Alivio en tasa de usura cobija solo al 9 % de las tarjetas de crédito

En septiembre descenderá 75 puntos básicos a 32.22%. Vea cómo esta decisión lo impactará en su bolsillo.

Billetes

El monto de emisión para este año pasó de $31,04 billones a $39,04 billones.

POR:
Portafolio
agosto 30 de 2017 - 04:10 p.m.
2017-08-30

Cerca de 1,3 millones de tenedores de tarjetas de crédito en Colombia recibieron este miércoles una buena noticia que aliviará sus cuentas.

La Superintendencia Financiera redujo para el mes de septiembre la tasa de usura a 32,22%, lo que significa un descenso de 75 puntos básicos respecto al periodo anterior (32.97%).

(Lea: Tasa de Usura para septiembre desciende a 32,22%, bajo su nueva modalidad de cálculo mensual). 

Según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, con esta reducción de la tasa de usura, los hogares colombianos que tienen tarjetas de crédito se ahorrarán y dejarán de pagarle a los bancos cerca de 38.000 millones de pesos.

“Esta baja en la tasa de usura beneficia principalmente a los tenedores de tarjetas de crédito. En el país hay 1.356.000 tarjetas de crédito, que se benefician de la reducción de la tasa de usura. Esas 1.356.000 tarjetas tienen saldos de cerca de 5 billones de pesos. Es decir, que eso es lo que deben esos tenedores de tarjetas de crédito. Esta reducción de la tasa de usura significa que quienes deben esos 5 billones de pesos se van a ahorrar 38.000 millones de pesos al año”, indicó Cárdenas este miércoles, al anunciar el nuevo tope, que ahora se fijará mes a mes.

Sin embargo, este beneficio tiene un alcance limitado con respecto al total de tarjetas que hay en el mercado.

Esto porque según la Superintendencia Financiera, en el país hay alrededor de 14,5 millones de plásticos en circulación, en manos de unas 7 millones de personas, lo que indica que el alivio se verá principalmente en el 9,3 por ciento de las tarjetas totales.

No obstante, sin duda, esta decisión es clave para reactivar el consumo de los colombianos, para así dinamizar la economía del país.

Según Munir Jalil, jefe economista para la región andina de Citibank, con esta determinación, “más temprano que tarde el consumidor empezará a notar unos tipos de interés más baratos sobre todo en las tarjetas de crédito, que es el tipo de crédito del sistema financiero que está más atado a la tasa de usura.

Munir explica que para que el consumo se reactive, esta baja en la tasa de usura tiene que ir acompañada de otros mecanismos como la baja de las tasas del Banco de la República, como ya se ha venido haciendo.

En lo corrido del año, las tasas de interés han disminuido 250 puntos básicos, lo que sin duda producirán en el mediano plazo un impacto positivo sobre el consumo.

“Lo que en teoría se busca al bajar la tasa de usura es acelerar la velocidad de la disminución de la tasa de consumo”, indicó el economista.

Munir Jalil agregó que dependiendo el tipo de crédito y el plazo en el que lo va a pagar, el impacto entre los consumidores será distinto.

“Por ejemplo, con esta nueva tasa de usura, para un crédito de un millón a un año, el consumidor sentiría un alivio de cerca de 7.500 pesos aproximadamente”.

Sin embargo, fue claro en señalar que estos valores varían según el monto y el tiempo.

La decisión de bajar la tasa de usura cada mes fue tomada dos semanas después de que el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, solicitara a la Superfinanciera realizar un estudio sobre la conveniencia de reducir el tiempo de vigencia de la tasa.

La razón que llevó al gobierno a tomar esta decisión es que a pesar de que la transmisión de las nuevas tasas de interés ha sido rápido en la cartera comercial, en los créditos de consumo todavía está rezagada la transmisión de política monetaria.

Siga bajando para encontrar más contenido