‘Colombia necesita más tratados de doble tributación’

Zulay Pérez, líder de Tax & Legal de KPMG, aseguró que con la decisión de gravar los dividendos el país se debe enfocar en este tema.

Zulay Pérez, líder de Tax & Legal de KPMG

Zulay Pérez, líder de Tax & Legal de KPMG explicó que con avances en tecnología y una oferta que facilite la contabilidad de los clientes, se busca duplicar en el 2020 los ingresos de la firma.

Foto: Cortesía Tax & Legal KPMG

POR:
Portafolio
mayo 24 de 2017 - 09:35 p.m.
2017-05-24

Luego de que el Congreso de Colombia aprobara en diciembre del año pasado la reforma tributaria planteada por el Gobierno Nacional, surgieron nuevos desafíos para la economía del país, entre ellos, garantizar que las tasas bajen a los niveles establecidos y en los periodos acordados. Pero adicionalmente plantea retos de cara a hacer que los inversionistas internacionales no desistan de su interés por llegar a Colombia. Por eso Zulay Pérez, líder de Tax & Legal de KPMG, sostiene que es necesario firmar nuevos acuerdos de doble tributación.

(Lea: Congreso aprobó una adición de $6,1 billones al presupuesto 2017

“Lo que hace falta en Colombia es firmar más acuerdos de doble tributación, porque así se asegura que no se grave dos veces la misma renta, porque en caso se debe pagar en el país de origen. Con eso tenemos un reto por delante”, indicó Pérez.

(Lea: ‘Con la tributaria, empresas se replantean si venir al país’

Y sostiene que la importancia de realizar nuevos acuerdos de este tipo recae en que el país, por su estabilidad política, entre otras razones, es considerado uno de los destinos de inversión más atractivos de la región. Resalta incluso el potencial de crecimiento de Colombia, a pesar de que se esté atravesando por un momento de desaceleración.

“Se supone que deberíamos estar recibiendo más inversión, pero para poder recibir todos eso capitales necesitamos hacer que la reforma tributaria sea más integral”.

Aunque la líder de Tax & Legal reconoce que el nuevo régimen fiscal establecido corrigió varios temas, no fue tan estructural como se pensó en un comienzo.

“Si yo comparo con la tributación internacional, donde reconozco un impuesto sobre los dividendos, debo considerar con quién me estoy asociando y los tratados de doble tributación son algo que hasta ahora están naciendo aquí, porque cuando alguien viene a hacer negocios evalúa que, si además de pagar renta debo pagar por los dividendos, a lo mejor no esté en el lugar más atractivo para hacerlos; sin embargo, la estabilidad política del país les da tranquilidad, si se combine y se reglamenta bien esta reforma”.

Aclaró que aunque los negocios en el país puedan llegar a estar gravados en una mayor medida que en otras jurisdicciones, la robustez de la economía y la política han permitido seguir atrayendo a extranjeros.

Ni siquiera la campaña electoral que se asoma en el país pareciera, desde el punto de vista de KPMG, estar sembrando temores entre los inversores externos. “Lo ven como un proceso normal. Al menos los que llegan a través de nosotros, nadie está esperando cambios drásticos, temores que sí están latentes en otras partes de la región”, aseguró Pérez.

Sobre este aspecto, sostiene Pérez, que desde antes de la firma que realizaron el Gobierno y la guerrilla de las Farc ya algunas compañías habían manifestado su interés por llegar al país, y si bien esto aún no se concreta, los acercamientos en torno al procedimiento legal que se requiere para hacerlo se han hecho más frecuentes y con mayor relevancia para esas firmas.

“El tema de la llegada de nuevas empresas al Colombia se vio en su momento frenado, más por la reforma tributaria, que por el proceso de paz, pero una vez definido ese aspecto, las compañías han comenzado a evaluar cómo quedó definido el tema fiscal en sectores como la construcción, o el turismo principalmente”, puntualizó Pérez.

Sobre la pérdida de interés que los inversionistas extranjeros puedan estar sintiendo por los escándalos de corrupción que han sacudido al país, Pérez señaló que impacta, pero no de una forma significativa, debido a que no es un tema exclusivo de Colombia y que incluso en otros países de la región ha sido un tema más nocivo para el clima de los negocios.

“A Colombia no le ha tocado la parte más fuerte, en cambio se ven nuevos jugadores a los que parece interesarles tomar los espacios que Odebrecht está dejando, y que dado que se deben reorganizar, entonces hay interesados en aprovechar esas oportunidades”, indicó la líder de Tax & Legal, quien añadió que además hay confianza en las acciones del Gobierno para tener más transparencia en estos tipos de contratos.

Concluyó explicando que es urgente reglamentar pronto los temas que están inconclusos de la reforma y señaló que los países con mayor interés por venir a Colombia son España y algunos de Asia, que se ven atraídos por el potencial de crecimiento que tiene el país.

Siga bajando para encontrar más contenido