Día de altibajos en mercado accionario de Brasil por confirmación de juicio a Dilma Roussefl

El índice de Sao Paulo cerró preliminarmente con una caída de un 1,34%, a 56.916 puntos. Además influyó  la leve influencia negativa de Wall Street. 

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, participa en una conferencia sobre políticas.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, participa en una conferencia sobre políticas.

Archivo particular

Economía
POR:
Reuters
agosto 10 de 2016 - 12:13 p.m.
2016-08-10

La bolsa brasileña cerró este miércoles con una fuerte baja, presionada por la incertidumbre sobre la situación política nacional, la caída de las acciones de empresas ligadas al petróleo y los metales y reflejando además la leve influencia negativa de Wall Street.

El índice referencial Bovespa de la bolsa de Sao Paulo cerró preliminarmente con una caída de un 1,34 por ciento, a 56.916 puntos. El real, en tanto, se apreció un 0,28 por ciento, a 3,1322 unidades por dólar la venta, en su nivel más alto de cierre desde el 13 de julio del 2015. Fue la séptima sesión seguida en que la moneda brasileña finaliza con un avance.

Así fue la culminación de una jornada que en la mañana operó con pérdidas tras haber iniciado la sesión al alza, a medida que se disipaba el efecto en el mercado tras la noticia de que el Senado seguirá adelante con el proceso para someter a juicio político a la suspendida presidenta Dilma Rousseff.

El Senado de Brasil votó en la madrugada a favor de presentar cargos contra Rousseff y someterla a juicio por violar las leyes de presupuesto, un proceso de impugnación que ha paralizado a la política local desde enero.

Entre las operaciones destacadas, las acciones de la siderúrgica Gerdau eran una de las pocas influencias positivas para el Bovespa, ya que subían un 1,56 por ciento, ayudadas por un reporte de sus resultados que evidenció un aumento de sus utilidades del segundo trimestre frente a la ganancia vista en los primeros tres meses del año.

Los papeles de Cyrela bajaban 3,25 por ciento y constituían el mayor lastre para la bolsa doméstica, ya que la empresa reveló que sus ganancias el segundo trimestre se hundieron un 62 por ciento por el adverso escenario de ventas.

Y las acciones de la fabricante de aviones Embraer retrocedían 0,85 por ciento, luego de que la empresa informara que un grupo de accionistas presentó una demanda colectiva en su contra en Estados Unidos por acusaciones de haber inflado el valor de sus papeles.