Crece la polémica por licencia a mina de oro de Gramalote

Jorge Eduardo Cock, exministro de Minas y Energía, afirma que el trámite no se hizo de manera normal. AngloGold Ashanti explica que cumplió con los pasos del proceso.

Gramalote

“El proceso de licenciamiento tomó cerca de cinco años desde el inicio hasta el otorgamiento”: AngloGold Ashanti.

Cortesía AngloGold Ashanti

POR:
Portafolio
octubre 16 de 2017 - 08:22 p.m.
2017-10-16

El trámite, la aprobación y el otorgamiento de dos licencias ambientales para la operación del proyecto minero de oro de Gramalote (Antioquia), sigue generando polémica, incluso ha suscitado en las últimas semanas un contrapunteo entre un antiguo funcionario del Estado y la multinacional AngloGold Ashanti (AGA). Por un lado, el exministro de Minas y Energía, Jorge Eduardo Cock Londoño, reitera que una de las citadas licencias, la otorgada por la Corporación Autónoma Regional Rionegro Nare (Cornare), se hizo “en tiempo récord (solo siete semanas)”, y fuera de lo común porque, en su opinión, no se elaboró un diagnóstico detallado.

(Lea: Producción de mineras creció 20% gracias a la formalización)

Del otro, la multinacional minera asegura que la afirmación del exfuncionario es limitada, incompleta y sesgada en tanto que omite la información existente en los expedientes mineros y ambientales desde el 2010.

(Lea: ‘Aportamos más de $ 1,55 billones en regalías en 2016’)

Portafolio se comunicó con las partes en el debate para que expusieran sus argumentos o versión sobre el trámite de las respectivas licencias.

AGA ESTARÍA ENGAÑANDO

El exministro Cock Londoño, remitiéndose a declaraciones de una vocera de AGA y publicadas en el diario El Tiempo el pasado 12 de agosto, en las que explica cómo en el proyecto Gramalote la multinacional está construyendo un diagnóstico de impacto ambiental para establecer, entre otros temas, la prospectividad del título, criticó el hecho de que dos meses antes el presidente de la minera, Felipe Márquez, había asegurado que la licencia ambiental fue expedida en el 2016.

“Me llamó la atención que el denominado diagnóstico al que hace referencia la vocera de AGA, prácticamente describe los requisitos que se exigen para estudiar y avalar una licencia ambiental por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) o la corporación autónoma regional de la zona”, explicó el exfuncionario.

E inmediatamente enfatizó: “Entonces, primero le otorgaron la licencia ambiental y posteriormente están construyendo el diagnóstico para tramitarla. ¿AGA estará mintiendo?”.

Así mismo, Cock Londoño hizo referencia a la consecución de otra licencia, para el mismo proyecto, en menos de dos meses, cuando el trámite normal puede durar más de un año.

“En la resolución 112-1717 de Cornare, la licencia ambiental es otorgada a la Sociedad Gramalote Colombia Limited, y su trámite comenzó el 2 de febrero de 2010 y fue expedida el 25 de marzo del mismo año”, dijo el exministro, y precisó que “ni el estudio de documentos y la misma redacción de la licencia se hacen en tan poco tiempo, 36 días hábiles”.

AGA NO ESCONDE, NO MIENTE

Ante las aseveraciones del exfuncionario, un vocero de AGA afirmó que “no es cierto que escondamos y neguemos información de nuestro proyecto en el suroeste antioqueño”.

Precisó que la citada resolución de Cornare otorgó una licencia ambiental al proyecto minero (Gramalote) para la explotación de oro amparado bajo el contrato de concesión minera 6054, título que correspondía a un área de 652 hectáreas.

“Gracias al programa de explotación desarrollado en el área de los títulos aledaños al 6054, se hizo necesario unificar las actividades en un solo contrato de concesión”, señaló, y añadió que el 26 de octubre de 2011 se presentó ante la Secretaría de Minas de Antioquia la solicitud de integración de áreas correspondiente a once títulos mineros, dentro de los cuales se encuentra el de la mencionada concesión minera, proceso que fue elevado a Cornare.

Manifestó además que el 2 de mayo de 2012 la Secretaría de Minas aprobó el Programa Único de Exploración y Explotación, y ordenó la cancelación y desanotación de los títulos, y la inscripción del Contrato Único Integrado identificado con la placa 14292.

“Ante esta situación, las razones de hecho y derecho bajo las cuales fue otorgada la citada licencia en la resolución 112-1717 del 25 de marzo de 2010 para el título 6054 han desaparecido”, aclaró.

Así mismo, recalcó que para la elaboración del Estudio del Impacto Ambiental (EIA) de Gramalote se siguieron los términos de referencia específicos para el proyecto, emitidos por la Anla el 4 de septiembre de 2012, y los criterios establecidos por el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible.

“El EIA de Gramalote se radicó ante la Anla el 26 de febrero de 2015, y en el proceso de revisión se incluyeron requerimientos de información adicional y tres escenarios de audiencia pública. Finalmente, el 25 de noviembre de 2015 fue emitida la resolución 1514, con la que se otorgó la licencia ambiental al proyecto”, señaló el vocero.

Reiteró que toda esta evidencia, contrario a lo que argumenta el exministro Cock Londoño en cuanto al tema del lapso de tiempo, demuestra que el proceso de licenciamiento del proyecto Gramalote tomó cerca de cinco años desde los inicios del estudio hasta el otorgamiento de la licencia ambiental.

“Con la resolución 112-2532, Cornare declara el decaimiento de la licencia ambiental del título minero 6054, y desaparece del ordenamiento jurídico”, agregó el vocero de AGA.

Siga bajando para encontrar más contenido