‘Colombia puede ser una potencia del comercio electrónico’

Ximena Castrillón, directora del área de ‘ecommerce’ y emprendimiento internacional de Araújo Ibarra, habló sobre los retos de la firma en este campo.

Ximena Castrillón, directora de ‘ecommerce’ y emprendimiento internacional de la firma Araújo Ibarra & Asociados.

Ximena Castrillón, directora de ‘ecommerce’ y emprendimiento internacional de la firma Araújo Ibarra & Asociados.

Cortesía

POR:
Portafolio
julio 04 de 2018 - 09:20 p.m.
2018-07-04

Hace pocos días, la firma Araújo Ibarra & Asociados anunció la creación de un área de negocio dedicada exclusivamente al ecommerce y al emprendimiento internacional.

Para liderar este segmento, nombró a Ximena Castrillón, abogada javeriana especialista en derecho de la competencia y libre comercio, y ex directora de la Cámara de Servicios Legales de la Andi. Portafolio habló con ella para conocer en detalle los alcances de esta nueva línea de servicios.

(Lea: Ensanches industriales y comercio electrónico, planes de Arturo Calle)

¿Por qué crear un área dedicada exclusivamente al ecommerce?

Araújo Ibarra es una firma reconocida por una amplia trayectoria en comercio internacional. Llevamos más de 45 años liderando el mercado colombiano en ese campo pero nos hemos dado cuenta de que en los últimos años, el comercio electrónico está cambiando la dinámica del comercio en todo el mundo tanto a nivel local como transfronterizo. Por eso creemos que es el momento para abrir un área que se dedique únicamente a estos temas.

(Lea: PídeloRápido pone inventario de eBay al alcance de A. Latina

¿Cuáles serán los objetivos puntuales de esa área?

El primero es fomentar el comercio transfronterizo en Colombia y en la Alianza del Pacífico. Para eso queremos identificar los actores más relevantes en la cadena de valor y empezar a promoverlo en diferentes instancias locales, gubernamentales y regionales. A nivel de la Alianza del Pacífico esto será muy importante.

(Lea: El comercio electrónico, la estrella en la feria del calzado

Otro objetivo, y me voy un poco a la segunda parte del nombre del área que es comercio electrónico y emprendimiento internacional, es promover a los grandes emprendedores, a las pymes y a la pequeña empresa para que pueda salir, para que pueda trascender fronteras. El tercer objetivo es estar a tono con las nuevas dinámicas mundiales de la economía digital, de la sociedad de la información, de la cuarta revolución industrial, meternos de lleno en el tema de la digitalización.

¿Hay rezago en las firmas de abogados en cuanto al tema del ecommerce?

No conozco ninguna firma local o internacional con presencia local que tenga un área de ecommerce en Colombia. Sí tocan algunos de los puntos que tocamos nosotros dentro de la cadena de valor, es decir, temas de telecomunicaciones, de propiedad industrial, de derecho al consumo. Pero no hay un área específica que se dedique a estudiar lo que pasa en toda la cadena, desde que se crea, por ejemplo, el negocio digital hasta que se le entrega al consumidor final, yendo incluso hasta el post-consumo. Se trata entonces de un campo muy atractivo porque no hay un área que congregue todos esos aspectos.

¿O sea que Araújo Ibarra viene siendo la primera en dar este paso?

Somos pioneros a nivel local e incluso a nivel regional. Hicimos un benchmark cuando estábamos iniciando todo este proceso y son muy pocas las firmas que han incursionado con un área específica para comercio electrónico.

¿Cuáles son las expectativas en términos de facturación y resultados a corto o mediano plazo?

Aún es apresurado hablar de temas de facturación pero sí tenemos expectativas muy grandes porque el comercio electrónico está creciendo a pasos agigantados a nivel mundial. Hoy en día el peso de este segmento en el comercio internacional puede ser del 11% o 12% y se espera que para el 2020 sea del 34% o 35%. Esto nos da un norte claro de hacia donde puede llegar el área de comercio electrónico en la firma. Ya hay muchas empresas que exportan e importan de manera tradicional que están dando el salto al fortalecer sus negocios digitales.

La creación de esta área supone cambios en la compañía. ¿Cómo los han planificado y qué otras modificaciones vienen?

Sí, sin duda estamos en un momento de cambios y estos son cambios que también vemos en la sociedad de la información, donde los temas del conocimiento y de la transformación digital se vuelven protagonistas.

Desde luego, estos cambios son muy importantes para una firma cuyo énfasis está en el comercio internacional y en consecuencia, tenemos que ajustarnos a ese nuevo contexto. Entonces abrimos un área de tributación internacional y un área de fusiones y adquisiciones con un fuerte énfasis transaccional, enfocada a fortalecer el mercado y el comercio internacional o transfronterizo.

Araújo Ibarra está cambiando, está haciendo una apuesta por ponerse a tono con estas nuevas necesidades que trae la cuarta revolución. Adicionalmente, creemos que a Colombia no le fue muy bien en la primera globalización, la de la apertura económica de comienzos de los noventas, realmente no fuimos muy hábiles para entrar a ese gran comercio global y creo que hoy tenemos nuevos caminos para lograrlo. Esta “segunda globalización” si podemos llamarla así, puede ser una gran oportunidad para el país.

¿Cuánto tiempo tomó hacer estos ajustes al interior de la firma?


A finales de 2016 empezamos una planeación estratégica y se abrieron estas nuevas áreas empezando 2018. Tuvimos que enfocarnos en nuestra misión, en nuestra visión y en lo que vemos para los próximos años.

¿Dejarán de ser una firma de abogados especializada para concentrarse en nuevas áreas de servicio?

Yo creo que hay espacio para ambas cosas, no es que dejemos de ser lo que somos sino que queremos posicionarnos como consultores en negocios internacionales. Claro, tenemos un importante énfasis en asesoría legal relacionada con el comercio exterior, pero el hecho de que exista un área de tributación internacional o un área de comercio electrónico y emprendimiento internacional va muy de la mano con el ADN que siempre ha tenido Araújo Ibarra. Ahora bien: hay temas que le generan al cliente mayor valor en una consultora de negocios internacionales si además de recibir ayuda en la parte legal, encuentra asesoría sobre cómo generar eficiencias en su negocio y penetrar nuevos mercados. Las firmas de abogados muchas veces se limitan a la redacción del contrato o a una asesoría muy puntual, pero nosotros vamos mucho más allá y apoyamos la estrategia de negocio. Ahí marcamos una clara diferencia.

¿Qué oportunidades ve en el marco de la Alianza del Pacífico?

Bogotá tiene una oportunidad grandísima en cuanto a comercio electrónico. A diferencia de lo que pasó con la primera globalización, que nos limitó mucho para exportar por la falta de un puerto, ahora gozamos de una posición privilegiada para el ecommerce porque tenemos la mejor infraestructura aeroportuaria de América Latina y tenemos instrumentos como los TLCs, que nos acercan a muchos lugares del mundo. Creo que podemos ser una de las potencias del comercio electrónico a nivel regional.

Juan Martín Fierro
Especial para Portafolio
@jmartinfierro

Siga bajando para encontrar más contenido