Credit Suisse confía en que Colombia mantenga el grado de inversión

Juan Lorenzo Maldonado, analista económico para el país, cree que la economía nacional seguirá registrando un crecimiento del PIB.

Juan Maldonado, Director de Análisis Macroeconómico de Colombia, Ecuador y Perú en Credit Suisse.

Juan Maldonado, Director de Análisis Macroeconómico de Colombia, Ecuador y Perú en Credit Suisse.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
agosto 29 de 2017 - 08:34 p.m.
2017-08-29

La política económica que ha adoptado Colombia desde que inició la crisis de los precios del petróleo le ha permitido conservar la confianza entre los inversionistas internacionales, prueba de ello es que las principales agencias calificadoras han mantenido al país con grado de inversión, uno de los aspectos más relevantes para los extranjeros a la hora de depositar sus recursos.

(Lea: Colombia crece apenas con lo justo

Juan Lorenzo Maldonado, director de Análisis Macroeconómico de Colombia, Ecuador y Perú en Credit Suisse, habló con Portafolio y aseguró que “mientras que el Banco de la República está mostrando signos de creciente dovishness (es decir que busca ablandar sus medidas con el recorte de tasas), el Ministerio de Hacienda relajó sus metas fiscales de 2017 y 2018, confiando en suposiciones optimistas de precio del petróleo para justificar un estrechamiento del déficit en cuenta corriente en 2018”, por lo cual esperan que haya una reducción más en las tasas en lo que queda de este año. 

(Lea: Mejora el panorama económico para el 2017

Sin embargo, a pesar de que el país ha realizado las acciones que se le pedían desde el exterior para adaptarse a los choques, en Credit Suisse consideran que la discusión en torno a su calificación volverá a estar sobre la mesa, “no obstante, no esperamos que Colombia pierda su grado de inversión”, sostuvo Maldonado.

(Lea: Las causas del débil crecimiento de la economía colombiana)

A pesar de esto, el economista espera que la expansión del PIB real se mantenga por debajo del potencial, dado un consumo privado más débil de lo esperado.

“Recientemente revisamos a la baja nuestras estimaciones de crecimiento para este y para el próximo año, en el 2017 la redujimos del 2,1% al 1,7%; mientras que en el 2018 el recorte fue del 3% al 2,9%.

“Nuestra revisión de 2017 parece reflejar una mayor desaceleración del consumo privado de lo que esperábamos antes”, explicó Maldonado, “ahora prevemos un crecimiento real del consumo anual del 1,6% este año, frente al 2,0% de nuestro último informe trimestral” añadió.

De acuerdo con el vocero de Credit Suisse, el débil desempeño de este indicador pudo estar asociado a compras anticipadas que se hubieran realizado a finales del año anterior, previendo cambios significativos aprobados en la reforma tributaria que se dio en el Congreso durante el 2016.

“El aumento real del impuesto sobre el IVA, junto con la débil confianza del consumidor, probablemente contribuyó a una débil dinámica del consumo privado durante la primera mitad del año”, indicó el experto.

Pero a pesar de que el consumo no se comportó como se esperaba entre enero y junio, las expectativas están guiadas a que en la segunda mitad del año este tenderá a mejorar.
Señaló Maldonado que “las ganancias salariales reales, como consecuencia de los salarios nominales más altos y de la menor inflación, junto con las menores tasas de interés, deberían ayudar, al menos en parte, a compensar las fuerzas negativas que impactaron el consumo en la primera mitad del año”.

No obstante, aclaró eso sí el experto de Credit Suisse que la mejora en este indicador estará fuertemente ligada a la dinámica que se presente en el mercado laboral.

La preocupación en este campo es que si bien la tasa de desempleo se ha mantenido relativamente estable en el pasado, se han comenzado a ver señales de deterioro en esta materia. Sostiene Maldonado que “una dinámica de mercado laboral sana ha sido un supuesto básico detrás de nuestras opiniones relativamente optimistas sobre el crecimiento y el ajuste de Colombia a los cambios en términos de intercambio”.

Advierte además, que si los indicadores de desempleo registran nuevos deterioros, la entidad revisaría sus pronósticos sobre la expansión del PIB de Colombia. “Si los datos laborales subyacentes muestran un debilitamiento de las condiciones del mercado de trabajo, nuestro pronóstico de crecimiento del PIB real para 2018 podría tener riesgos a la baja”.

Por lo pronto, Maldonado explica que el gasto público sería el que le permitiría al país alcanzar las metas de crecimiento que se ha trazado para este año. “El gasto público y la formación de capital fijo privado y público probablemente serán el pilar del crecimiento del PIB real en 2017”.

Siga bajando para encontrar más contenido