Cuidar el agua, prioridad para el crecimiento de Colombia

Proyecciones de la Ocde a 2030, indican que la escasez severa del líquido agua en el mundo alcanzará a afectar hasta 3.900 millones de personas.

Así se veía el Nevado del Tolima en el 2014.

Varias empresas que operan en el país están trabajando en la meta de reducir y ahorrar su consumo, con el objetivo de desarrollarse en armonía con el entorno.

Francisco Forero Bonell.

POR:
Portafolio
julio 13 de 2017 - 07:55 p.m.
2017-07-13

El consumo de agua cada vez ocupa lugares más importantes dentro de las prioridades de las empresas en Colombia. Esta consciencia se ve expresada en la incorporación de lineas de acción concretas y de cuantiosas inversiones que les permiten ser más eficientes en su uso, ya no sólo por ahorro, sino proveniente de una genuina preocupación por su cuidado.

(Lea: Consultas populares, un debate pasado por agua

Justamente, este es uno de los pilares sobre los cuales está soportado el plan que tiene la Misión de Crecimiento Verde, una iniciativa que lidera el DNP diseñada para que le permita a Colombia continuar transitando la senda del crecimiento, apropiando los intereses y deberes que todos los actores de la sociedad debemos poner en práctica para garantizar la protección del medio ambiente y los recursos naturales, entre ellos está por supuesto el agua.

(Lea: Alzas exageradas en energía, agua y gasolina prenden alarmas

Por considerar que las empresas son un actor fundamental del andamiaje para que el crecimiento verde sea un proceso tangible y con mediciones eficientes que ayuden a tomar decisiones para el futuro, comenzamos hoy una serie de entregas que pretenden ilustrar y destacar diferentes esfuerzos alrededor de este trascendental asunto. Aquí destacamos algunas empresas que incorporaron y están demostrando cómo reducir y ahorrar su consumo con el objetivo de desarrollarse en armonía con el entorno, garantizando un crecimiento cada vez más verde.

(Lea: Gobierno endurece medidas para quienes derrochen agua

Uno de los casos de éxito es el de la Organización Corona. Esta multinacional colombiana, con 135 años de historia dedicados a la manufactura y comercialización de productos para el hogar y la construcción, muestra con sus planes de sostenibilidad social y ambiental un fuerte compromiso por el ahorro y reutilización de agua. Con un sistema de ciclo cerrado en sus operaciones, hace recircular el 81% del agua. El programa de Reducción de Consumo de Agua y Cero Vertimientos Industriales hizo que entre el año 2012 y 2015 la compañía redujera en más de 111 millones de litros su consumo de agua potable.

“La gran mayoría de las operaciones de manufactura de Corona tienen que ver con productos cerámicos, desde vajillas, lavamanos y sanitarios hasta aisladores eléctricos. El ciclo tecnológico de la industria cerámica se compone de varias etapas, desde extraer materias primas de minerales no metálicos. Y en todas las etapas el agua juega un papel primordial. Hemos desarrollado e implementado el uso eficiente del recurso hídrico alrededor de los ciclos cerrados de agua” afirma Paula Cuéllar, gerente de sostenibilidad de la Organización Corona.

Otra de las empresas que mayores resultados ha obtenido a través de la incorporación de planes para preservar el agua es Acerías Paz del Rio, que alcanzó consumos mínimos históricos para el cierre del año 2016, logrando una disminución en los consumos del Lago de Tota superior al 50% a los registrados el año 2013. Esta compañía de origen boyacense, que durante cerca de 70 años se ha dedicado a la trasformación de minerales como el hierro, la caliza y el carbón en productos de acero, que comercializa en todo el país. Con una producción aproximada de 420 mil toneladas año, utiliza el agua como elemento fundamental de sus procesos.

Conscientes de la importancia de este recurso, esta compañía emprendió una cruzada por la protección del agua y sus afluentes. Hoy tiene un área de medio ambiente encargada de reducir los consumos y hacer un uso eficiente a través del control de fugas, optimización del sistema de medición de agua potable e industrial, cambio en la red principal de agua potable, reutilización de las aguas y procesamiento de las mismas a través de distintas plantas de tratamiento.

Según Vicente Noero, presidente de la compañía, como resultado de inversiones en el manejo, protección y control del recurso hídrico, “en Acerías Paz del Río, nos sentimos orgullosos de implementar medidas que nos permiten conocer y monitorear en detalle el consumo de agua por proceso, garantizando la adecuada utilización del recurso hídrico, lo cual repercute en nuestra competitividad y en la responsable protección del medio ambiente”.

Una de las inversiones más importantes que han realizado en este frente es el de su nueva Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Domésticas e Industriales ubicada dentro de su planta siderúrgica. La inversión llegó a 28 mil millones y además de hacer un proceso más eficiente y sostenible llevó al cumplimiento las metas de descontaminación de la cuenca alta del río Chicamocha, establecidas por la Autoridad Ambiental de Boyacá y por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible; como resultado se están tratando 16 litros por segundo, lo cual lo pone como uno de los procesos más eficientes que existe hoy en el país.

Al respecto, Hernando José Gómez, director de la Misión de Crecimiento Verde, anotó: “Desde la Misión de Crecimiento Verde, nos hemos encontrado con un creciente interés por parte del empresariado para que estos temas ocupen un lugar cada vez más importante dentro de sus operaciones; por eso queremos proyectar de la mano del sector privado una Colombia con un modelo de crecimiento verde que concilie las distintas miradas que hay en este tema. Los empresarios son un actor fundamentar para este fin y queremos que estén cada vez más convencidos de este modelo”, señaló.

Siga bajando para encontrar más contenido