El acero colombiano, entre China y la demanda local

El nivel de consumo del metal ha caído en el país a pesar de la dinámica que presenta el mercado mundial.

Acero colombiano

La capacidad instalada e las siderúrgicas es de 1,8 toneladas.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
septiembre 14 de 2017 - 08:28 p.m.
2017-09-14

La caída en la oferta exportable de acero que se produce en China, y la volatilidad en los precios internacionales, ha beneficiado las producciones locales del metal. Sin embargo, en Colombia, el nivel de su consumo ha decrecido, y solo un repunte de las 4G y la actividad edificadora ayudarían a mejorar las cifras de su consumo.

(Lea: Presencia y consolidación de empresas multilatinas

De los cerca de 1,6 billones de toneladas de acero que se utilizan en el mundo al año, China produce poco más de la mitad, esto llevó a que el país asiático para atender la demanda aumentara el número de plantas no solo en su suelo, sino también en otros países.

(Lea: Por irregularidades en importación de acero, se han dejado de recaudar más de $25.000 millones

“Esto generó una sobreoferta del insumo en todo el mundo que causó una caída en los precios internacionales del metal”, señaló Andrés Ramírez Sánchez, director de la Cámara Colombiana del Acero (Camacero), al precisar que sumado a lo anterior, llegaron los problemas ambientales, lo que obligó al gobierno chino a cerrar varias de sus siderúrgica locales.

“El decrecimiento de la oferta no frenó el aumento de la demanda de acero en China. Además cayeron sus exportaciones, su cotización aumentó y solo sus plantas al rededor del mundo atendían el mercado internacional”, explicó el dirigente gremial.

Agregó que esta coyunra internacional le ha permitido a las siderúrgicas locales tener un segundo aire para atender sus respectivas demandas, situación a la que Colombia no estuvo ajena pero que no ha podido aprovechar.

VÍAS Y EDIFICACIONES

La oferta del acero colombiano depende de dos frentes que en la actualidad no presentan avances significativos, las vías 4G y el sector de edificaciones.

El director de Camacero precisó que el consumo de este metal a nivel interno ha estado frenado con tendencia al decrecimiento. En inicio de obra y construcción de inmuebles, las cifras del PIB indican que en el primer semestre fue del -7,4%.

“Por otro lado, el sector acero del país tiene todo apostado a los proyectos viales de las 4G, pero no es un secreto que este programa no está andando al ritmo que debe”, aseveró Ramírez.

Recalcó que debido a problemas como el escándalo de Odebrecht, el recelo de los bancos para desembolsar los recursos y retrasos en la apertura de proyectos han impactado de forma negativa el plan vial.

“Las plantas siderúrgicas nacionales tenían toda la fe puesta tanto en los proyectos de infraestuctura como de edificaciones, pero el panorama es que esto no se mejorará antes de un año”, afirmó.

Cabe anotar que en un solo puente, de los muchos que harán parte de las vías 4G, se pueden consumir en promedio 480 toneladas de acero, es decir 163 kilos por metro cuadrado (área promedio de construcción 2.900 metros cuadrados).

Cifras de Camacero indican que en la actualidad el país produce 1,2 millones de toneladas de acero, pero a nivel interno se consumen 3,6. Es decir, se deben importa 2,4 toneladas. Sin embargo, como lo asegura el gremio, las plantas nacionales podrían producir 1,8 toneladas que es la capacidad instalada de las siderúrgicas pero carece de suficiente materia prima. Apenas produce 1,0 toneladas de chatarra.

“La gran pregunta de las siderúrgicas nacionales es cuando comenzará en forma el desarrollo de los proyectos de las 4G ya que en estas obras está la gran demanda que necesita atender la producción local para comenzar a repuntar en utilidades, no solo para atender las obligaciones financieras, sino además para tener flujo de caja”, reiteró Ramírez.

ALAMBRÓN, LA EXCEPCIÓN

Por su parte, el Comité Colombiano de Productores de Acero de la Andi, hace su propia interpretación sobre la coyuntura internacional en la producción de acero con respecto a la operación de las siderúrgicas nacionales.

Comienzan explicado que la dinámica del mercado parte de las dos formas en que se comercializa este producto, las tradicionales barras corrugadas y el alambrón, las cuales son elaboradas por las siderúrgicas colombianas.

“ Por esta razón, la entrada de este producto al país cayó, más en el 2016”, explicó Camila Toro Dangond, directora Ejecutiva.

Precisó que el año pasado la participación de alambrón chino fue del 15%, cifra que decreció en comparación a la del 2015 que fue del 60%. Y en lo corrido del 2017, esta va por el 27%.

“El alambrón de China subió de precio, lo que deja en cierta media sin efecto la fórmula antidumping, pero en lo que va del presente año el país ha incrementado la producción de este insumo en un 48%”, indicó Toro Dangond.

Con respecto a los demás productos, la directora ejecutiva aclaró que la situación es distinta.

“China ha venido ganado participación en las importaciones de acero, mantenido un precio inferior al del origen, y llevando a una disminución en la producción nacional, con excepción del alambrón”, explicó la vocera del citado comité en la Andi.

Indicó que al 31 de julio, del total de aceros que entran a Colombia, China participó con el 44% de la importación.

Así mismo, recalcó que países de la región están blindando esta industria con medidas de renta comercial, lo que lleva a que el precio del acero suba en su origen, pero en las exportaciones la tarifa sigue a la baja.

“El consumo del acero en el país si ha caído en el primer semestre, y solo ha crecido en producción un 2%”, dijo Toro Dangond.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido