Otros Columnistas
Coyuntura

Dólar de sorpresas

Cada vez es más complejo poder hacer proyecciones frente al comportamiento de la tasa de cambio, y en estos días, hay muchas más variables.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
marzo 01 de 2017
2017-03-01 07:05 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Pocos analistas proyectaron que el dólar en Colombia rompiera el soporte de los $2.900 en el inicio del presente año, pues permanecían fuertes los factores que estaban presionando a la moneda estadounidense, tanto en el mercado local como en el internacional.

Esto ya es una muestra más de lo complejo que se ha vuelto pronosticar su tendencia. En el 2016 fueron pocos los que acertaron su comportamiento, ya que se dieron varios hechos que no estaban contemplados en los modelos, tales como la aprobación del Brexit, el acuerdo de recorte de producción de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
En la actualidad, la OPEP viene cumpliendo lo pactado, algo que sorprende al mercado positivamente pues la mayoría de los analistas creía que ese acuerdo no podría materializarse por el historial mismo de sus miembros.

De mantenerse esta tendencia, el precio por barril podría sostenerse con un soporte entre los 45-50 dólares, por lo menos en el primer semestre del año.

Para el segundo semestre, en cambio, podría registrarse la entrada en pleno de la producción de ‘shale oil’ estadounidense, lo que podría dañar la fiesta. Eso queda evidenciado en que esas empresas vienen incrementando la actividad de sus taladros y plataformas a su mayor nivel en un año y cinco meses, según datos de un informe de Valora Inversiones.

Por otro lado, se preveía un dólar fortalecido en los primeros meses del año por las expectativas que generaba la elección de Donald Trump en cuanto a la puesta en marcha de medidas económicas que impulsaran la inversión en ese país, atrayendo así un flujo importante dinero.

Sin embargo, en este momento las expectativas sobre dichas medidas económicas no son tan elevadas y, por ello, podríamos decir que el mercado está en la tónica de ‘wait and see’.

Otro frente que hay que tener en el radar es la tensión política generada por Trump por su conocida pelea con China debido a las medidas que ese Gobierno oriental ha tomado para debilitar el yuan frente al dólar.

Esa estrategia ha sido rechazada por el jefe de los Estados Unidos, lo cual anticipa estrategias para debilitar el dólar y hacerse más competitivos en el ámbito mundial.
Otra pelea –que parece ser la palabra de moda desde Estados Unidos– para hacer seguimiento será con el Gobierno de Irán, al cual el expresidente Barack Obama ordenó levantar las sanciones comerciales gracias a lo cual está de nuevo exportando petróleo.
Sin embargo, Trump llegó a reactivar las prohibiciones con las consecuentes implicaciones no solo políticas sino sobre el petróleo. Esa materia prima reaccionaría al alza en el momento en que Irán no pueda mantener su producción actual, llevándolos a recortarla de nuevo.

Una pelea adicional que podría beneficiar a Colombia, siempre y cuando no se hable de nosotros, es la tensión que viven México y Estados Unidos por cuenta de los anuncios de políticas migratorias y económicas que los afectan.

Esto ha llevado a que los indicadores de riesgo como los CDS que siguen los inversionistas, se hayan incrementado a tal punto que México supera a Colombia, haciéndonos más atractivos, algo que generado un flujo de dólares buscando posicionarse en títulos del Gobierno (TES) y en acciones.

De esto inclusive el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, reveló recientemente que los extranjeros aumentaron su posición en TES desde 25% hasta 29% del total del portafolio, lo que explica una de las variables que tiene al dólar en Colombia como una de las monedas más revaluadas en el inicio del año en el mundo.

Por delante tenemos varios eventos en el radar. Los de siempre: el cumplimiento de los acuerdos para reducir la producción de miembros de la OPEP y algunos No OPEP; la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), su presidenta Janet Yellen, sus declaraciones, reuniones y expectativas sobre las tasas de interés.

Se estiman dos incrementos en el año, y las probabilidades vienen aumentando muy fuerte en los últimos días. La pregunta que queda es si lo cumplirán esta vez, pues el año pasado se llegaron a esperar hasta cuatro alzas y solo lograron una antes de cerrar el 2016.

En Europa tendremos elecciones en Francia entre abril y mayo, en donde otro caso de políticas que busquen cerrar fronteras y dividir la Unión Europea estaría en juego, lo que hace recordar el ‘Brexit’, pero en una escala bastante mayor, pues los franceses son el eje central en el viejo continente. De esta manera, los mercados se moverán de nuevo al ritmo de encuestas, urnas y elecciones.

En el mercado local, dependeremos de que se mantenga la calificación de grado de inversión, algo que es probable, pero que dependerá de que el Gobierno haga ajustes en el gasto, lo cual puede ser poco probable ya que entramos al año prelectoral.

Un desplome del petróleo de nuevo que lleve de la mano al dólar a máximos históricos tendría efectos inmediatos para las decisiones por parte de las calificadoras.

Así que para determinar el rumbo del dólar hay muchas más variables ahora que antes. Para terminar se debe resaltar el aspecto técnico en las gráficas, tanto del peso colombiano, como del índice del dólar, así como del euro y del petróleo.

Con todo lo anterior podría aventurarme a decir que el dólar se mantendría por debajo de los $3.100 en el primer semestre del año, siendo clave que los $2.850 se sostengan, pues de perder este importante soporte es factible ver hasta los $2.600 en su precio.
Es posible ver precios por encima de los $3.100 para el segundo semestre, pero dependerá de que los eventos más importantes de la primera mitad del año se materialicen.

Así que una oscilación en precio entre $2.850 a $3.100 sería lo esperado para el año, pero con sesgos más bajistas que alcistas. Haremos seguimiento trimestralmente por medio de esta columna en Portafolio.

Camilo Silva Jaramillo
Valora Inversiones

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado