Así mueve la comunidad LGBT la economía colombiana

De acuerdo a su Cámara de Comerciantes, este grupo tiene un poder de compra anual de unos 73 billones de pesos.

Cumbre ‘LGBT Wetrade 2015’ reunirá a más de 250 personas

Felipe Cárdenas, presidente de la Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
marzo 05 de 2018 - 03:29 p.m.
2018-03-05

Hablar de la comunidad LGBT en la economía nacional, es hablar de un importante impulsor de la economía y de un eslabón en la cadena, que es necesario tener en cuenta para consolidar una buena participación en el mercado.

Según datos de la Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia, en el 2016 las personas pertenecientes a esta comunidad aportaron a la economía nacional un poder de compra de 24.600 millones de dólares (73 billones de pesos), impulsando sectores como el turismo, la salud y cuidado personal, y el entretenimiento.

En Colombia el 6,8% de la población pertenece a esta comunidad
y de acuerdo con Felipe Cárdenas, presidente de la Cámara, estos ciudadanos se han caracterizado por tener comportamientos económicos diferentes. Por ejemplo, nueve de cada 10 hogares no tienen hijos, mientras que sí tienen un doble ingreso.

De aquí se desprende uno de los grandes beneficios que trae la comunidad LGBT a la economía colombiana. “Si estas personas o estas familias tienen un comportamiento y un frecuencia de compra diferente, en Colombia hay muchos sectores de la economía donde se puede crecer y explorar”, mencionó Cárdenas.

Frente al turismo LGBT, la Cámara señaló que este crece a un ritmo anual de 10,3% en comparación al turismo general (4,8%). Adicional a esto, en Colombia en el 2016 de los 5,1 millones de extranjeros que ingresaron al país en ese año, 350.000 fueron personas pertenecientes a la comunidad.

Con relación a la salud y el cuidado personal, una persona LGBT destina mensualmente entre $51.000 y $100.000 en productos de higiene y cuidado personal. De igual manera, un 58% de la población paga lo que sea necesario por tratamientos preventivos o alternativos para su salud, como medicina prepagada o seguros.

Otro dato que hay que tener en cuenta frente a esta comunidad y su potencial en el país, es el porcentaje de fidelización que tienen con las marcas que son amigables con ellos, la cual se calcula que es de un 90%.

El potencial económico de esta comunidad también está llegando a áreas como la vivienda, la industria mineroenergética y las finanzas.

TODO SE BASA EN LA NO DISCRIMINACIÓN

Estos sectores, según la Cámara de Comerciantes LGBT, tienen una capacidad de fortalecimiento alta con la comunidad, sin embargo es necesario implementar la cultura de no discriminación en estas áreas.

“Si el principio básico es que la discriminación no es un negocio, y que hay 3,5 millones de personas de un segmento de la población que están aún desatendidas, entonces le aporta dinamismo e innovación al mercado, ya que se agrega a este un nuevo nicho”, dijo el directivo. 

Explica que, por ejemplo, en estos sectores se deben ofrecer servicios destinados a esta comunidad, que llame su atención y que satisfaga las necesidades que esta tiene.

“El interés por adquirir vivienda de esta comunidad va en aumento, por lo que el sector de finca raíz empieza a ver en este grupo poblacional una oportunidad para ofrecer este servicio en Colombia. En el caso de los minero energéticos, un sector muy conservador y homofóbico, algunas empresas de la industria le están apostando a generar espacios de trabajo incluyentes, lo cual les ha traído resultados positivos”, explicó el funcionario.

De igual manera, señaló que abrir el espacio y reconocer la existencia de un nuevo nicho en el mercado también es un generador de empleo, contribuye a una tributación más alta y a un crecimiento empresarial a nivel nacional.

“Nosotros creemos que esta comunidad, si representa el 6,8% de la población, es decir, cerca de 3,5 millones de personas, tenemos una gran oportunidad de contribuir con varios miles de millones de dólares al crecimiento económico nacional”, aseguró Cárdenas.

EN EL EMPRENDIMIENTO

Juan José Jiménez y Camilo Ramírez, son dos jóvenes que se dieron a la tarea de emprender en el entretenimiento LGBT. Juntos crearon Prisma Proevent, una empresa dedicada a la creación y organización de eventos y espectáculos dirigidos tanto a esta comunidad como al público en general. Su principal evento es ‘Oh my Drag’, un espacio en el que se busca apoyar y visibilizar la cultura drag en Colombia.

Prisma Proevent, hace parte de los 160 afiliados de la Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia, que decidieron emprender en el país en áreas como el turismo, la salud, el entretenimiento y el sector con mayor crecimiento en la comunidad, los servicios profesionales.

“Le estamos apostando mucho al tema de servicios profesionales. Vemos varios negocios moviéndose ahí y nos gusta porque de él vienen los emprendimientos”, dijo Cárdenas.

Agregó que la comunidad LGBT se caracteriza por ser organizada, disciplinada y con muchos valores, aspecto que los ha llevado a ser un referente empresarial de cómo montar empresa de manera correcta. “Nuestra comunidad le gusta capacitarse, cumple con las fechas de entregas y tienen un ímpetu por la creatividad, porque existe una alta necesidad de calidad, de ser excelentes”.

A esto se suma el interés de los millennials y de la comunidad heterosexual por emprender y buscar negocios que tengan como público objetivo a la comunidad LGBT.

“Puedo decir que fácilmente desde el día uno (2012) hasta hoy han llegado más de 50 emprendimientos, que la gran mayoría de ellos se han consolidado con nuestro trabajo y nuestro apoyo”, concluyó Cárdenas.

Siga bajando para encontrar más contenido