'Economía colombiana se fortalece pero crecerá a paso lento', BBVA | Economía | Portafolio

'Economía colombiana se fortalece pero crecerá a paso lento', BBVA

El país resistió el choque petrolero, suavizó la desaceleración económica y mantuvo la financiación externa que permitió sostener el crecimiento.

Vivienda

La reactivación del programa Frech de subsidio a la tasa de interés para compra de vivienda por parte del gobierno Nacional ayudará al crecimiento económico.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
julio 13 de 2017 - 12:25 p.m.
2017-07-13

"La economía colombiana crecería 1,5% en 2017 y en 2018 un 2,0%", de acuerdo a las últimas proyecciones dadas a conocer este jueves en el análisis 'Situación Colombia', realizado por el equipo de investigación del BBVA en el país.

“Estimamos que las menores tasas de interés e inflación apoyarán la capacidad adquisitiva de los consumidores, quienes una vez se acomoden a las nuevas condiciones tributarias podrán normalizar paulatinamente su confianza y su gasto, con un crecimiento del consumo de los hogares de 1,6% en 2017 y 2,3% en 2018. Por el lado de las empresas, la inversión comenzará a ajustarse en terreno positivo luego de dos años de contracción, sin embargo con una expansión moderada de 1,9% en 2017 y 3,1% en 2018 como respuesta a una demanda aun débil”, asegura Juana Téllez, economista jefe de BBVA Colombia.

Lea: (Economía colombiana tendrá mejores indicadores en 2017: analistas).

EN EL CORTO Y MEDIANO PLAZO

Según el análisis hecho por BBVA Research, a la economía colombiana la impulsarían varios motores. 

Uno de ellos es el Programa de Infraestructura 4G, actualmente hay seis proyectos con avances por encima del 10% y algunos que ajustan ya cerca del 30% de progreso. Este grupo de proyectos fue el responsable del impulso observado en la inversión pública en el primer trimestre de 2017 y el avance de estos proyectos, en conjunto con otros dos que ya cuentan con cierres financieros, sustentarían parte de la expansión del PIB entre 2017 y 2018.

Lea: (Debilidad de la demanda interna frena la economía del país).

Por otra parte, el anuncio del Gobierno de la reactivación del programa Frech de subsidio a la tasa de interés para compra de vivienda en conjunto con la iniciativa de la mayoría de bancos de reducir las tasas de créditos hipotecarios, debería impulsar al sector constructor. “Habrá una primera etapa de reducción de inventarios actuales y, luego, se abrirá la puerta al desarrollo de nuevos proyectos entre 2018 y 2019. Si bien los efectos de este programa se observan en el mediano plazo, las versiones previas han tenido un impacto considerable en el crecimiento sectorial y en el mercado laboral”, agrega el análisis de la entidad financiera.

Así mismo, señala el análisis que con la recuperación reciente de los precios del petróleo a niveles entre los 45 y 55 dólares por barril Brent, el sector en Colombia ha tomado un nuevo aire hacia ampliar la inversión tanto en extracción como en exploración, lo que ha implicado anuncios por parte de varias empresas de un aumento en sus inversiones que se comenzarían a ejecutar en 2017 y cuyas señales, deberían comenzar a darse en el segundo semestre del año.

Lea: (Mejora el panorama económico para el 2017).

“Finalmente, uno de los sectores que esperamos muestre un mejor desempeño, especialmente en 2018, es el exportador, que se favorecería de la consolidación del tipo de cambio en un rango más estable y en niveles significativamente más competitivos, así como de las ganancias en términos de competitividad producto de la depreciación de la tasa de cambio real frente a socios comerciales”, explica Téllez.

INFLACIÓN CONTINUARÁ A LA BAJA

De acuerdo con el análisis realizado por BBVA Research, el buen régimen de lluvias que ha tenido el país en 2017 ha permitido que la inflación de alimentos haya corregido su tendencia al alza, sumado a que el tipo de cambio en 2017 se ha ubicado por debajo del promedio de 2016, reduciendo el costo de los productos importados y permitiendo también que la inflación de los productos transables se haya desacelerado.

“Esperamos que la tendencia a la baja en inflación continúe en 2017 y 2018 y se ubique al finalizar estos dos años en 4,3% y 3,2%, respectivamente. Detrás de esta tendencia el tipo de cambio jugará un papel clave, en promedio, estimamos que en 2017 y 2018 permanecerá relativamente estable en valores cercanos a 2.980 pesos, asegurando que el costo de los productos importados continúe disminuyendo”, añade el análisis de la economía del país.

TASAS DE INTERÉS TENDERÍAN A LA BAJA

De este modo, las condiciones económicas estimadas para 2017 y 2018, parecerían inclinar la balanza hacia una política monetaria más acomodaticia, de acuerdo con las estimaciones de BBVA Research.

En este contexto, según la entidad, el Emisor bajaría su tasa hasta 5,25% en 2017 y hasta 4,50% en 2018. “La pausa en las reducciones se justifica en el lento descenso de la inflación básica en 2017 que solo hasta los primeros meses de 2018 mostrará una corrección importante”, argumenta la economista jefe de BBVA Colombia.

LOS RIESGOS QUE PERSISTEN

Según el informe de BBVA Research, el principal riesgo sobre la economía se desprende de una mayor duración del ciclo actual. “En ese contexto el mercado laboral podría presentar un deterioro mayor al anticipado ampliando el ciclo negativo de confianza de consumidores y empresarios y postergando los avances en actividad esperados”, añade la publicación.

En el frente externo, el principal riesgo puede provenir de un ajuste inesperado en los flujos de capitales, ya sea por un ajuste más acelerado de la política monetaria en Estados Unidos o por motivaciones de rendimiento de los instrumentos financieros en economías que estén próximas a iniciar su ciclo bajista en tasas.

“Sin embargo, cabe resaltar que la vulnerabilidad de la economía colombiana se ha moderado significativamente con la reducción del déficit en cuenta corriente en cerca de dos puntos porcentuales entre 2015 y 2016 y la expectativa de mejoras adicionales en 2017 y 2018”, puntualiza el análisis del BBVA Colombia.

LOS PROBLEMAS DEL 2015 Y 2016

“El choque de términos de intercambio vivido por Colombia entre 2015 y 2016 tiene pocas comparaciones históricas y hace de él un evento muy particular. En esta oportunidad la confianza sobre las instituciones colombianas permitió gozar de financiamiento externo que suavizó el ciclo de gasto, especialmente el de consumo, lo que impidió que se tradujera el choque en una recesión económica”, asegura Juana Téllez, economista jefe de BBVA Colombia.

Siga bajando para encontrar más contenido