria será posible defender las exenciones a los certificados forestales o a la importación y adquisición de carros eléctricos?

Estos estímulos son útiles y deberían permanecer. Pero también creo que se debe implementar un sistema que incluya ‘impuestos verdes’, por preservación o uso de los recursos ambientales, así como estímulos al uso adecuado del agua o reducción de impuestos por uso eficiente de la energía. Aunque es cierto que las actividades que restan sostenibilidad al ambiente deben ser gravadas o incluso castigadas, prefiero un sistema de estímulos e incentivos para promover conductas de conservación.

Un ejemplo de gravamen al consumo es el de la denominada tasa de uso del agua: Colombia aplica una de las más bajas del mundo (COP 0,89 por metro cúbico, algo prácticamente nulo), frente a casos como Costa Rica, donde la misma tasa asciende a USD 1,50 por el mismo concepto. También creo que debemos crear cargos por servicios ambientales, por ejemplo por la carga impuesta a un ecosistema que provee agua, no solo por el mantenimiento de la infraestructura, como se hace en la actualidad.

¿Tiene solución al problema de los daños causados por la actividad minera, legal e ilegal?

La extracción de minerales siempre es un problema. Para afrontar las operaciones irregulares se acude al apoyo de la Fuerza Pública, pero eso no es suficiente. La minería ilegal se produce especialmente en zonas que se caracterizan por la ausencia del Estado y de institucionalidad.

Debido al conflicto armado, han sido generalmente los actores del mismo los que se han apoderado de las rentas que legalizan al extraer los recursos mineros y venderlos.
El fin del conflicto armado contribuirá a solucionar este hecho. Pero además, estamos diseñando normatividad con ‘dientes’ para intervenir mercados específicos, como el del oro.

Los buses y camiones que operan con diésel contaminan, pero el Gobierno rebaja el Acpm. ¿Cuándo saldrán de circulación?

En Colombia se ha venido trabajando en la mejora de los combustibles. Se eliminó por ejemplo el plomo de la gasolina. Se incrementó la mezcla de etanol y se ha reducido drásticamente el contenido de azufre en el Acpm. Estamos trabajando en normas de estandarización para hacerlos menos contaminantes y estamos promoviendo la producción de biodiésel de segunda generación, no de palma de aceite, sino de aceite vegetal y animal reciclado.

¿Quién tiene razón en el tema de la zona de reserva forestal Van der Hamenn en Bogotá?

La reserva fue creada legalmente por la CAR, pues tiene la facultad de hacerlo. Pero esta puede ser susceptible de proyectos de sustracción, lo cual ha sido reglamentado por el Ministerio. En su creación hubo institucionalidad y legalidad. Pero así como se creó en determinadas condiciones, el Distrito puede decidir recuperar la zona, bien sea para ampliar las zonas verdes de la ciudad o para otros usos. El Distrito ve hoy una realidad diferente a la que motivó su creación y es su obligación demostrar que ella cesó y que es conveniente dar otro uso al suelo. Y también se debe oír a los ambientalistas. Pienso que es prematuro para hacer un pronunciamiento.

¿En qué va el tema del ‘fracking’? ¿Es permitido en Colombia?


El fracking sí es permitido en Colombia, si se cuenta con todas las licencias y requisitos para realizarlo. Pero en este momento no se opera ningún proyecto porque el bajo precio del petróleo le ha quitado competitividad. Aprovechamos esta coyuntura para hacer su revisión y mejorar la reglamentación en conjunto con el Ministerio de Minas y Energía.

¿Cuáles son sus prioridades actuales y cuál será su legado?

El Presidente ha fijado tres tareas: la implementación de los acuerdos con las Farc, el refuerzo al diálogo con la gente, las regiones y la academia, y la modernización del Sistema Nacional de Medio Ambiente.

También estamos adelantando acciones en la ampliación de las áreas naturales protegidas, la delimitación de los páramos, la recuperación con inversión de áreas ya degradadas, el estímulo al emprendimiento verde y mitigación y adaptación al cambio climático.

Sobre las Farc hay varios puntos: se debe implementar el sistema de justicia ambiental para indemnizar a familias que habitaban zonas de parques naturales y fueron reubicadas; compensar a las personas que por cuenta propia han realizado proyectos de conservación de ecosistemas, y titular la propiedad a campesinos que hayan vivido en las reservas naturales desarrollando su vocación agrícola.

¿El sector del medioambiente es la cenicienta del presupuesto nacional?

Yo diría que ha sido muy castigado en la coyuntura de recortes y austeridad. Nuestra responsabilidad es muy grande en proporción a los recursos que recibimos, especialmente a nivel regional.

Sergio Calderón Acevedo
Especial para Portafolio