Dinero en efectivo se resiste a desaparecer

Incluso en economías avanzadas, los ciudadanos siguen siendo reacios a los pagos electrónicos.

Divisas

Japón, Italia o Alemania, después de 20 años de Internet y 10 de teléfonos inteligentes, todavía el porcentaje de transacciones en dinero metálico es casi del 90 ciento del total.

Reuters

POR:
OMAR AHUMADA ROJAS
septiembre 16 de 2018 - 12:31 p.m.
2018-09-16

Si bien Colombia lleva poco más de cinco años en una carrera tecnológica que les permitirá a los usuarios mejores servicios financieros, el uso de esas nuevas tecnologías (fintech) sigue siendo bajo, mientras que la preferencia por el efectivo se mantiene en el otro extremo, al punto de que 9 de cada 10 transacciones se hacen hoy en dinero contante y sonante.

Por esa preferencia, el efectivo en el país es más del 13 por ciento de todo el dinero que hay en la economía (monto que incluye los saldos de las cuentas bancarias), mientras que en los países miembros de la Ocde es de entre 4 y 5 por ciento.

(Lea: ¿Adiós al dinero?

Consumidores de 100 grandes ciudades del mundo gastan en promedio 32 horas al año haciendo pagos en efectivo, tiempo que podría ser solo de 24 horas si se utilizaran los medios electrónicos, indica el estudio ‘Ciudades sin efectivo’, contratado por Visa.

En este se advierte que, una ciudad como Bogotá, centrada en el efectivo, tendría beneficios por 4.256 millones de dólares al año, un aumento de 9 puntos porcentuales del PIB y 91.400 empleos más si se usaran más por los pagos electrónicos.

(Lea: Los pagos sin contacto son apenas el 1% del total en Latinoamérica

LA EXCEPCIÓN ES CHINA

En el mundo los desarrollos tecnológicos y las múltiples innovaciones, a cargo de las llamadas startups o empresas emergentes que hacen uso intensivo de las tecnologías de la información y las comunicaciones están revolucionando la manera en que las personas hacen las cosas, incluyendo sus operaciones financieras, ya sean pagos, inversiones o toma de créditos y seguros, entre otros.

Sin embargo, la barrera que muy probablemente no se derribará es el uso del dinero en efectivo por parte de la gente, el cual se resiste a desaparecer y cuya reducción en el banco del futuro genera escepticismo entre los expertos.

(Lea: Uso de medios de pago electrónicos podría aumentar el PIB en un 2,8%

Y ese fenómeno no es solo de Colombia o de países similares. Ocurre también en economías desarrolladas. Para los expertos, la excepción es China, donde comienza la adopción de un modelo de bajo uso del efectivo.

Según Moisés Cohen, cofundador y director de la firma The Floor, primer centro fintech en Israel, este es el único factor sobre el que la empresa a su cargo es escéptica al proyectar cómo será el banco del futuro.

“Si sacamos a China, que ya está en ese proceso, vemos que en las mayores economías del mundo como Japón, Italia o Alemania, después de 20 años de Internet y 10 de teléfonos inteligentes, todavía el porcentaje de transacciones en dinero metálico es casi del 90 ciento del total”, aseguró al diario El Tiempo el experto español, que reside en Tel Aviv, polo financiero de este país.

The Floor trabaja con los bancos más grandes del mundo, entre los que se cuentan el HSBC, el italiano Intesa Sanpaolo, el RBS, el Santander de España, el Sumitomo Mitsui Banking de Japón y el Deutsche Bank, de Alemania.

El experto atribuye esta situación a un fenómeno cultural, toda vez que la gente prefiere tener algo que quiere tocar.

LAS REGULACIONES SON INTENTOS

“Los gobiernos intentan regular para que haya menos blanqueo de dinero, pero todavía no se consigue. Aparte de unas geografías como China, que sí van a pasar a un modelo de muy bajo uso del efectivo, las que no lo hagan a lo mejor van imprimir dinero en sus casas”, señaló con sarcasmo.

Según Cohen, en Alemania, por ejemplo, hace 10 años el porcentaje de transacciones en efectivo era del 74 por ciento y a la fecha no ha podido bajar del 65 por ciento.

Una situación más compleja se vive en Italia y Japón, ya que en el primer país hace una década la proporción de transacciones en efectivo estaba un poco por debajo del 90 por ciento y hoy apenas ha bajado al 86 por ciento.

Entre tanto, en Japón los números muestran que hace 10 años esa proporción de operaciones en efectivo frente al total estaba en el 88 por ciento y a la fecha bordea el 86 por ciento, pese a las innumerables iniciativas pensadas para eliminar el efectivo.

Agregó que pese a las tendencias mundiales y a la velocidad en que se están dando las innovaciones, la población sin bancarizar en el mundo sigue siendo uno de los mayores desafíos, tanto para el sector financiero como para los emprendimientos digitales.

Cohen mencionó que, según estimaciones mundiales, hay unos 400 millones de personas en toda América Latina que no tienen cuenta bancaria, situación que a nivel mundial se refleja en un nivel del 30 por ciento de toda la población sin un producto de estos.

“Uno de los desafíos de la banca es cómo cautivar a esta población, igual que la economía digital”, puntualizó el empresario.

La firma The Floor tiene su sede en la Bolsa de Tel Aviv, y sirve como punto focal de acceso a las fintech israelíes para los principales actores financieros internacionales, gigantes tecnológicos y fondos de capital de riesgo.

The Floor solo trabaja con entidades que manejan activos superiores a 3.000 millones de dólares, es decir, unos 9,3 billones de pesos en Colombia, que equivalen al 10 por ciento del PIB del país.

OMAR AHUMADA ROJAS
REDACCIÓN ECONOMÍA EL TIEMPO
Por invitación del jerusalem press club y el ministerio de economía e industria de Israel.

Siga bajando para encontrar más contenido