Deuda externa Latinoamericana se duplicó en diez años

América Latina como región pasó de tener una deuda total de 738,000 millones de dólares en 2007, a 1,542,000 millones de dólares en 2016.

Deuda externa ascendió a US$61.777 millones en septiembre del 2010, un 21,5% del PIB

Durante el período de 2007 a 2011, el monto total de la deuda total externa de la región aumentó 52 por ciento, pero para 2016 alcanzó la cota de 208 por ciento de crecimiento.

Archivo particular. 

POR:
Portafolio
julio 21 de 2017 - 06:50 p.m.
2017-07-21

Los componentes de la deuda externa para cualquier país implican aspectos que se relacionan con la vulnerabilidad externa de las economías. En la medida que las deudas puedan crecer y que no representen una inversión en la economía real –la que se relaciona con bienes, servicios y empleo- sino sirvan como “deuda de reposición” –para cubrir servicios de deudas previas, o bien para gastos de burocracias poco productivas, la situación no pintará bien para un país o grupo de países en particular.

(Lea: Deuda externa de Colombia se mantiene en 39,1%

De conformidad con datos que han sido recientemente publicados por organismos internacionales tales como CEPAL, la Organización de Naciones Unidas en general, Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional, América Latina como región pasó de tener una deuda total externa de 738,000 millones de dólares en 2007, a 1,542,000 millones de dólares por tal concepto en 2016.

(Lea: En febrero, la deuda externa colombiana alcanzó los 120.692 millones dólares

Nótese que la deuda más que se duplicó en esos diez años. Durante el período de 2007 a 2011, el monto total de la deuda total externa de la región aumentó 52 por ciento, pero para 2016 alcanzó la cota de 208 por ciento de crecimiento, con lo que se duplica el valor de hace 10 años.

Por otra parte, como es de esperarse, las economías más grandes y las medianas son responsables del gran grueso de la deuda. En tal sentido Brasil junto a México, Chile, Argentina, Colombia y Venezuela representan cerca de 68 por ciento del total de deuda en toda la región.

En función de los países considerados estos de manera individual, Chile y Costa Rica son los países que más aumentan su deuda, con crecimientos de más de 100 por ciento en los pasados 10 años. Otras naciones que también incrementaron la deuda total externa fueron: Colombia, República Dominicana y Paraguay. Estos últimos incrementos rondaron, en la pasada década, un 60 por ciento.

De manera contrastante, se dio el caso de naciones que contrajeron su deuda, siendo los casos más notorios los de Nicaragua, Haití y Argentina. Para los dos primeros países, se tiene el efecto de la solidaridad internacional que ha hecho sentir su presencia en fondos para el desarrollo. En especial Haití ha sido un país muy castigado y el único que pertenece al Cuarto Mundo. Ha padecido no sólo de terremotos -12 de enero de 2010- sino también por el paso de ciclones y huracanes en el mar Caribe.

En general no se tiene una crisis de la deuda en Latinoamérica, dado que los países se encuentran cumpliendo a cabalidad con sus obligaciones, es decir no hay crisis para los acreedores. Pero las economías están llegando a realizar un importante esfuerzo para cumplir con esos montos que han llegado en los flujos financieros foráneos. Ahora que existe un proceso de devaluación de monedas en muchos países de la región, los montos de las deudas y de los servicios de las mismas tenderán a aumentar.

Giovanni E. Reyes 
Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard.
Profesor y Director de la Maestría en Dirección de la Universidad del Rosario

Siga bajando para encontrar más contenido