El futuro viaja por superautopistas

Tras un semestre de incertidumbre, vías 4G pasaron la página de Odebrecht. Se trata del programa de construcción más ambicioso de los últimos años.

Infraestructura

El programa de construcción más ambicioso de los últimos años en Colombia, permitirá las conexiones nacionales que tanta falta le hacen al país.

Archivo Particular

POR:
Portafolio
julio 21 de 2017 - 03:42 p.m.
2017-07-21

Más de 55 billones de pesos y 32 carreteras de cuarta generación (4G). Estas son las dos principales variables que el Gobierno Nacional tiene en su mira, en materia de infraestructura, de aquí a los próximos 20 años, y el escándalo de sobornos de Odebrecht no parece alejarlo de su foco a largo plazo.

Y es que se trata del programa de construcción más ambicioso de los últimos años en Colombia, si se tiene en cuenta que permitirá las conexiones nacionales que tanta falta le hacen al país, sobre todo aquellas que conectan los puertos colombianos con los principales centros de producción y distribución. 

De allí la preocupación inicial del Estado durante el primer semestre de este año, dado que el pago de sobornos de la multinacional brasileña (con los cuales consiguió los contratos del tramo 2 de la Ruta del Sol y de la vía Ocaña-Gamarra) desencadenó que la banca local e internacional frenarán la aprobación de créditos para los cierres financieros de los mencionados proyectos.

(Lea: Vías 4G son la autopista de la competitividad de Colombia

No obstante, el coletazo de este escándalo pasó de llenó a los estrados judiciales y los proyectos de vías 4G están retomando el impulso con el que venían el año pasado. Las cifras son concretas: de los 32 megaproyectos, 23 ya tienen cierre financiero aprobado por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), y, de estos, ocho ya cuentan con los recursos garantizados de forma definitiva, llegando así, a casi 30 por ciento de la financiación total.

Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI, se mantiene firme en su postura al indicar que "el caso de Odebrecht es un lunar en las concesiones de cuarta generación y su impacto solo tuvo repercusiones en la Ruta del Sol 2, lo cual demuestra la fortaleza de estos proyectos en transparencia a la hora de contratar".

Como si fuera poco, a las cifras anteriores se suma el hecho de que 17 vías de 4G ya entraron en etapa de construcción y se espera que para finales del 2017 diez más logren sus cie- rres financieros definitivos (por 15,78 billones de pesos); en el 2018, otros ocho (por 9,47 billones de pesos) y, finalmente, en el 2019 lo realicen los últimos cinco (por una cifra de 5,36 billones de pesos).



"El programa está avanzando y lograremos dotar nuestro sistema productivo de una infraestructura a la vanguardia, tal y como lo proyectamos desde que comenzó esta iniciativa” .

COMPARTIR EN TWITTER

"Esto, sin duda, nos deja entrever que el programa está avanzando y que lograremos dotar nuestro sistema productivo de una infraestructura a la vanguardia, tal y como lo proyectamos desde que comenzó esta iniciativa", precisa Juan Martín Caicedo, presi- dente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI).

(Lea: Diez proyectos de 4G, frenados por retraso en inicio de obras)

Lo que sigue a partir de 2018

Los retos son, entonces, igual de grandes o superiores. Tanto así que la magnitud e importancia que tiene este programa se trata de concesiones hasta por 30 años 
supera cualquier gobierno de turno y posición política, por cuenta de que, más que una iniciativa de cálculo electoral, es una propuesta estatal, vital para el desarrollo de Colombia de aquí al 2050.

"Llegó el momento de mirar hacia adelante con optimismo, sin doblar, claro está, la página de las investigaciones respectivas para sancionar a los corruptos”, aseguró el presidente de la CCI en mayo pasado. Así, dio un panorama general de lo que viene en lo que resta del año: investigaciones alejadas de las 4G y un avance sustancial de los proyectos de infraestructura vial.

10 cierres de proyectos presupuestados para 2017 están próximos a cumplirse.

No estaba muy lejos de la realidad. Apenas un mes y medio después de dicho esto, dos fondos de inversión extranjeros llegaron al país a financiar parte de estas asociaciones público–privadas (APP) y el Gobierno lanzó una línea de fondeo en pesos colombianos,
con el fin de incentivar aún más la llegada de capitales foráneos para respaldar sus recursos.
"Los diez cierres definitivos que tenemos presupuestados para este año están cada vez más próximos a cumplirse”, dice Clemente del Valle, presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional, entidad que habilitó la línea de fondeo.

Así pues, un semestre después de conocidos los entramados de Odebrecht en el país, el panorama deja entrever que las iniciativas de APP viales dejaron de lado la crisis de los sobornos y retomaron, a toda máquina, su desarrollo.

(Lea: Inversión privada en vías 4G llegaría este año a  $5,5 billones)

De esta forma se permitirá que, tras muchos años de propuestas y gobiernos, las verdaderas carreteras colombianas se conviertan en un eje de las operaciones logísticas y de transporte en el país. Además, el programa bandera de vías 4G podría ser un referente para países que aún mantienen altos déficits de infraestructura de transporte, sobre todo en su parte vial.

Siga bajando para encontrar más contenido