Colombia, entre los 28 países de comercio dudoso con EE. UU.

La subfacturación en exportaciones y sobrefacturación en las compras a otras naciones habría superado los US$200.000 millones en 2014.

Puerto de Barranquilla

Las exportaciones colombianas del primer semestre de este año, a los Estados Unidos, sumaron 4.821,2 millones de dólares.

Archivo Portafolio.co

Economía
POR:
Portafolio
agosto 04 de 2016 - 11:42 p.m.
2016-08-04

El comercio exterior de los Estados Unidos estaría afectado por un fenómeno de corrupción, que seguramente dará mucho de qué hablar en los próximos días.

En efecto, las cifras examinadas por la Escuela de Negocios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) no cuadran. El informe revela que los precios de los productos exportados aparecen por debajo del valor real, mientras que los que ingresan a ese país estarían sobrefacturados, es decir, que sus valores fueron inflados. Por cuenta de esta situación, el fisco estadounidense habría dejado de percibir ingresos millonarios por concepto de impuestos. (Lea: Gobierno mantendría las restricciones al comercio con Panamá)

El informe dice que las prácticas cada vez más afianzadas de subfacturar exportaciones y sobrefacturar las importaciones están provocando una masiva fuga de divisas, de Estados Unidos, y se calcula que para el año pasado superó el monto de 200.000 millones de dólares en 2014.

Estas operaciones irregulares representan cerca del 6 por ciento del total del comercio exterior de mercancías de los Estados Unidos, de acuerdo con el estudio realizado por la FIU.

El fenómeno fue detectado luego del análisis de las exportaciones e importaciones realizadas por Estados Unidos, en los últimos 10 años, con un total de 239 países.
Para el efecto se compararon
los precios sustancialmente anormales, encontrados a lo largo del espectro arancelario. (Lea: Revelan que cerca del 15 % del comercio de plaguicidas es ilícito)

Uno de los ejemplos más destacados es el registrado en la importación de retroexcavadoras desde Alemania, a un precio unitario de casi 2 y medio millones de dólares, o la exportación de yates a precios ridículos de 7.700 dólares, a territorio italiano.

Se trata de prácticas llevadas a cabo entre compañías subsidiarias o aliadas con las firmas estadounidenses, según la explicación dada por el profesor John Zdanovicz, Ph.D en finanzas y director de la investigación.

“Ya no se requiere irse del país, buscando pagar menos impuestos, la elusión se da en la propia casa bajo el paraguas del comercio internacional, subvalorando lo que se exporta y sobrevalorando lo que se importa. A lo anterior se agrega el tráfico de mercancías como método de lavado de dinero, producto de negocios ilícitos”, señaló el experto.

La investigación cubrió todo el universo arancelario, 18.327 posiciones de importación, y 9.083 de exportación. Solamente para el 2014 se analizaron cerca de 6 millones de documentos de embarque, que correspondieron a 37 millones de transacciones de ventas al exterior, y casi 7 millones de licencias de importación, que representan más de 72 millones de compras de productos.

PRECIOS ANORMALES

Las transacciones de comercio exterior que presentan precios exageradamente anormales se estimaron, para el 2014, en 230.000 millones de dólares, equivalente al 5,8 por ciento del total del intercambio de Estados Unidos con el resto del mundo.

Dentro de ese monto, las operaciones más sospechosas realizadas con Colombia contabilizaron los 1.700 millones de dólares, que representaron el 4,4 por ciento del total del intercambio bilateral, de los cuales 1.468 millones corresponden a exportaciones estadounidenses.

Entre los ejemplos expuestos por el profesor Zdanovicz por el lado de las importaciones con precios exorbitantes están las puertas de madera procedentes de Canadá a 3.100 dólares la unidad, cuando de Brasil llegan a 40 dólares; las esmeraldas de Colombia a 10.704 dólares quilate; el azúcar de caña de República Dominicana, a 5,95 el kilo; video-proyectores de Japón, a 29.125 dólares; los árboles de levas de México, a 7.707 dólares; vitamina E de Irlanda, a 30.334 dólares el kilo; escobas de China a 61 dólares y buldóceres de Japón a 458.000 dólares.

En cuanto a precios de exportación casi inverosímiles, menciona las llantas para tractor vendidas a Perú a 17 dólares; papa exportada a Canadá a 13 centavos el kilo; lentes de contacto a Corea, por 47 centavos la unidad; fusiles a 300 y 299 dólares con destino a México y Perú; persianas a 5 dólares para Bahrein y tarjetas inteligentes sin grabar, a 5 centavos la unidad para Argentina. Estas últimas son importadas a Estados Unidos, desde China, a 33 centavos.

VENTAS COLOMBIANAS

Las exportaciones de Colombia a Estados Unidos en el primer semestre ascendieron a 4.821,2 millones de dólares, lo que representó una caída de 9.2 por ciento. Este país se mantiene como el primer socio comercial de Colombia, con una participación del 33,7 %.
No obstante, si se mira en volumen, en los primeros seis meses del año hubo un incremento en los despachos, del 25,9%.

Por su parte las importaciones colombianas procedentes de EE. UU., a mayo pasado, sumaron 4.970 millones de dólares, que representaron una caída de 28,2%.

Germán Duque Ayala
Especial para Portafolio
Miami