Confianza del consumidor retornó a la tendencia al alza en junio

La mejora respecto a mayo obedeció a un incremento tanto en el componente de expectativas como en el de condiciones económicas actuales. 

Aumentó la expectativa del consumidor

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
julio 18 de 2017 - 12:13 p.m.
2017-07-18

De acuerdo con los resultados de la más reciente medición de la Encuesta de Opinión
del Consumidor (EOC), en junio el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) registró
un balance de -11,7%, lo que representa un aumento de 5,1 puntos porcentuales (pps)
frente al mes anterior y una leve caída de 0,4% respecto a junio de 2016, según el Centro de Investigación Económica y Social (Fedesarrollo).

Lea: (Confianza del consumidor se deterioró en mayo).

Con el resultado de ese mes, pese a mantenerse en terreno negativo, la confianza de los consumidores retorna a la tendencia al alza observada desde febrero, interrumpida solamente en mayo.

Lea: (‘Creemos que la confianza del consumidor va a volver’).

La mejora en la confianza de los consumidores entre mayo y junio obedece a un
incremento tanto en el indicador de expectativas como en el de condiciones
económicas actuales. Con relación a junio de 2016, el índice de expectativas aumentó mientras que el de condiciones económicas se redujo, de acuerdo a Fedesarrollo.

El ICC reúne cinco componentes. Los primeros tres hacen referencia a las expectativas de los hogares a un año vista, mientras que los otros dos hacen alusión a la percepción de los consumidores acerca de la situación económica actual. Con los tres primeros se construye el Índice de Expectativas del Consumidor (IEC) y con los dos restantes el Índice de Condiciones Económicas (ICE).

Lea: (Confianza de los consumidores colombianos se recuperó en abril, pero sigue en niveles negativos).

La mejora en la confianza de los consumidores en el segundo trimestre frente al
periodo anterior se debe a la mejor percepción acerca de la situación económica, tanto del país como del hogar.
Por su parte, la valoración del país aumentó, aunque se mantuvo en terreno negativo. Finalmente, la disposición a comprar bienes durables presentó una mejora importante respecto al periodo anterior, pero se mantuvo también en niveles negativos, asegura el centro de Investigación Económica y Social.

Fedesarrollo encontró que en junio, el ICC aumentó respecto al mes anterior en cuatro de las cinco ciudades encuestadas, particularmente en Cali y Bogotá. Frente al mismo mes de 2016, la confianza se contrajo en tres de las cinco ciudades analizadas.

Los resultados del ICC desagregados por ciudad muestran una mejora intermensual en cuatro de las cinco ciudades encuestadas, particularmente en Cali y Bogotá, cuyos índices registraron un incremento de 9,0 y 7,4%, respectivamente . Frente a junio del año anterior, la confianza de los consumidores disminuyó en tres de las cinco ciudades analizadas y las mayores contracciones se presentaron en Barranquilla y Medellín.

La confianza de los consumidores mejoró en todos los niveles socioeconómicos, afirma Fedesarrollo.  Con relación a junio de 2016, el ICC disminuyó únicamente en el estrato bajo. Desagregando los resultados de la EOC por estrato, se evidenció una mejora en todos los niveles socioeconómicos, particularmente en el alto y en el medio, cuyos balances exhibieron un aumento intermensual de 6,1 y 5,1%, respectivamente.

Frente a junio del año anterior, la confianza de los consumidores aumentó en los estratos medio y alto y se deterioró en el bajo.

La disposición a comprar vivienda aumentó frente al mes anterior pero se mantuvo en niveles inferiores a los observados en junio de 2016. En junio, el indicador acerca de la disposición a comprar vivienda se ubicó en un balance de -5,4%, lo que equivale a un aumento de 5,6% respecto al mes anterior y una caída de 5,4% con relación a junio de 2016, explica el Centro de Investigación Económica y Social.

Así mismo, la disposición a comprar bienes muebles y electrodomésticos aumentó frente al mes anterior y mantiene la senda de recuperación observada desde marzo, aunque permanece en terreno negativo.

El balance de respuestas acerca de si es un buen o mal momento para comprar bienes
como muebles y electrodomésticos se ubicó en junio en -13,4%, lo que representa un
aumento de 8,0% respecto a mayo y de 0,8% frente a junio de 2016. Con los
resultados de este mes, el índice retorna a la tendencia positiva observada desde
marzo, interrumpida solamente en mayo.


Con relación al mes anterior, la disposición a comprar bienes durables aumentó en cuatro de las cinco ciudades encuestadas y las mayores expansiones se presentaron en Cali (17,4%) y Bogotá (12,4 %). Frente al mismo mes del año anterior, el índice aumentó en cuatro de las cinco ciudades analizadas.

La disposición a comprar vehículo aumentó frente al mes anterior pero se mantuvo
en niveles inferiores a los observados en junio de 2016.
En junio, el balance sobre la disposición a comprar vehículo se ubicó en -44,2%, con un aumento de 7,8% respecto al mes anterior y una caída de 4,9% frente a junio de 2016. Con el resultado de junio, el índice completa treinta meses en niveles negativos, desde enero de 2015, concluye Fedesarrollo.

Siga bajando para encontrar más contenido