Finalizó reunión de empalme económico entre Duque y Santos

El empalme, que inició oficialmente hoy, contempla temas como Electricaribe, vías 4G, Hidroituango, pleitos externos, y la Ocde, entre otros. 

Duque y Santos

Iván Duque Márquez, presidente electo de Colombia. Juan Manuel Santos Calderón, presidente de Colombia.

Nelson Cárdenas / Presidencia

POR:
Portafolio
junio 20 de 2018 - 09:19 p.m.
2018-06-20

A su salida de la Casa de Nariño, el presidente electo, Iván Duque, señaló que en su primera reunión con el presidente Santos, luego de su triunfo en las elecciones, hablaron de temas de la agenda nacional. 

Agregó que se trató de un encuentro cordial y que mantendrá informado a los colombianos sobre el proceso de empalme, liderado por Alberto Carrasquilla.

El domingo pasado, cuando la Registraduría confirmó que Iván Duque había ganado las elecciones, el presidente Juan Manuel Santos llamó a quien será su sucesor, para felicitarlo. Ambos llevaban un buen tiempo sin hablar. Hoy, tres días después se llevó a cabo una reunión de carácter oficial.

Portafolio conoció que en materia económica, el proceso de empalme tratará temas álgidos como Electricaribe, los líos de las vías 4G, la situación real de Hidroituango, los pleitos que el país tiene con otras naciones, especialmente en asuntos comerciales, y las tareas pendientes con la Ocde.

(Lea: Expectativa por los detalles de la reforma tributaria de Iván Duque)  

El Presidente electo ha expresado su interés de conocer de primera mano la realidad fiscal del país para tomar decisiones sobre reforma tributaria, la situación financiera de los sistemas de salud y pensiones, así como la implementación de los acuerdos de La Habana, el avance en la lucha contra cultivos ilícitos y la inversión social donde se concentran los recursos públicos.

(En video: Análisis de la elección de Iván Duque como presidente

Santos y Duque tuvieron una reunión a solas, y luego se integraron los jefes de los equipos de empalme, los cuales tienen definido que cada sector es responsable de entregar la información completa y responder los interrogantes de sus interlocutores. Este procedimiento se aplicará en todas las entidades del Estado, comenzando por los ministerios y las entidades de mayor relevancia. En desarrollo de este proceso se trabajará con un formato común que deberán seguir los equipos.

(Lea: Las propuestas que los empresarios le harán llegar a Iván Duque

El Presidente electo explicó que el equipo de relevo gubernamental estará conformado por 16 áreas temáticas correspondientes a los diferentes ministerios y a los principales departamentos administrativos. “Nosotros vamos a tener un grupo sectorial, que está integrado por personas que hicieron parte de nuestros equipos programáticos. Harán un trabajo serio, riguroso, técnico y discreto”, manifestó.

LAS URGENCIAS

Uno de los puntos claves serán la situación de las autopistas de cuarta generación (4G), varias de las cuales presentan retrasos por casos de corrupción, como es el caso de la Ruta del Sol 2, vinculada al caso de sobornos de Odebrecht. Dicho episodio retrasó los cierres financieros de los 30 proyectos 4G adjudicados, que estipulaban tener listos este año. Hoy solo lo ha hecho la mitad de las iniciativas y, según la ANI, este año lo harán 10 más.

DÉFICIT DE LA SALUD

El hueco presupuestal de la salud seguirá siendo un asunto que trasciende gobiernos. Este ha sido estimado en más de $8 billones, según unos y podría superar los $14 billones, según otros. Otro reto es depurar la información sobre las deudas acumuladas con EPS, clínicas y hospitales.

Uno de los principales problemas que heredará el gobierno de Duque será el tema comercial con Estados Unidos, y en especial el que tiene que ver con los aranceles al acero y aluminio. Igualmente, la disputa comercial con Panamá será abordada en el empalme, así como el del estado de las relaciones comerciales con Ecuador y Venezuela.

TAREAS PARA LA OCDE

Santos y Duque discutirán también la ratificación del ingreso a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde) en el Congreso, puesto que la mayor bancada es la del Centro Democrático. Uno de los puntos críticos es el de la chatarrización, ya que mientras que el Gobierno dice que el programa ‘1 a 1’ finalizará el 31 de diciembre de este año, los gremios señalan que su culminación podría tardar dos años más.

Al mandatario entrante también le interesa conocer las cifras del Gobierno sobre el sistema pensional, que ha recibido observaciones de parte de la Ocde.

ELECTRICARIBE E HIDROITUANGO

Un ‘hueso’ duro de roer para el nuevo mandatario será el de Electricaribe, que a finales de julio escogerá un socio estratégico a través de una subasta pública. En las cuentas deberá figurar el pasivo pensional de la electrificadora, cercano a $1 billón, y diseñar una reestructuración financiera con los acreedores y atraer inversionistas estratégicos.

Hidroituango es otro de los ‘chicharrones’ para el Gobierno de Duque. El grupo EPM dejó ver la viabilidad de terminar Hidroituango en un plazo estimado de tres años. Sin embargo, el conglomerado aclaró que persiste la incertidumbre “dado que varias de las actividades necesarias para lograr tal objetivo están en proceso de definición y diseño”.

OTROS TEMAS

En la reunión que harán hoy los gobiernos saliente y entrantes también se hablaría del aumento de cultivos ilícitos y de los retos fiscales de la nueva administración.

Sobre el primero, el Gobierno actual entregaría su hoja de ruta en materia de erradicación de hectáreas ilegales, que fue anunciada la semana pasada por el Ministerio de Defensa. Sus puntos claves son: fortalecimiento de capacidades, nuevos territorios de intervención, focalización de esfuerzos, nuevas tecnologías y monitoreo, verificación y erradicación de la resiembra.

Frente al segundo punto, la administración Santos le indicaría al nuevo equipo los retos macroeconómicos que tiene el país, tales como reducir el déficit fiscal a -2,4% el próximo año, lograr que el país vuelva a crecer a ritmos del 4% y aumentar las fuentes de financiamiento, temas que ya estarían en el radar del presidente electo.

De hecho, el presidente electo, Iván Duque, ha manifestado que buscará una reforma fiscal que ayude a “tener un Estado más eficiente que haga más cosas con menos recursos, elimine gastos innecesarios y reduzca la evasión de impuestos en unos $20 billones en cuatro años.

Siga bajando para encontrar más contenido