El Emisor presentó balance agridulce de la economía regional

En el informe que dio a conocer, resaltó el impacto positivo que tuvieron los créditos agropecuarios y las colocaciones financieras.

El Emisor entrega de manera trimestral el informe de las economías regionales.

El Emisor entrega de manera trimestral el informe de las economías regionales.

Juan Pablo Rueda

POR:
Portafolio
junio 12 de 2017 - 10:38 p.m.
2017-06-12

El 2017 no ha sido un año fácil en materia económica, sin embargo, algunas regiones del país han logrado sacar provecho de sus recursos. Otras, por el contrario, vieron como durante el primer trimestre sus principales indicadores se redujeron.

(Lea: Gerente del Emisor ve recortes de tasas por otros 100 puntos básicos

En su reporte trimestral de las economías regionales, el Banco de la República resaltó los componentes que les permitieron crecer, así como aquellos factores que mermaron la actividad al cierre de marzo.

(Lea: Leve baja en la inflación le mete presión al Emisor

SURORIENTE

Esta región la componen los departamentos de Meta, Casanare, Amazonas, Guainía, Guaviare, Vaupés y Vichada, y de acuerdo con el informe, algunas de las actividades más representativas de la zona obtuvieron crecimientos en términos anuales, destacándose los créditos agropecuarios, las colocaciones financieras, la ocupación hotelera, la demanda de energía y el área aprobada para construir.

Sin embargo, sostiene el Emisor que se presentaron contracciones en el abastecimiento agrícola, las captaciones financieras, los despachos de cemento, las ventas de vivienda, el comercio de vehículos, el transporte, las exportaciones sin petróleo, las importaciones y las percepciones de crecimiento de las ventas.

ANTIOQUIA Y CHOCÓ

El documento sostiene que en estos departamentos la actividad económico continuó dando señales de desaceleración.

De igual forma, resaltó que al término del primer trimestre se exhibieron caídas anuales en la industria, el comercio interno, la explotación minera y algunas variables relacionadas con la construcción.

Añadió además que el empleo desmejoró, mientras que el costo de vida ratificó la tendencia a la baja que traía en períodos anteriores.

En cuanto a la demanda interna, los resultados más recientes mostraron un debilitamiento en el consumo privado. Las ventas del comercio minorista reportaron disminución anual y se deterioró la confianza del consumidor, a lo que se sumó la continuidad de la senda contraccionista de las importaciones.

El aspecto positivo corrió por cuenta del crédito de consumo, cuyo avance anual fue el mejor de los últimos ocho trimestres, mientras el número de vehículos matriculados tuvo cierta recuperación.

COSTA CARIBE 

Aglutina a Bolívar, Atlántico, Córdoba, Cesar, Magdalena, La Guajira, Sucre y San Andrés, los cuales, según el documento, presentaron un balance ligeramente positivo en el trimestre.

Este desempeño se generó por el crecimiento en las actividades de minería, industria, colocaciones del sistema financiero, transporte aéreo y comercio, las cuales contrarrestaron las caídas en construcción, agropecuaria y turismo.

Los precios mantuvieron su tendencia a la baja, mientras que el mercado laboral se deterioró levemente por cuenta del aumento en la tasa de desempleo regional.

La producción minera aumentó gracias al efecto de los buenos resultados en la extracción de carbón, cuyo incremento fue del 7,4% y, en menor medida, por la de oro (1,7%), mientras que la explotación regional de níquel, plata y sal presentó reducciones.

Entre tanto, la actividad fabril, excluyendo la refinación de petróleo, creció 3% por lo que obtuvo un resultado positivo por dieciseisavo trimestre consecutivo (cuatro años). Los subsectores de químicas básicas y otros productos alimenticios fueron los que estimularon este desempeño.

SUROCCIDENTE

El balance del Cauca, Valle del Cauca, Nariño y Putumayo, muestra que varios de los indicadores que se habían destacado positivamente en el último trimestre de 2016 decrecieron en los primeros meses de 2017, como resultado de una menor demanda interna.

Sin embargo, se destacó el dinamismo en la construcción, la producción agropecuaria y el comercio exterior, este último por aumento en la demanda de las economías latinoamericanas, que estimularon las exportaciones agroindustriales. Por último, la desaceleración de la actividad económica regional no ha logrado deteriorar el mercado laboral de la región.

CENTRO DEL PAÍS

Tolima, Cundinamarca, Huila y Caquetá tuvieron resultados mixtos en el primer trimestre de 2017, aunque con un ligero predominio de guarismos positivos; es de destacar el progreso del sistema financiero, del renglón agrícola medido a través de los desembolsos de Finagro, la construcción, la movilidad de pasajeros aéreos, la ocupación hotelera y el degüello de porcinos, así como el avance de las exportaciones y de la demanda de bienes procedentes del exterior.

Del otro lado, se redujeron el comercio, la producción de sal, el número de pasajeros terrestres, el sacrificio de ganado vacuno y la deuda pública.

La actividad de la construcción, medida a través del área licenciada para edificar, señaló un comportamiento favorable (11,1%) con predominio de vivienda no VIS; resultado que se ha reflejado en el área en proceso de fabricación, aunque su evolución ha sido a menor ritmo.

Siga bajando para encontrar más contenido