Ecuador levantó las medidas arancelarias contra Colombia

Luego de obtener el permiso fitosanitario para traer arroz al país, el gobierno de la nación vecina abolió el incremento de gravámenes contra 10 productos nacionales.

Arroz

El compromiso en la CAN existe hace muchos años y en este campo los cultivadores solo han buscado protección, pero muy poco han hecho para ganar en productividad.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
marzo 08 de 2018 - 09:22 p.m.
2018-03-08

En una carta del Ministerio de Comercio Exterior e Inversiones del Ecuador se le notificó a Mauro Andino Alarcón, director general del Servicio Nacional de Aduana de ese mismo país acerca de que queda suspendida la aplicación de la medida que elevaba los aranceles para las 10 categorías de productos que más exporta Colombia a esa nación.

(Lea: El arroz altera las relaciones comerciales con Ecuador)

Esta decisión del Gobierno ecuatoriano se había generado porque Colombia no había dejado ingresar el arroz de ese país al mercado local. Precisamente, en otro apartado de la misiva especifica que “se ha corroborado la obtención del DRFI (documento de requisitos fitosanitarios para importación) por parte de las empresas importadoras de arroz originario del Ecuador (para el presente mes) y de esa manera el avance en el acceso efectivo al mercado colombiano”.

(Lea: Resultados de la consulta popular en Ecuador definirá el futuro de Correa

Aunque en la carta no se indica el cupo aprobado de arroz ecuatoriano, Oliva Díaz-Granados, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Colombo Ecuatoriana, aseguró que “las 85.000 toneladas que se habían acordado en el anterior compromiso se mantuvieron. El Ministerio de Comercio se movió rápidamente para lograr que se levantaran esas medidas; ahora, esperamos que haya cumplimiento por parte de Colombia. Vale destacar que Ecuador ha tenido una buena posición con relación al tema”.

(Lea: Por problemas con el arroz, 10 bienes tendrán aranceles para exportar hacia Ecuador

Díaz-Granados también aseveró: “Esperamos que se dinamice el comercio entre ambos países, porque cada uno es muy importante para el otro. Debe haber seguridad jurídica, la cual es fundamental para los empresarios en sus proyecciones de comercio exterior”.

Javier Díaz, presidente de Analdex, afirmó que “es muy positivo que hayamos dado cumplimiento a nuestros compromisos. Una decisión del Tribunal Andino de Justicia de la CAN (Comunidad Andina) nos había condenado y nosotros no le habíamos dado cumplimiento a esta sentencia, afectando el comercio con un socio que nos compra US$1.500 millones en manufacturas. Creo que es un irritante comercial menos en nuestra agenda comercial”.

En cuanto al posible impacto que pueda tener esta determinación en la industria arrocera nacional, el dirigente dijo que “nuevamente hay que distinguir entre cultivadores y molineros o procesadores. El compromiso en la CAN existe hace muchos años y en este campo los cultivadores solo han buscado protección, pero han hecho muy poco para ganar en productividad. Igual ocurre con EE. UU., se le otorgó protección por 10 años con arancel del 80%, y ahora que se va a iniciar la desgravación empiezan a quejarse, ¿pero qué han hecho para afrontar la competencia? Los molineros, por el contrario, quieren apertura, poder importar paddy y la posibilidad de traer arroces especiales que no se producen en el país”.

Entre tanto, Rafael Hernández, gerente de Fedearroz, dijo que “al parecer autorizaron la entrada de 10.000 toneladas de arroz, pero hasta el momento no ha ingresado. Nos oponemos rotundamente a esto. Con el programa Colombia Siembra del Ministerio de Agricultura había un plan para sustituir importaciones, con lo cual teníamos 840.000 toneladas almacenadas. Ahora resulta que aprueban con Ecuador la importación, sabiendo que el país está sobreabastecido”.

Fedearroz argumenta que los precios han caído y que el pequeño agricultor está quebrado, y con la autorización de entrada del grano ecuatoriano, “la crisis se prolonga y se agrava. Podría haber un colapso total del sector. Son cerca de 500.000 familias que viven directa e indirectamente de esta industria en 215 municipios del país”.

El dirigente gremial dijo que “no hay consistencia en las medidas que adoptan entre los ministerios de Agricultura y Comercio. Además, el fallo del tribunal de la CAN viola la constitución, en el sentido en que ningún acuerdo internacional puede estar por encima de la constitución, la cual protege la producción nacional de alimentos”.

Fedearroz plantea una revisión de los acuerdos de comercio con la CAN para que el arroz quede excluido –ya que, según el gremio, Colombia puede autoabastecerse– y una reunión con las carteras de Comercio y Agricultura, en los próximos días.

POSICIÓN DE LA SOCIEDAD DE AGRICULTORES

Tras conocerse la decisión del Gobierno Nacional de autorizar la importación de arroz procedente de Ecuador, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) rechazó esta medida “pues consolida un error de política pública para el sector arrocero colombiano”, dice el comunicado del gremio.

Su presidente, Jorge Enrique Bedoya, afirmó que “esto sí que es una inconsistencia, pues primero fue Colombia Siembra, que trajo el incremento de oferta (...); nada que sale Colombia Comercializa y pareciera que tenemos primero un Colombia Importa para el arroz”.

PULSO POR MERCADO JAPONÉS

Mientras los gremios de la producción agraria se quejaron por la alta posibilidad de quedar marginados del Acuerdo de Cooperación Económica con Japón y por las condiciones irrisorias que ofrece el Gobierno de ese país, el Ministerio de Agricultura indicó que “esta es una oportunidad para el sector agropecuario”.

La cartera agrícola destacó que entre 2013 y 2016 Japón se posicionó como el cuarto importador a nivel mundial.

“En 2017, Japón importó USD 69.867 millones, de los cuales vemos con aliento y esperanza que sus productos de importación representan un alto interés para Colombia”; además, destacó las importaciones de carne porcina, que sumaron US$4.378 millones el año pasado. “Representaría una oportunidad interesante en caso tal de alcanzar los cupos estimados respecto a contingentes y reducción arancelaria”, dijo el Ministerio.

Otra realidad, totalmente opuesta, presentó el gremio porcicultor (PorkColombia) que destacó que “el arancel para los competidores que están dentro del Transpacific Partnership (TPP) se reduce entre el 80 y 100% para los productos del agro, mientras que lo que ofrece Japón a Colombia son contingentes muy pequeños (para cerdo 1.000 toneladas) y reducciones arancelarias irrisorias en comparación al TPP (en nuestro caso solo el 5%)”.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres

Siga bajando para encontrar más contenido