Colombia le apuesta a llegar a los 20 millones de sacos de café al año

El aumento del consumo mundial de la bebida, expone posibilidades de crecimiento para la producción local, según el presidente Santos.

En la fotografía aparecen de izquierda a derecha, Bill Clinton, exmandatario estadounidense, y el presidente Juan Manuel Santos.

En la fotografía aparecen de izquierda a derecha, Bill Clinton, exmandatario estadounidense, y el presidente Juan Manuel Santos.

EFE

POR:
Portafolio
julio 11 de 2017 - 09:32 p.m.
2017-07-11

No menos de 20 millones de sacos produciría Colombia en el corto plazo, anunció el presidente Juan Manuel Santos, durante el panel sobre 'sostenibilidad económica y desarrollo rural para promover la estabilidad global y la democracia', junto con el expresidente estadounidense, Bill Clinton.

(Lea: Meta de producción de café para 2017 disminuye por lluvias

El primer mandatario no precisó para cuándo esto sería una realidad, pero destacó el incremento en el consumo mundial de la bebida, particularmente en los países asiáticos, lo que abre una amplia expectativa de crecimiento.

(Lea: Mayor inclusión social, lo nuevo de los estatutos cafeteros

Por su parte, el expresidente Clinton indicó que el cultivo del café puede convertirse en el 'ancla' para el desarrollo rural de las comunidades, que, de paso, deben considerar su aporte a las soluciones frente al cambio climático."Se necesita tener al café como 'ancla' para lograr una sociedad rural más estable y no presionar a las ciudades, sino, por el contrario, lograr que la gente se quede en el campo", dijo Clinton al auditorio.

(Lea: Avanza programa para que los niños caficultores no abandonen el campo

Adicionalmente, reclamó de la industria cafetera mundial por la ayuda que deben brindar a los productores del grano, con campañas para mejorar sus condiciones de ingreso y de vida, es decir, más infraestructura y conectividad.

Por último, Bill Clinton pidió diversificar las áreas de siembra y no hacer del café un monocultivo, pues hace falta que las familias rurales satisfagan sus necesidades de autoconsumo de alimentos.

Por su parte, Juan Manuel Santos, resaltó la importancia de la sostenibilidad económica de los productores. "Nada de lo que se proponga tiene sentido si la caficultura no es una actividad rentable para todos los actores de la cadena, incluyendo, por supuesto, a los productores. Sin materia prima no hay cadena", dijo.

Santos recordó que el mercado mundial del café se ha venido concentrando en un número menor de jugadores, tanto en la producción como en la comercialización, por lo que el negocio entero se ha vuelto más vulnerable, y basta que uno de los actores esté en problemas para que afecte al resto.

"En muchos casos, el acceso de los caficultores al mercado -especialmente de los pequeños- es cada vez más desventajoso y deben negociar en condiciones muy desiguales, lo que debería motivar una discusión serena y realista de cómo compensar estas asimetrías", concluyó.

Vale la pena destacar que una mayor tajada de este mercado, desde el puerto de embarque a la taza de los consumidores en cualquier país del mundo, es el común denominador en el petitorio de los países productores del grano, reunidos en un foro mundial en la ciudad de Medellín.

En las cuentas de Roberto Vélez, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, de los 200.000 millones de dólares que vale anualmente el mercado cafetero mundial, a los países productores solo les llega menos del 10 por ciento de esa cifra.

Por esto, el dirigente gremial dijo que se hace necesario reflexionar sobre la sostenibilidad de la industria bajo un enfoque de corresponsabilidad de todos los actores de la cadena.

"Lo que buscamos es generar el espacio para reflexionar cómo, de manera incluyente, los actores de la cadena del café, de forma consensuada, planteamos bajo el criterio de corresponsabilidad la sostenibilidad en todas sus dimensiones: ambiental, social y económica", anotó.

En su intervención durante las sesiones del foro, el presidente de Honduras, Juan Hernando Hernández, propuso un movimiento global para que los consumidores se enteren de cuánto del dinero que pagan por una taza de café, efectivamente llega a los productores en los países que exportan el grano. Así, reclamó un trato justo para ellos.
Esto, tras la experiencia de las fábricas de ropa deportiva en Asia,
que en algún momento mantuvieron la mano de obra en condiciones cercanas a la esclavitud.

Vale la pena señalar que Honduras es el quinto productor mundial de café, el primero de Centroamérica y se trata de una economía de pequeños productores de no más de cinco hectáreas, responsables del 90 por ciento de la producción de ese país.

En el mismo sentido, el vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, reclamó por una mayor equidad, que trata de promover acuerdos con la cadena del café para hacer sostenible el negocio de la caficultura.

Las amenazas y desafíos son unir los eslabones de intereses compartidos, por medio de estrategias, para hacer incrementar los precios del grano y elevar la producción ante la demanda creciente, pero con precios justos.

Por su parte, José Sette, director de la Organización Internacional del Café (OIC), durante su intervención en el foro de productores destacó su plan de acción de los próximos cinco años.

"El reto más importante es la sostenibilidad de la caficultura y que los intereses del comercio y la industria se afinen con los demás eslabones de la cadena”.

Sette le reclamó a los países productores por el suministro de información estadística de calidad y de forma oportuna, con el fin de tener una mejor idea del comportamiento del sector, así como más efectividad en los análisis de prospectiva de la caficultura mundial.
"La provisión de datos actualizados en la producción fortalece la calidad de las estadísticas, pero esto depende de la información que suministren los países miembros de la OIC", argumentó el director del gremio cafetero mundial.

Sette también reclamó por un mayor protagonismo de la OIC, pues recordó que se trata de un escenario natural para la discusión de todos los problemas que enfrenta la caficultura mundial.

El dirigente informó que durante el mes de septiembre se reunirá el Consejo Internacional del Café, en un escenario donde se discutirán temas coyunturales como la productividad, entre otros. Los países productores de esta materia prima que han logrado incrementarla harán sus exposiciones acerca de las metas trazadas para lograrlo.

Siga bajando para encontrar más contenido