'Diálogo entre Colombia y Panamá debe ser sin pistola en la cabeza'

El presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá  Jorge García, abogó por que los países avancen hacia un diálogo integral.

Zona Libre de Colón

Hay un montón de temas por hablar: los costos que para Panamá involucra el tráfico de droga, el lavado de dinero, los inmigrantes que vienen por la frontera con Colombia.

Archivo Portafolio

Economía
POR:
Portafolio
agosto 10 de 2016 - 08:59 p.m.
2016-08-10

El presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (CCIAP), Jorge García, abogó este martes por que Panamá y Colombia avancen hacia un diálogo integral "sin una pistola en la cabeza", en referencia a las medidas arancelarias que el país andino mantiene contra la nación centroamericana.

"Hay un montón de temas por hablar: los costos que para Panamá involucra el tráfico de droga, el lavado de dinero, los inmigrantes que vienen por la frontera con Colombia.

Hay que sentarse a hablar, pero tú no puedes sentarte a hablar con una pistola en la cabeza, tienes que quitar las medidas y entonces sentarnos a hablar", dijo García a Efe.

Reiteró la posición de la CCIAP de que "ya es tiempo" de que el Gobierno colombiano "cumpla los mandatos" de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que declaró ilegal el cobro de un arancel del 10 % a los calzados y textiles provenientes de la panameño Zona Libre de Colón (ZLC).

De igual forma, en ese mandato se pide cancelar el cargo de 5 dólares por cada contenedor, que Colombia aplica desde 2012 con el argumento de que busca evitar el contrabando y el lavado de dinero.

Colombia puede "legalmente esperar a noviembre" para levantar la medida, como ha anunciado el Ejecutivo de Juan Manuel Santos, "pero exhortamos que ya termine esa medida discriminatoria contra Panamá, que se siente en la mesa a conversar sobre tantos temas que no hemos podido resolver porque tenemos esa piedra en el zapato", dijo el presidente de la CCIAP. El país andino prorrogó hasta noviembre próximo el cobro del arancel a las reexportaciones de la ZLC.

Por su parte, Panamá respondió el pasado 2 de agosto con la aprobación de un decreto que eleva las tasas de importación de una serie de productos que generalmente vienen de Colombia, que regirá desde el próximo 16 de agosto hasta el 31 de diciembre.

El 2 de agosto de este año el Ejecutivo panameño además aprobó un proyecto de ley que refuerza las medidas de retorsión o reciprocidad en materia migratoria, laboral y tributaria aplicables a los Estados que discriminen a Panamá, que presentará este jueves al Parlamento para su aprobación.

"El Gobierno de Panamá ha hecho lo propio; crear unos aranceles, una ley de retorsión con un poco más de agarre, de fuerza, para poder contrarrestar a países que coloquen a Panamá en situaciones de desventaja (...) Panamá tiene que mandar un mensaje claro que el estatus que no puede ser, Colombia tiene que moverse y cambiar su postura", valoró García. Sin embargo alertó de los "peligros" que entrañan las medidas de reciprocidad, que son "una espiral negativa, que sabes como empiezan pero no cómo terminan".